Hasta 50% OFF! BLACK FRIDAY

ADELGAZO pero no PIERDO GRASA ABDOMINAL ¿Qué puedo hacer para lograr el adelgazamiento?

¿Estás perdiendo peso pero no logras perder esa grasa abdominal que impide que tu abdomen luzca tonificado? No te preocupes! Muchas veces pasa!

Hoy te mostraremos por qué estás perdiendo peso pero no grasa abdominal y también te diremos qué puedes hacer al respecto.

Anuncios

Si has tenido mucho cuidado con lo que comes, has estado ejercitándose bien y has perdido algo de peso pero aún no puedes perder grasa abdominal, tienes que leer este artículo.

Anuncios

Empecemos!

Qué hacer si PIERDES PESO pero NO pierdes GRASA ABDOMINAL

Has logrado adelgazar! Te ves mucho mejor que antes, pero aún quieres más! Quieres perder esa grasa abdominal molesta!

Veamos qué tienes que hacer si lo que estabas haciendo hasta ahora no ha funcionado.

1.- Ten paciencia

Lo primero que vamos a pedirte es paciencia! Si recién has comenzado a alimentarte correctamente y hacer ejercicio y aun no ves los resultados que deseas, es importante que seas paciente.

Perder peso es un proceso que lleva tiempo y lamentablemente no podemos decirle a tu cuerpo que quieres eliminar específicamente la grasa de tu abdomen.

Lo que necesitas es quemar más calorías de las que consumes en las bebidas y alimentos que llevas a tu boca y mantener el esfuerzo.

Cuanto mayor sea tu porcentaje de grasa corporal (aquí puedes descubrir fácilmente el tuyo), más tiempo necesitarás para que tu abdomen luzca mejor.

Para perder un kilo de masa grasa pura, hay que reducir unas 7700 calorías. Con un déficit calórico diario de 500 kcal, son 3500 calorías por semana y poco menos de 500 gramos de pérdida de peso.

Aunque la cantidad ya es enorme, para muchos no es lo suficientemente rápida. Sin embargo, dependiendo del peso inicial, lo ideal es perder entre 0,5 y 1 kilo de peso por semana para poder seguir la dieta, evitar los antojos, evitar la desnutrición y, sobre todo, mantener el peso posteriormente.

Recuerda cuánto tiempo le costó ganar peso hasta llegar a su peso actual. En consecuencia, perder peso también requiere tiempo. La grasa corporal puede ser obstinada, pero se perderá tarde o temprano si sigues siendo igual de persistente.

Utiliza nuestra calculadora para saber cuanto tiempo necesitarías para lucir tus abdominales!

2. Cambia tu entrenamiento

Genial, has perdido peso pero tu barriga no es tan plana como quisieras.

Anuncios

Si has estado corriendo religiosamente 3 veces a la semana o has ido al gimnasio cada dos días haciendo el mismo entrenamiento durante 40 minutos, es posible que hayas alcanzado tu punto máximo.

Has perdido peso, tu cuerpo se ve mejor, está más tonificado que nunca, pero ahora puede hacer frente bien al ejercicio; necesitas un entrenamiento diferente y más desafiante.

Tu cuerpo necesita ser desafiado constantemente.

Si perteneces a un gimnasio, habla con el entrenador a cargo y pídele que diseñe un programa diferente para enfocarte en la grasa del vientre (el entrenamiento HIIT es genial, es entrenamiento en ráfagas cortas y bruscas con períodos de descanso muy breves entre ellos).

Recuerda, cada vez que dominas un régimen de ejercicio, es hora de hacerlo un poco más difícil.

Para deshacerse de la grasa obstinada del vientre, necesitas aumentar constantemente la intensidad y desafío de tus entrenamientos. Las personas que realizan entrenamientos de alta intensidad pueden llegar a perder más grasa del vientre que las que hacen ejercicio de baja intensidad .

Aquí abajo tienes unas rutinas de entrenamiento para hacer en tu casa que puedes incorporar a tu entrenamiento.

