superficies
Loading...

Entre corredores, existe una gran tendencia a creer que correr en el pavimento/asfalto o en superficies duras, es dañino para la salud de sus piernas y que puede generar lesiones.

Por ello, muchos corredores intentan evitar correr en superficies duras y/o recurren a las zapatillas con amortiguación extra, creyendo que pueden ayudarlos a reducir la fuerza de los impactos.

Sin embargo, existen algunas buenas razones para dudar de la concepción de que las superficies duras son malas para los corredores y a continuación te las contamos.

Correr en superficies duras: No aumenta el riesgo de lesionarte

Aunque la mayoría de los corredores creen lo contrario, hay pruebas suficientes para afirmar que correr en superficies duras no tiene un impacto directo en tus lesiones  y no tiene porqué aumentar el riesgo de sufrirlas.

Así, en un meta-análisis (Van Gent et al) se analizaron múltiples Estudios, para determinar los principales factores de riesgo en lesiones de corredores.

Como resultado de este meta-análisis, los investigadores señalaron que no detectaron una relación entre la superficie en que los corredores entrenan y las lesiones que padecen.

En otro Estudio (Marti et al) realizado en mas de 4300 corredores, los investigadores intentaron  detectar el origen de las lesiones en corredores.

Como resultado, los investigadores nuevamente señalaron que no detectaron relación entre la superficie donde se entrena y las lesiones padecidas por los corredores.

Asimismo,  en otro interesante Estudio (Dixon et al), se compararon las fuerzas de impacto al correr en diferentes superficies y los investigadores detectaron que no se produjeron diferencias en la magnitud de los impactos recibidos en las piernas.

Es decir, el impacto fue similar en superficies duras o mas “blandas” y los investigadores atribuyeron estos resultados a modificaciones en la forma de moverse de los corredores (realizaron modificaciones en su zancada).

Asimismo, destacaron que el mecanismo de adaptación del movimiento dependió de cada corredor en particular.

Estudios indican que no existe relación entre la superficie en la que corres y las lesiones.

Asimismo, ha surgido que inconscientemente modificamos nuestra forma de correr según la superficie en la que corremos. 

data-ad-format="rectangle"

La superficie en la que corres y la reacción de tus músculos

Otra razón por la que la superficie en la que corres no afecta tus posibilidades de lesionarte, es la forma en que tus músculos responden al correr.

Así, aunque no te des cuenta, tu cerebro analiza la dureza de la superficie y ajusta la rígidez de tus músculos (los contrae en mayor o menor medida) antes de dar cada zancada (Feehery).

Esto es fácilmente comprobable cada vez que corres, ya que si colocas tu mano en tus cuadriceps mientras corres, verás como se comienzan a contraer antes de tocar el piso con el pie.

Tan grande es la capacidad de tu cuerpo a adaptarse a las diferentes superficies en las que corres, que realiza estos ajustes antes del primer paso en una nueva superficie (Ferris).

Aunque puede parecer extraño, cuando corres en superficies mas suaves (como el césped o pasto), tus piernas se contraen con mayor fuerza y al correr en superficies duras (como el asfalto) lo hacen con menos fuerza. 

NUESTRA RECOMENDACIÓN

De estos Estudios, podemos sacar las siguientes conclusiones:

– la superficie en la que corres, no afecta tus chances de lesionarte.

– al correr en superficies mas duras, tu cerebro modifica tu zancada y ajusta la forma en que se contraen los músculos de las piernas para soportar los impactos.

En base a ello, te recomendamos que no tengas miedo al asfalto y entrenes con tranquilidad en él.

Una técnica de carrera inadecuada; aumento excesivo y abrupto del kilometraje que corres; hábitos poco saludables; alimentación incorrecta; son algunos de los factores que pueden contribuir directamente a la aparición de lesiones.

Por ello, si deseas correr sin lesiones, es importante que seas inteligente en la forma en que entrenas (evitando no superar tus límites) y que tomes algunas precauciones en la manera en qué corres (aquí tienes algunos consejos).

NO HAGAS ESTO

Muchos corredores cometen errores graves en la forma de planificar sus entrenamientos (hacen mas de lo que su cuerpo les permite) y en la forma en que corren y sin embargo, culpan al asfalto de sus lesiones. 

Es importante destacar que si el asfalto es la superficie en la cual competirás, buena parte de tus entrenamientos deberían ser en una superficie similar para evitar sorpresas.

Es decir, si eres un corredor amateur que participa exclusivamente de carreras de calle, el asfalto debería ser tu superficie preferida.

Sin embargo, para lograr óptimos resultados y permitir a tu cuerpo que mantenga sus capacidades de adaptación al máximo,  te recomendamos que también corras en otras superficies.

– Incidence and determinants of lower extremity running injuries in long distance runners: a systematic review (Van Gent et al)http://bjsm.bmj.com/content/41/8/469.full#ref-14

– Impact Forces and Muscle Tuning: A New Paradigm (Nigg y Wakeling)http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11210446

– Surface effects on ground reaction forces and lower extremity kinematics in running. (Dixon et al)http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11079523

– On the epidemiology of running injuries. The 1984 Bern Grand-Prix study (Marti et al)http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3381988

– The biomechanics of running on different surfaces. (Feehery)http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2946394

– Runners adjust leg stiffness for their first step on a new running surface. (Ferris)http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10433420

– Muscle activity in the leg is tuned in response to impact force characteristics (Boyer y Nigg)http://www.jbiomech.com/article/S0021-9290(04)00031-4/abstract

flickr.com/photos/peterm7/13357452364

Loading...