¿Eres de los corredores que sufren de tendinitis rotuliana y no puedes curarte? Entonces este artículo es para tí.

A continuación a analizaremos los resultados de un interesante Estudio que logró reducciones significativas del dolor en solo 4 semanas. No te lo pierdas.

¿QUÉ ES UNA TENDINOPATÍA ROTULIANA?

La tendinitis rotuliana es una de las lesiones más comunes en las rodillas de los corredores y quizás,  junto con la fascitis plantar, sea de las lesiones más molestas y persistentes que un runner pueda sufrir.

En la rodilla actúan dos tendones muy importantes para quienes corremos, el tendón del cuadriceps y el tendón rotuliano.  El tendón rotuliano forma parte del aparato extensor de la rodilla y une la rótula con la tibia.

La tendinitis rotuliana se caracteriza por un dolor punzante en el tendón que, en estados agudos,  puede llegar  a sentirse incluso mientras estás sentado. Las escaleras son la mayor tortura de quienes la sufren y es una de las lesiones que más cuesta eliminar.

Una de las causas típicas son mala técnica de carrera;  estiramientos pobres o inexistentes (la excesiva tensión del cuadriceps provocando la inflamación e incluso el desgarro de dicho tendón); superficies duras, sobreentrenamiento.

La tendinitis es un diagnóstico común en la medicina deportiva, que consistiría en la inflamación del tendón como resultado de micro daños que se producen cuando la unidad musculotendinosa está sumamente sobrecargada con una tensión que es demasiado fuerte y/o repentina.

Sin embargo, cada día existen mas pruebas de que en la mayoría de las tendinitis que sufrimos no existiría proceso inflamatorio,  es decir que,  lo que muchas veces es diagnosticado como tendinitis, usualmente es tendinosis, una patología diferente (Khan et al) .

Así, en un Estudio (Aström y Rausing) realizado en personas con patologías en el tendón de aquiles, se detectó la inexistencia de señales de inflamación en el tendón y pero sí rastros de degeneración (tendinosis) en la mayoría de los casos. Similares resultados dio un Estudio (Khan et al) realizado en personas con problemas en el tendón rotuliano.

La tendinosis es la degeneración del colágeno del tendón en respuesta a una sobrecarga crónica que le impide al tendón sanar y descansar.

Esta degeneración produce la pérdida de la fuerza del tendón y el aumento de su volumen, lo que puede generar el escenario para su inflamación (tendinitis).

En virtud de ello, algunos profesionales, prefieren hablar de tendinopatías, un término que podría incluir ambas “fases” de una larga lesión, la tendinosis y la tendinitis.

Ahora bien, teniendo en cuenta esta pequeña aclaración, a continuación te daremos cuatro consejos para el tratamiento de la tendinitis rotuliana (o mejor dicho tendinopatía rotuliana) que te ayudarán a eliminarla por completo.

Pese a esto, como para la mayoría de los corredores la conocen como tendinitis rotuliana, así nos referiremos a ella.

ISOMÉTRICOS VS ISOTÓNICOS EN LA RECUPERACIÓN DE LAS TENDINOPATÍAS ROTULIANAS

Los ejercicios isométricos son un  forma de ejercitar tus músculos que implica su contracción estática sin ningún movimiento visible en el ángulo de la articulación.
Los ejercicios isométricos pueden ser realizados con el propio peso de nuestro cuerpo, o incorporar peso extra para aumentar la resistencia.

Los ejercicios isómetricos, varían en su duración, según los objetivos y la forma física, pero para corredores lesionados, mantener la contracción muscular durante 15/30 segundos puede llegar a ser un desafío.

Por su parte, los ejercicios isotónicos son los ejercicios que implican movimientos de articulaciones y el acortamiento y alargamiento de un músculo. Los ejercicios isotónicos implican tanto una contracción concéntrica y excéntrica.

Teniendo en cuenta las características especiales de la tendinitis rotuliana una serie de investigadores realizaron un interesante Estudio denominado:  “Do isometric and isotonic exercise programs reduce pain in athletes with patellar tendinopathy in-season? A randomised clinical trial”

El objetivo del Estudio era analizar si los ejercicios isométricos e isotónicos eran efectivos para reducir el dolor generado por esta lesión en plena temporada deportiva y comparar ambos.   A continuación, te contamos los detalles.

Para la realización de este Estudio se solicitó la participación de atletas que sufrían esta lesión y que practicaban su deporte al menos 3 veces por semana.

Los atletas fueron divididos en dos grupos; unos hacían ejercicios isométricos y otros isotónicos (los típicos ejercicios con contracción y relajación).   Cada participante debía realizar los ejercicios 4 veces por semana durante 4 semanas.

Para analizar la evolución, los investigadores registraron la percepción del dolor al realizar sentadillas a una pierna.

Afortunadamente, todos los participantes señalaron una mejora en su calidad de vida al indicar una reducción del dolor luego de 4 semanas de ejercicios. 

En cuanto a la comparativa, ¿hubo diferencias entre el grupo de ejercicios isométricos y los de los isotónicos? Según los resultados, ambos grupos tuvieron similares mejoras en la reducción del dolor.

Vale destacar que los participantes no cambiaron sus hábitos de entrenamiento ni de competición durante esas 4 semanas.

Es decir, NO FUE NECESARIO QUE DEJARAN DE ENTRENAR Y PRACTICAR SU DEPORTE para sufrir menos dolor.

https://runfitners.com/2016/01/tendinitis-rotuliana-dejar-correr/

¿QUÉ EJERCICIOS LES AYUDÓ A REDUCIR EL DOLOR EN SOLO 4 SEMANAS?

extensiones-piernaEl programa de ejercicios isométricos consistió en 5 repeticiones de contracciones isométricas de 45 segundos de duración por cada pierna.

Para hacer estas contracciones, se utilizó la clásica máquina de extensión de piernas en un ángulo de 60 grados (se mantuvo la posición durante 45 segundos).

Por su parte, el programa de ejercicios isotónicos consistió en cuatro series de ocho repeticiones de contracciones isotónicas individuales de las piernas de cada pierna en una máquina de extensión de piernas.

De ser posible, el peso utilizado en cada ejercicio se incrementó en un 2,5% cada semana.

Vale destacar que,  si durante los ejercicios sufrían de dolor o no eran capaces de completar sus repeticiones con la ejecución adecuada, se indicó la reducción del peso de las siguientes repeticiones completando toda la sesión de ejercicios.

IMPORTANTE

Por último, deseamos dejar una una recomendación de nuestro equipo: En vez de utilizar la máquina de extensión de piernas, prueba las sentadillas isométricas de pared.

Pese a los resultados, es importante destacar que en fases de dolor agudo, la realización de ejercicios isométricos puede ser menos dolorosa y por ello, quizás más efectiva.

data-ad-format="rectangle"

https://runfitners.com/2016/02/tratamiento-de-la-tendinitis-rotuliana/

Loading...