Quema 700 calorías en 30 minutos!!

Como bajar los TRIGLICÉRIDOS rápido!

¿Qué son los TRIGLICÉRIDOS? ¿Es malo tener los triglicéridos altos? ¿Como bajarlos? Si te interesa saber la respuesta a estas preguntas, este artículo es para tí!

En este artículo descubrirás:

❱ Qué son los trigliceridos.

Anuncios

❱ Cuáles son los valores normales .

❱ Cómo bajar los triglicéridos

Cuando te haces un análisis de sangre para hacer un chequeo, uno de los puntos importantes a verificar suele ser: el valor de triglicéridos.

Aunque muchos saben que los valores altos de triglicéridos no es algo bueno para su salud, son pocos los que saben qué son y porqué los tienen altos.

Veamos estos puntos!

Como bajar los trigliceridos

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa (lípidos) que se encuentran en tu sangre.

Los lípidos se almacenan en el cuerpo en forma de triglicéridos (probablemente los hayas  visto en tus análisis de sangre) principalmente en el tejido adiposo, pero también dentro de tus músculos y en el hígado.

Tu cuerpo los usa para obtener energía, por lo que necesitas  de los triglicéridos para una buena salud (más abajo te contamos qué pasa cuando los tienes demasiado altos).

Cuando comes, tu cuerpo convierte algunas de las calorías que no necesita usar de inmediato en triglicéridos.

Estos triglicéridos circulan por tu sangre y se almacenan en diferentes lugares de tu cuerpo.

La mayor reserva de energía en el cuerpo humano se encuentra en los triglicéridos del tejido adiposo, y estas reservas son una importante fuente de combustible durante el deporte de resistencia como el running.

Para utilizar esta rica fuente de energía mientras corres, tu cuerpo utiliza un proceso onocido como lipólisis, donde  los triglicéridos del tejido adiposo son hidrolizados, convertidos en ácidos grasos y glicerol y luego transportados a los músculos donde se oxidarán.

Anuncios

Los triglicéridos son un tipo de grasa que tu cuerpo usa para obtener energía.

TRIGLICÉRIDOS ALTOS: Valores, riesgos y síntomas

Ya te dijimos que tu cuerpo necesita de ciertos valores de triglicéridos. Ahora te contaremos cuantos y qué pasa cuando estos valores están muy altos.

Los triglicéridos son un tipo de grasa que circula en la sangre. Los niveles de triglicéridos también se determinan durante un recuento sanguíneo. El valor de la TRG indica el nivel de los triglicéridos.

Los triglicéridos de por sí no son malos, el problema es tener una cantidad elevada en sangre.

La hipertrigliceridemia, conocida comúnmente como tener los niveles de triglicéridos altos, consiste en una elevación anormal del nivel de triglicéridos.

Los valores de hasta 150 mg/dL, o 1,7 mmol/L, se consideran normales. Lo óptimo es que los valores sean inferiores a 100 mg/dL.. Arriba de 150 mg/dl ya se considera hipertrigliceridemia (tienes los triglicéridos altos).

Es recomendable mantener tus niveles en rangos normales (por debajo de los 150 mg/dl), ya que los niveles altos se asocian a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y pancreatitis.

Aquí abajo hablamos más de esto.

trigliceridos
Valores normales de triglicéridos

✔️ Cuáles son los riesgos

El cuerpo humano necesita triglicéridos. Sin embargo, si hay demasiadas de estas grasas en la sangre (más de 150 mg/dl), se puede producir una arteriosclerosis, similar a la del colesterol.

Esta alteración de los vasos sanguíneos, a su vez, se considera un factor de riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Además, los lípidos elevados en sangre también pueden provocar la inflamación del páncreas.

Los niveles elevados de triglicéridos son a veces un signo de que algo va mal en el metabolismo. Por ejemplo, los triglicéridos suelen ser demasiado altos en personas con diabetes, obesidad o enfermedades renales.

Un nivel demasiado alto de triglicéridos afecta tu salud metabólica (la forma de procesar químicamente el azúcar y la grasa para su uso en todo el cuerpo como energía) y puede dar lugar a enfermedades tales como enfermedad coronaria, diabetes y  el temido accidente cerebrovascular.