2. Incluye más entrenamientos abdominales a tu plan

La dieta y el ejercicio te ayudarán a perder peso y también a definir el tono muscular, pero si tienes un problema en la barriga, debes concentrarte en ello.

Intenta agregar una sesión de solo abdominales varias veces a la semana para apuntar solo a esa área.

Necesitas concentrarte en tonificar al máximo esta zona! ¡De 10 a 20 minutos de ejercicios abdominales cada dos días deberían tonificar tu vientre flácido!

Aquí tienes una buena cantidad de rutinas que te van a encantar.

3. Deja el alcohol

No importa cuánto peso pierdas, el alcohol es el enemigo de tu barriga.

La mayor parte del exceso de azúcar va directamente a tu estómago, por lo que incluso si haces ejercicio regularmente y cuidas lo que come, si bebes mucho alcohol, ¡tu barriga será la gran perjudicada!

La cerveza y las bebidas espirituosas están llenas de azúcar, el vino es un poco mejor. Lo importante será evitar beber alcohol todos los días y que cuando lo hagas lo bebas con moderación.

Tanto los hombres como las mujeres experimentan un descenso de la tasa metabólica a medida que envejecen. Esto significa que el cuerpo también requiere menos calorías que en años anteriores. En el caso de las mujeres, además de este cambio relacionado con la edad, la menopausia se produce entre los 45 y los 55 años. Cuando las mujeres aumentan de peso durante o después de esta fase, suele ser en el abdomen.

4. ¡Necesitas relajarte!

El estrés es una de las razones por las que el cuerpo se aferra al exceso de grasa.

Cuando te sientes estresado, tu cuerpo libera cortisol, esta es la hormona del estrés y agrega grasa abdominal. Lo mejor que puede hacer es asegurarse de tener en cuenta algo de tiempo para mí.

Mejor aún, prueba el yoga. No solo es una excelente manera de eliminar el estrés, sino que también ayuda a promover un físico de aspecto más delgado y tonificado que hará maravillas al recortar esa barriga.

Aquí tienes una buena rutina de yoga para hacer en casa.

5. Tienes la barriga hinchada

Si te sientes estreñido o hinchado, tu barriga no se verá plana y suave, pero afortunadamente esto es muy fácil de manejar.

Anuncios

No siempre es la grasa la que hace fracasar la pérdida de peso: el sueño insuficiente o inadecuado, el estrés, los alimentos salados, los alimentos ricos en carbohidratos y/o la ingesta insuficiente de líquidos, pueden provocar la retención de agua.

Esta agua se deposita en los espacios entre las células y hace que tengamos un aspecto hinchado por la mañana, por ejemplo, o que nos pesen las piernas por la noche.

Consejo: Bebe suficientes líquidos cada día para evitar la retención de líquidos. Esto puede parecer paradójico, pero el cuerpo retiene más agua cuando bebemos poco para protegerse de un periodo de sed. Deberíamos beber al menos dos litros al día, e incluso más si hacemos ejercicio o en días calurosos.

Luego, mira lo que comes.

Si bebes muchas bebidas carbonatadas, también aumentará esa sensación de hinchazón.

Muchas de estas bebidas no solo están llenas de azúcar, sino que cada burbuja contiene aire y ese aire termina en su estómago, ¡por eso se siente hinchado!

También es posible que tengas una intolerancia a los alimentos, así que intente eliminar diferentes tipos de alimentos durante una semana para ver si hacen una diferencia, por ejemplo, los lácteos o el trigo pueden ser las razones por las que tiene la barriga hinchada.

Descubre 12 Formas de reducir la HINCHAZÓN DEL VIENTRE en 24 horas aquí

6. Consume menos azúcar

Anuncios

¿Alguna vez has considerado tu consumo de azúcar?

Puede que no comas dulces, pasteles o chocolate, pero hay azúcares ocultos en todas partes.

