BENEFICIOS RIESGOS CORRER TODOS LOS DIAS
Loading...

¿Quieres saber con qué frecuencia debes correr? ¿Quieres conocer los riesgos y beneficios de correr todos los días? Sigue leyendo!

Beneficios

Muchos corredores se lanzan a correr todos los días, sin conocer los riesgos y beneficios de hacerlo.

Sin embargo, para correr todos los días de forma segura, es importante determinar si estás listos para hacerlo  (aquí te ayudamos a analizarlo) y conocer sus riesgos y beneficios. 

Si crees que estás listo para correr todos los días,  vamos a conocer los beneficios de hacerlo:

.- Te ayuda a aumentar tu kilometraje

Correr todos los días te puede permitir aumentar gradualmente los kilómetros que corres.

Dependiendo la distancia   para la cual estés entrenando (un maratón por ejemplo) , tener un alto kilometraje semanal será clave para que logres terminar la carrera.

.- Mejora tu capacidad aeróbica

La capacidad aeróbica, es la capacidad del cuerpo para consumir, transportar y usar oxígeno para producir energía en un período de tiempo determinado.

Cuando aumentas tu kilometraje mejora tu capacidad aeróbica, por lo que aumentará tu capacidad para obtener energía de forma aeróbica.

.- La mejor forma de ser mejor corredor es corriendo

El entrenamiento cruzado puede ayudarte a mantener una buena forma física, pero si quieres convertirte en un excelente corredor, la mejor forma (la única en realidad) es corriendo.

Cuanto más corres, más eficiente y eficaz te conviertes.

.- Te ayuda a controlar la ansiedad

Cuando llegamos a determinado nivel, estar un día sin correr nos genera demasiada ansiedad, necesitamos hacerlo, aunque sea un rato.

Salir a correr todos los días puede ayudarte a controlar esta ansiedad.

Riesgos

Si bien los beneficios son más que interesantes, es importante que conozcas los riesgos de correr todos los días:

data-ad-format="rectangle"

Sobreentrenamiento

Si decidimos comenzar a correr todos los días, uno de los principales riesgos al cual debemos estar atentos, es el sobreentrenamiento, por lo que si detectamos alguno de sus síntomas disminuir nuestros entrenamientos y darle a nuestro cuerpo el tiempo necesario para descansar.

Desmotivación

Nos encanta correr  y disfrutamos de cada kilómetro, sin embargo, no siempre es fácil mantener elevados los niveles de motivación.

Un plan de entrenamiento duro que incluya correr todos los días y te genere cansancio o te limite tener tus actividades sociales puede llegar a ser mentalmente agotador y/o desmotivador.

Lesiones

Como toda actividad física supone un desgaste físico importante, por lo que siempre hay un riesgo de lesionarte.

Correr todos los días puede aumentar este riesgo por lo que deberás ser precavido y dejarlo únicamente para determinadas fases de nuestro plan de entrenamiento.

Las 3 claves para correr todos los días sin lesionarte


correr todos los días

A algunos corredores les llega  el momento en su vida, en el que la pasión por el running es tan grande, que necesitan correr todos los días para sentirse bien.

Otros corredores, necesitan cumplir con objetivos de kilometraje elevados  por lo que correr todos los días o entrenar en doble turno pueden ser las únicas opciones que tengan para lograrlo.

Por  ello, si llevas un tiempo corriendo, has analizado los beneficios y riesgos de correr todos los días  y consideras que estás listo para hacerlo, te daremos las tres claves para que puedas correr todos los días minimizando las chances de lesionarte.

Duro/Fácil

Para mantenerte alejado de las lesiones y convertirte en un mejor corredor día tras día, hay una regla que deberías conocer y respetar, nunca entrenes duro dos días consecutivos.

Si deseas correr todos los días, cumplir con esta regla es indispensable para lograr nuestros objetivos; organiza tu plan de entrenamiento de manera que realices  un día un entrenamiento duro y al día siguiente uno más liviano y fácil.

En los días duros esfuérzate da lo mejor de ti en cada kilómetro que tengas que correr para aumentar la posibilidades de obtener mejores resultados.

Los días livianos deberías correrlos de manera que tengan efectos regenerativos y recuperadores, por lo que te recomendamos correr a un ritmo relajado  en el que puedas mantener una conversación sin esforzarte y que la duración sea la adecuada a tu forma física y objetivos.

Rota los horarios

Si tienes disponibilidad horaria para organizar tus entrenamientos correctamente, será mas probable que puedas correr todos los días sin lesionarte.

Por ejemplo, suponiendo que puedas organizarte de manera de correr a la mañana y a la tarde, planifica tus entrenamientos intercalando un entrenamiento duro por la mañana, para realizar tu entrenamiento reparador (liviano) en la tarde del día siguiente.

De esta manera, en vez de descansar 24 horas (aproximado claro) puedes llegar a descansar 36 horas, lo que seguramente ayudará tu cuerpo a adaptarse más fácilmente a las exigencias de correr todos los días.

No seas rígido

Esta es sin dudas, la clave más importante para correr todos los días sin lesionarse, no seas rígido! Si un día estas cansado, tienes molestias o simplemente no tienes ganas de salir a correr, no hay problemas que no lo hagas.

Probablemente, será ventajoso para tu cuerpo tomarse un descanso y recargar las energías físicas y mentales para encarar nuestros entrenamientos; escucha las señales de tu cuerpo!.

Si no puedes con tu genio y necesitas mantenerte activo todos los días, el entrenamiento cruzado siempre es una opción recomendable: realizar natación o andar en bicicleta son opciones excelentes para corredores, no las descartes.

Loading...