Además, los triglicéridos altos pueden  ser un signo de síndrome metabólico.

El síndrome metabólico es la combinación de presión arterial alta, azúcar en sangre alta, demasiada grasa alrededor de la cintura, colesterol bueno bajo y triglicéridos altos.

El síndrome metabólico aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y accidente cerebrovascular.

✔️Cuáles son los síntomas

Los triglicéridos altos usualmente no causan síntomas. La forma de enterarte de que tienes HIPERTRIGLICERIDEMIA será a través de un análisis de sangre.

Como bajar los trigliceridos

La reducción de los triglicéridos -en contraste con la reducción del colesterol- es algo en lo que menos gente piensa.

Sin embargo, estas grasas neutras constituyen la mayor parte de los niveles de grasa en la sangre y, al igual que el colesterol, pueden provocar enfermedades cardiovasculares si el nivel es permanentemente demasiado alto.

Descubre aquí cómo reducir los triglicéridos y qué alimentos son útiles.

La modificación del estilo de vida será clave para las personas con triglicéridos elevados.

Anuncios

Aunque más abajo te contamos como alimentarte para bajar tus valores en sangre, a continuación te mostramos algunos cambios que deberás implementar:

✓  Perder peso y mantenerte en un peso saludable.

Perder peso tiene un efecto positivo sobre los niveles de lípidos en sangre en las personas con sobrepeso.

Especialmente en las personas que tienen un alto porcentaje de grasa abdominal, perder peso puede reducir significativamente los niveles de triglicéridos.

Un meta-análisis -es decir, un cálculo resumido de muchos estudios- demostró que los niveles de triglicéridos se reducen en 1,5 mg/dL por cada kilo perdido.

Sin embargo, el efecto varía mucho de una persona a otra: en algunas personas los niveles se redujeron después de unos pocos kilos, en otras la pérdida de peso sólo produjo una ligera reducción de los niveles.

✓ Ser más activo.

Las personas con un estilo de vida deportivo activo tienen con más frecuencia niveles de triglicéridos en el rango normal.

En cambio, las personas que no son deportistas tienen niveles más altos de triglicéridos en las células musculares.

Esto refleja la utilización ineficaz de las grasas. Esto se debe a que el ejercicio conduce a una descomposición y conversión de los triglicéridos.

Anuncios

La medida en que los niveles pueden reducirse mediante el ejercicio depende de factores como los niveles de partida, la intensidad, la duración y el consumo de calorías.

Si los niveles ya están dentro del rango normal, el ejercicio reduce los niveles en una media del 5 por ciento. Si los valores de referencia son elevados, el ejercicio puede reducir los valores hasta un 15-20%.

Para conseguir un efecto demostrable, se recomiendan al menos 2,5 horas de ejercicio moderado, repartidas a lo largo de la semana.

✓ Dejar de fumar y restringe el consumo de alcohol

El consumo de alcohol conduce a un aumento de la formación de triglicéridos en el hígado.

Además, el alcohol dificulta la descomposición de las partículas de transporte ricas en triglicéridos que son transportadas al hígado.

Con el alcohol, la cantidad hace el veneno. Un vaso de vino por la noche no conduce directamente a un aumento de los triglicéridos.

Sin embargo, el consumo de 300 – 400 ml de vino o más al día conduce a un aumento significativo de los niveles de triglicéridos.

En particular, el consumo excesivo unido a una ingesta elevada de ácidos grasos saturados conduce a un fuerte aumento de los niveles.

Con valores moderadamente elevados, es aconsejable reducir el consumo de alcohol a un máximo de una copa por noche. Para muchas personas, la abstinencia de alcohol ya supone una reducción de valores.

Con valores superiores a 500 mg/dL, es aconsejable abstenerse completamente del alcohol para evitar la inflamación del páncreas.

Reduce el estrés

El estrés afecta al cuerpo de muchas maneras. Por un lado, activa el sistema nervioso simpático y la liberación de ciertos neurotransmisores de la médula suprarrenal. E

sto provoca un efecto estimulante. Además, el estrés provoca un aumento de los niveles de cortisol.

