adelgazar-empezar

Empezar a correr y perder peso es el gran objetivo de muchísimas personas.

Los principiantes necesitan tener su peso bajo control, ya que así podrán iniciarse en la actividad física de forma más segura y rápida.

Cuanto más liviano estés, menor será el esfuerzo al que someterás a tu cuerpo y menor la cantidad de lesiones que podrás sufrir.

Si estás muy pesado, será más difícil moverte, los impactos de cada zancada serán más grandes, y los riesgos serán mayores.

Antes de comenzar con los 5 trucos que te ayudarán a empezar a correr y perder peso de manera segura y saludable,  te explicaremos qué es lo que necesitas para adelgazar y te contaremos el problema al que te enfrentarás.

Aunque recomendamos que leas los puntos siguientes, como sabemos que muchos son ansiosos y desean ir directamente a los consejos, te invitamos a hacerlo ingresando a la página 2.

A continuación te contaremos los 5 trucos que te ayudarán a empezar a correr y perder peso de manera segura y saludable.

LA CLAVE DEL ÉXITO 

Antes que nada, es importante que sepas cuál es la clave del adelgazamiento.

Explicado de forma simple, digamos que para bajar de peso,  necesitas quemar más calorías de las que  ingresan a tu cuerpo a través de la dieta.

Para ello existen dos claves a tener en cuenta: 1) aumentar tu gasto energético y 2) consumir menos calorías.

Combinar estas dos técnicas, prácticamente te aseguran el éxito (haciendo las cosas bien). Veamos un poco más de estos dos conceptos.

.- AUMENTAR TU GASTO ENERGÉTICO

Aumentar tu gasto energético es simplemente elevar la cantidad de calorías que quemas diariamente.

Los dos grandes factores que influyen en el gasto energético, es el metabolismo basal y la actividad física que realizas.

Los latidos del corazón, la función cerebral, la respiración, la digestión y otros procesos de tu cuerpo consumen energía. A este gasto energético se lo conoce como metabolismo basal.

El metabolismo basal de cada persona es diferente, pero una gran parte del consumo energético total diario de una persona (entre el 60/70%) es consecuencia de estos procesos fisiológicos.

La actividad física, es otro componente sumamente importante en lo que hace a gasto energético. Si eres una persona activa, quemas más calorías que alguien que pasa todo el día sentado.

Empezar a correr es una forma perfecta de elevar tu gasto energético. Quemarás calorías mientras corres y después de hacerlo.

En lo que hace a consumir menos calorías, el truco es muy simple y te lo explicaremos en el siguiente punto:  balance energético.

EL PROBLEMA DE LOS PRINCIPIANTES

A la hora de empezar a correr y adelgazar, los principiantes tienen un problema: no están listos para correr demasiado y su gasto energético no será tan grande como el de aquellos corredores que entrenan más tiempo.

Tampoco podrás hacerlo tan frecuentemente como un corredor experimentado.  Por ello, utilizaremos algunos trucos para lograrlo.

.- CONSUMIR MENOS CALORÍAS

Consumir menos calorías es lo que muchos conocen “como hacer dieta”. Dietas hay muchas, algunas llevan al éxito y otras tantas al fracaso.

Detrás de cada dieta, existe un concepto que es importante que conozcas: el balance energético.

El balance energético es el equilibrio entre la energía que entra en tu dieta diaria y la energía que sale de tu cuerpo (la que consumes).

Cuando la energía que entra es mayor a la energía que gastas (balance energético positivo) , las personas aumentan de peso.

Cuando la energía que gastas es mayor a la energía que entra (balance energético negativo), la gente pierde peso.

Si existe equilibrio entre lo que gastas y lo que ingresa a tu cuerpo, mantendrás tu peso.

Los tres macronutrientes de tu dieta diaria: carbohidratos, grasas y proteínas contienen energía y por lo tanto contribuyen al ingreso de energía a tu cuerpo.

Según como sea tu dieta, la proporción de energía que es aportado por cada uno de estos macronutrientes es variable. Algunas personas llevan una dieta con un aporte energético de 80% de carbohidratos, mientras que otras se manejan en el rango del 60/70%.

Asimismo, es importante destacar que no solo la cantidad de carbohidratos, grasas y proteínas que consumes es relevante, ya que cada uno de estos tienen un aporte energético diferente.

Así,  la grasa contiene 9 calorías por gramo, mientras que las proteínas y carbohidratos contienen 4 calorías por gramo.

Hay otro compuesto en los alimentos que puede contribuir a tu ingesta de energía: el alcohol que aporta 7 calorías por gramo.


PÁGINA 2


Loading...