habitos
Loading...

La obsesión de RunFitners es ayudar a nuestros lectores a correr más rápido, más kilómetros y con menos lesiones.

Esperando cumplir con nuestro gran objetivo, te invitamos a descubrir 9 hábitos que te ayudarán a mejorar tus rendimientos en cualquier distancia.

1.- CUESTAS

El entrenamiento en cuestas debería formar parte de una buena rutina de entrenamiento enfocada a mejorar el rendimiento.

Las cuestas fortalecen las piernas, contribuyen a mejorar la resistencia y la velocidad.

2.- ESTIRAMIENTOS DINÁMICOS

En vez de realizar estiramientos estáticos antes de empezar a correr, te recomendamos que empieces a hacer estiramientos dinámicos.

Los estiramientos dinámicos consisten en ejercicios que hacen trabajar a nuestros músculos y articulaciones con un rango de movimiento similar al que realizamos al correr y puede ayudarnos a entrar en calor antes de iniciar la actividad física.

Cono una rutina de estiramientos dinámicos perfecta para ir a correr.

3.- INCREMENTA TU CADENCIA

La cadencia es la cantidad de pasos que das al correr; es medida en pasos por minutos y se suele recomendar unos 180 ppm como mínimo.

Sin embargo, la mayoría de los corredores tienen una cadencia más baja y por ello te recomendamos que trabajes para incrementarla y aprovecha sus beneficios.

4.- VARIEDAD EN TU CALZADO

 

Alternar tus zapatillas para correr puede ser beneficioso para tus rendimientos, te dará libertad para no depender de un par y te podría ayudar lesionarte menos.

5.- ALIMENTACIÓN DIARIA

Demasiados corredores se preocupan por su alimentación el día de una carrera. Sin embargo, tus rendimientos no se generan los días de las carreras, sino durante las semanas y meses previos.

La forma en que alimentas diariamente afecta tus niveles de energía, la forma en que duermes, tu recuperación, el mantenimiento de tu masa muscular y mucho más. Nuestra recomendación: come limpio.

6.- ENTRENAMIENTO CRUZADO

El entrenamiento cruzado, consiste en la realización de actividades físicas que acompañan el plan de entrenamiento de un corredor y que presentan estímulos diferentes a los del running (trabajan otros músculos o lo hacen de  otra manera o intensidad).

data-ad-format="rectangle"

Actividades como la bicicleta, el elíptico o natación te pueden ayudar a evitar los impactos del running disminuyendo así el riesgo de lesión; mejorar factores de rendimiento, como por ejemplo la fuerza o la economía de carrera; y ofrecer nuevos, motivadores y diferentes estímulos que huyan de la monotonía.

Por ello, te recomendamos que introduzcas dentro de tu plan de entrenamiento algunas sesiones de entrenamiento cruzado de bajo impacto (yoga o pilates también son buenas alternativas).

7.- EVITA LAS SILLAS

Muchos corredores entrenan duro y se alimentan correctamente, pero cometen el error de pasar demasiado tiempo sentados.

Por ello, te recomendamos que evites las sillas. Si tu trabajo te “obliga” a pasar horas sentado, intenta agregar la mayor cantidad de pausas o actividades parado.

8.- ENTRENA TU CORE

Un corredor no solo necesita piernas para correr. Entrena todos los músculos de tu cuerpo y utiliza buena parte de tu tiempo para entrenar tu core (los músculos del tronco).

9.- DUERME MÁS

Debido a la gran cantidad de compromisos sociales, laborales y/o académicos, para un corredor puede ser realmente difícil tener tiempo suficiente para entrenar y dormir una buena cantidad de horas.

Aunque parezca extremo, además de arruinar tus rendimientos, dormir pocas horas puede producirte la muerte.

Por ello, te recomendamos que te asegures de dormir más de 6 horas por día (menos de 6 comienza a ser problemático).

flickr photo by Fort Wainwright Public Affairs Office http://flickr.com/photos/fortwainwright/14381524243 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...