Estos neurotransmisores y el cortisol provocan un aumento de los niveles de azúcar en sangre y resistencia a la insulina.

El estrés también provoca la liberación de las denominadas quimiocinas. Las quimiocinas son proteínas de señalización que el organismo libera en realidad como respuesta inmunitaria a las bacterias o los virus.

Los estudios en animales demuestran que el estrés afecta a las hormonas que controlan nuestro comportamiento alimentario.

Las quimiocinas y los niveles hormonales alterados también contribuyen a la resistencia a la insulina. El aumento de los niveles de glucosa y la resistencia a la insulina tienen a su vez un efecto negativo en el metabolismo de las grasas.

Anuncios

A partir de estos resultados, no es de extrañar que exista una relación entre los niveles de estrés más elevados y el desarrollo del síndrome metabólico.

Un análisis resumido muestra, por ejemplo, que quienes experimentan más estrés en la vida cotidiana también tienen niveles de triglicéridos más altos por término medio.

En este caso, el estrés provocado por el trabajo parece tener una mayor influencia en el metabolismo. Sin embargo, la razón de esto queda por aclarar.

Tampoco está claro en estos estudios hasta qué punto el estrés tiene un efecto directo sobre el metabolismo de las grasas.

Anuncios

Al fin y al cabo, el estrés suele provocar atracones, que también afectan a los triglicéridos y a otros factores de riesgo. Sin embargo, no se pueden ignorar los efectos negativos sobre la salud física y mental.

DIETA PARA BAJAR LA HIPERTRIGLICERIDEMIA

Esta es una pregunta central que se hacen muchos afectados. De hecho, la elección de los alimentos influye directamente en la concentración de triglicéridos.

Además de los factores mencionados anteriormente, la dieta también tiene el potencial de mantener los triglicéridos dentro de un rango saludable. Cambiando la dieta, los niveles pueden reducirse entre un 20 y un 50%.

Por lo tanto, la nutrición y la composición adecuada de la dieta son factores importantes para reducir los triglicéridos.

A continuación te damos los mejores trucos nutricionales para que puedas bajar los triglicéridos:

✓ Reduce las grasas saturadas y las grasas trans.

Estas son las grasas que se encuentran comúnmente en productos de origen animal, comidas rápidas, productos horneados comercialmente y otros alimentos envasados.

✓ Consume grasas  mono y poliinsaturadas.

Estos se encuentran en el aceite de oliva.

✓  ¿Qué alimentos pueden reducir los triglicéridos?

Comer verduras siempre que sea posible es un paso importante para reducir los triglicéridos. Las verduras y la fruta constituyen la base de una dieta sana, baja en grasas y azúcares y, por tanto, respetuosa con los triglicéridos.

Sin embargo, son mejores las frutas con bajo contenido en fructosa (bayas, papaya, sandía, etc.). Esto se debe a que el azúcar, al igual que el alcohol y las bebidas azucaradas, hace que los niveles de triglicéridos aumenten, ya que el cuerpo puede producir las grasas por sí mismo a partir del alcohol y el exceso de azúcar.

También se consideran beneficiosos los alimentos con mucha fibra (manzanas, peras), poca (espinacas) o grasa saludable (aguacate, frutos secos) y bajo contenido en carbohidratos (productos lácteos bajos en grasa, soja). Los aceites de pescado también pueden ayudar a reducir los triglicéridos.

Obtén la mayoría de tus calorías de frutas, verduras y productos lácteos sin grasa o bajos en grasa.

✓ Restringe el consumo de alcohol

Bebe alcohol solo con moderación. El alcohol está lleno de calorías vacías que son particularmente malas para los triglicéridos altos

✓  Cuidado con los carbohidratos. Evite azúcares añadidos y refinados

Los hidratos de carbono, junto con el alcohol, son los que más influyen en los triglicéridos.

Se sabe que una dieta muy alta en hidratos de carbono y baja en grasas aumenta la formación y retrasa la descomposición de las proteínas de transporte que contienen triglicéridos

Además de la cantidad de hidratos de carbono, la calidad de los mismos es especialmente importante. El cuerpo absorbe rápidamente los carbohidratos de rápida digestión.