El azúcar es el enemigo número uno del vientre y donde acaba la mayor parte. Piensa en las grasas saturadas y los alimentos refinados blancos que come.

Cosas como el pan blanco, galletas y bebidas azucaradas pueden ser la causa de la grasa abdominal.

Se metabolizan muy rápido y eso hace que su azúcar en sangre aumente, lo que lleva a un exceso de grasa.

En lugar de alimentos azucarados y grasas saturadas, prueba más carne magra (también aves), muchas verduras y frutas (que contienen azúcar natural, mucho mejor para usted que el azúcar refinado).

Evita las grasas saturadas y coma grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas que encontrará en los aguacates, nueces, semillas y pescado azul.

Descubre qué es lo que pasa cuando dejas de consumir azúcar! Vas a sorprenderte. Entra ya!!

7. Duerme más

Si no duermes lo suficiente, no perderás esa barriga.

Las personas privadas de sueño tienden a sentirse más lentas durante el día.

Lo más probable es que cuando esa sensación de sueño se active, busques un bocadillo azucarado para aumentar sus niveles de energía.

Esa es una de las razones por las que la grasa de tu vientre no cambia, pero en realidad, cuando no duermes lo suficiente, tu cuerpo no regula sus hormonas con la eficacia que debería.

La hormona que controla el metabolismo se debilita, por lo que su metabolismo se ralentiza.

Es simple, acuéstate más temprano y duerme entre 6 y 8 horas cada noche.

Si tienes dificultades para dormir bien, pruebe la idea del yoga mencionada anteriormente o considere un baño largo, prolongado y relajante antes de acostarse, atenúe las luces, apague todos los dispositivos y escuche música relajante para ayudarlo a quedarse dormido.

ATENCIÓN: Las mujeres se ven más afectadas por las fluctuaciones hormonales debidas al ciclo menstrual que los hombres. En la primera mitad del ciclo, cuando los niveles de estrógenos vuelven a aumentar con el inicio del periodo y alcanzan su punto máximo al cabo de unos 14 días, muy pocas tienen que luchar contra la retención de líquidos. En la segunda mitad, en cambio, aumenta la progesterona, que almacena agua en el cuerpo. Este proceso es completamente natural y no puede ser influenciado. Esto puede dar lugar a fluctuaciones de hasta cuatro o cinco kilos.

8. Consume quemadores de grasa naturlaes

Independientemente de tu consumo de calorías, puede utilizar algunos ingredientes para potenciar la quema de grasa de forma natural y sin efectos secundarios.

Por ejemplo, ciertos ingredientes del vinagre de manzan, los pimientos, el té verde o el chile favorecen la oxidación de las grasas en las mitocondrias de las células.

De este modo, se potencia el metabolismo a través de la dieta y se reduce automáticamente la grasa sin tener que aumentar el déficit calórico.

Las especias termogénicas estimulan el metabolismo, aumentan la quema de grasas y, por tanto, ayudan a perder peso de forma natural. Pero, ¿a qué especias se refiere realmente? Entre otras cosas, la pimienta de cayena, el jengibre, la cúrcuma y la canela se encargan de elevar la temperatura del cuerpo al comer y, por tanto, de quemar energía y calorías. En concreto, las especias aportan un total del diez por ciento al consumo diario de calorías.

Anuncios

Incorpora los siguientes ingredientes a tu dieta diaria según tus gustos y perderás grasa corporal incluso sin un déficit calórico adicional: Quemadores de grasa naturales.

Tips que te ayudarán a perder los kilos que sobran

Logra tu MEJOR VERSIÓN! Mejora tu rendimiento, pierde peso y vive de forma saludable! Es gratis!


Anuncios
RUNFITNERS

Los mejores artículos de running, fitness y vida saludable. Te ayudamos a mejorar tu forma física, adelgazar y mantenerte saludable.

0 0 votes
Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comentario
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
Me encantaría conocer tu opinión, deja tu comentario aquíx
()
x