Esto provoca un aumento rápido y elevado de los niveles de glucosa en sangre y se considera poco saludable. La sustitución de los hidratos de carbono simples por los complejos provoca un aumento más lento de los niveles de azúcar en sangre, lo que es beneficioso para el metabolismo de las grasas.

Los carbohidratos fáciles de digerir incluyen principalmente los azúcares añadidos en los alimentos precocinados o los refrescos.

La regla es: cuanto menos azúcar, mejor.

La Asociación Americana del Corazón recomienda lo siguiente para la ingesta diaria de azúcares añadidos: Las mujeres no deben consumir más de 100 calorías o unas 6 cucharaditas, y los hombres no más de 150 calorías o unas 9 cucharaditas.

Asimismo, el pan blanco, los productos de harina blanca y los zumos proporcionan hidratos de carbono que se digieren rápidamente. Por ello, es aconsejable sustituir estos productos pieza a pieza por productos integrales, legumbres y verduras.

✓Come pescado

Consume pescado como fuente de proteína una o dos veces por semana.

Pescados, como el salmón, son ricos en ácidos grasos omega-3 que ayudan a reducir los triglicéridos.

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos poliinsaturados. En particular, los ácidos grasos omega-3 de cadena larga, EPA y DHA, tienen un efecto positivo sobre los niveles de lípidos en sangre. Por cada gramo de ácidos grasos consumido, los triglicéridos pueden reducirse entre un 5 y un 10 por ciento.2

En comparación con la administración de estatinas solas, la combinación con el ácido graso EPA reduce el riesgo cardiovascular en un 53% adicional.

Sin embargo, el efecto preventivo del EPA sólo se observó en personas cuyos niveles de lípidos en sangre estaban en el rango no saludable.

El efecto protector no se debe únicamente a la mejora de los triglicéridos. Los ácidos grasos también tienen un efecto positivo sobre otros factores de riesgo.

Los ácidos grasos omega-3 tienen efectos antiarrítmicos, antitrombóticos, antiarterioscleróticos y antiinflamatorios, y tienen un efecto positivo sobre la presión arterial y la función vascular.

La Sociedad Alemana de Nutrición recomienda una ingesta de 250-500 mg de ácidos grasos omega-3 de cadena larga.

Estos ácidos grasos se encuentran principalmente en el pescado y los animales marinos. Como fuente vegetariana, algunos tipos de algas son adecuados.

Entre ellos se encuentran, por ejemplo, las algas rojas que componen las hojas de nori, o microalgas como la chlorella o la espirulina.

La ventaja de los ácidos grasos omega-3 sobre los medicamentos es que no tienen efectos secundarios. Además, los ácidos grasos omega-3 pueden combinarse con otros medicamentos según se desee.

✓ Consume alimentos ricos en fibra

La fibra dietética es un tipo de carbohidrato que se encuentra en los alimentos vegetales.

Asegúrate de tener mucha fibra en tu dieta. Los productos integrales agregan fibra y lo ayudan a evitar comer en exceso porque te llenan.

Una dieta rica en fibra tiene un efecto positivo sobre varios factores de riesgo. Un estudio resumido muestra que las personas que siguen una dieta rica en fibra tienen niveles más bajos de triglicéridos y colesterol por término medio..

Por lo tanto, la recomendación es consumir la mayor cantidad de fibra dietética posible. El valor objetivo es una ingesta de 35 g al día.

Esto reduce el riesgo de muerte prematura entre un 10 y un 48%.

Una dieta rica en fibra dietética se asocia, por ejemplo, con una incidencia de ictus un 26% menor.

Las fibras alimentarias apenas se digieren y sirven como fuente de energía para las bacterias intestinales. Así pues, las fibras alimentarias tienen un efecto positivo en la función intestinal.

Se encuentran en cantidades considerables en las verduras, las frutas, los frutos secos, las legumbres y los cereales integrales. Al aumentar la ingesta de fibra, es aconsejable beber más agua.

Esto se debe a que la fibra dietética extrae agua del cuerpo y entonces se hincha literalmente. Además, la fibra dietética mantiene la saciedad durante mucho tiempo y, por lo tanto, evita los antojos de comida y los atracones.

  ESTOS CAMBIOS NO SOLO TE AYUDARÁN A BAJAR TUS TRIGLICÉRIDOS, SINO A ESTAR MÁS SALUDABLE Y SENTIRTE MEJOR

Remedio casero para bajar los triglicéridos

Aquí compartiremos un «remedio casero» que puede ser muy útiles para bajar los triglicéridos.

Vinagre de sidra de manzana

En el año 400 a.C., Hipócrates describió el vinagre de sidra de manzana como tratamiento para diversas enfermedades.

En los últimos años, los científicos han investigado el potencial terapéutico del vinagre de sidra de manzana en estudios.

Los compuestos polifenólicos que contiene el vinagre de sidra de manzana promueven la salud.

El vinagre de sidra de manzana contiene flavonoides antioxidantes, que tienen un efecto positivo en las enfermedades inflamatorias crónicas, como las cardiovasculares.

En estudios con animales, el consumo de vinagre de sidra de manzana demostró ser eficaz para mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Un estudio en humanos también demostró que los triglicéridos mejoraban en aquellos que consumían vinagre de sidra de manzana a diario. El mismo efecto no se produjo en el grupo de control.

Además, el consumo tuvo un efecto positivo sobre el peso corporal, aunque los grupos sólo se diferenciaron mínimamente en la ingesta y el consumo de energía y las comidas.

El mecanismo subyacente sigue sin aclararse. Es posible que el ácido acético contenido bloquee la acumulación de grasa.

En el estudio, el consumo de 15 ml diarios -menos que un trago pequeño- resultó suficiente para observar estos efectos.

Estatinas: ¿medicamento para bajar triglicéridos rápido?

Si los niveles de lípidos en sangre se asocian a un riesgo elevado, existen medicamentos que pueden reducir los niveles de forma eficaz y rápida.

Si los niveles de triglicéridos superan los 400 mg/dL, debe considerarse el uso de medicamentos.

Esto se debe a que se puede suponer que los valores aumentarán a más de 1000 mg/dL después de una comida, lo que tiene un efecto negativo en la salud.

Las estatinas son los fármacos más utilizados para mejorar los niveles de lípidos en sangre. En función del riesgo general y de los niveles de colesterol, las estatinas se utilizan para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Las estatinas reducen los triglicéridos al provocar un aumento de la degradación de los triglicéridos y la eliminación de las proteínas de transporte ricas en triglicéridos.

Además de reducir los triglicéridos, las estatinas también mejoran los niveles de colesterol. Esto se debe a que las estatinas reducen la producción de colesterol del propio organismo.

Como resultado, se forman más receptores de LDL, de modo que el hígado absorbe más colesterol LDL y, por tanto, circula menos colesterol LDL en la sangre.

Las estatinas son capaces de reducir directamente los triglicéridos entre un 10 y un 20%.

En personas con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o con diabetes de tipo 2, la toma de estatinas se asocia a un menor número de eventos cardiovasculares.

Los efectos secundarios más comunes de las estatinas en dosis altas son el dolor muscular y la elevación de los niveles de enzimas hepáticas.

Fibratos

Además de las estatinas, los fibratos también se utilizan para mejorar los niveles de lípidos en sangre. Por un lado, los fibratos activan las enzimas encargadas de descomponer los triglicéridos.

Por otro lado, los fibratos bloquean la síntesis de colesterol en el hígado y la liberación de partículas de LDL. Este último evita que el exceso de colesterol sea transportado desde el hígado a la sangre, favoreciendo así la arteriosclerosis.

En cambio, los fibratos aumentan la producción de partículas HDL en un 10%, que transportan el colesterol de vuelta al hígado.

Dependiendo de cada persona, los fibratos son capaces de reducir los niveles entre un 20 y un 70%.

Cuando se toman en combinación con estatinas, los fibratos no parecen proporcionar ningún beneficio adicional.

Los fibratos interactúan con otros medicamentos, especialmente con las estatinas. Por lo tanto, los fibratos sólo se prescriben en casos excepcionales.

Entre los posibles efectos secundarios de los fibratos se encuentran la enfermedad muscular inflamatoria, la enfermedad de cálculos biliares o los valores elevados de la función renal.

Los valores renales elevados vuelven a disminuir tras la interrupción de los fibratos y no desencadenan daños renales. La enfermedad muscular inflamatoria suele ser el resultado de la administración simultánea de estatinas y fibratos.

Los fibratos son útiles en personas con un riesgo muy elevado de enfermedad cardiovascular y una dislipidemia persistente.

Por ejemplo, en personas cuya calcificación arterial sigue progresando aunque los niveles de colesterol LDL estén dentro del rango normal.

En los casos de triglicéridos gravemente elevados por encima de 1.000 mg/dL, se decide caso por caso si es apropiado el uso de fibratos en el tratamiento.

Ezetimiba

La ezetimiba puede utilizarse en combinación con dosis bajas de estatinas para reducir aún más el riesgo cardiovascular.

Tiene un efecto positivo sobre la cantidad de grasa en la sangre después de una comida. Además, además del efecto de las estatinas, la ezetimiba disminuye la cantidad de proteínas transportadoras ricas en triglicéridos.

Además, se reduce la absorción de colesterol, por lo que los niveles de colesterol mejoran.

La ezetimiba tiene un efecto indirecto sobre los triglicéridos, pero provoca una reducción de entre un 5 y un 10% adicional.

No obstante, hay que decir que el efecto sobre los niveles de triglicéridos debe clasificarse como más bien pequeño.La ezetimiba también se considera un fármaco muy seguro y se tolera muy bien.

¿EL RUNNING ME AYUDA A BAJAR LOS NIVELES DE TRIGLICÉRIDOS?

Correr al igual que otras actividades físicas es sumamente beneficioso para tu salud, pero lamentablemente no es la solución a tus errores alimenticios.

En cuanto a los triglicéridos pasa algo similar. El running ayuda, pero no salva. Veamos los resultados de un Estudio al respecto.

El Estudio titulado: «Acute High-Intensity Endurance Exercise is More Effective than Moderate-Intensity Exercise for Attenuation of Postprandial Triglyceride Elevation» fue realizado en ciclistas pero resulta sumamente aplicable.

En él se contó con la participación de 6 sujetos que se sometieron a tres pruebas. Durante estas 3 pruebas les extrajeron sangre en reiteradas oprtuniades.

En la primer prueba, los participantes desayunaron sin haber realizado actividad física la tarde previa.  . En las horas posteriores a la hora de desayuno, se realizaron las extracciones de sangre.

En la segunda prueba, los mismos participantes desayunaron (la misma composición) pero la tarde previa habían rodado en bicicleta 60 minutos a un ritmo moderado.

En la tercer prueba, volvieron a desayunar lo mismo, pero en la tarde anterior habían realizado un entrenamiento de intervalos de una duración de 40/45 minutos.

estudio

Los resultados fueron interesantes. Todos los participantes sufrieron elevación de los triglicéridos después del desayuno.

Sin embargo, la elevación fue mucho más elevada cuando los participantes no realizaron actividad física y mucho más reducida cuando realizaron entrenamientos de intervalos.

¿Qué quiere decir esto? Que el running podría reducir el riesgo de altos valores de triglicéridos, pero que no alcanza si tu alimentación no es la correcta.

QUÉ CAUSA LOS NIVELES DE TRIGLICÉRIDOS ALTOS

La principal causa de triglicéridos altos es tu alimentación. Veamos los errores más comunes:

❱❱❱ Consumes demasiadas calorías

Consumir más calorías de las que necesitas diariamente, es una causa directa de triglicéridos altos.

¿Por qué pasa esto? Simple,  las calorías que no se utilizan se almacenan en forma de triglicéridos.

❱❱❱ Exceso de alimentos altos en azúcar 

Basar tu alimentación en carbohidratos simples, como el azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa y alimentos hechos con harina blanca, es otro gran problema.

Si eres un runner, ten en cuenta que el consumo excesivo de geles energéticos y bebidas deportivas también encaja dentro de este punto.

❱❱❱ Abusas del alcohol

El alcohol es rico en calorías  y tiene un efecto particularmente potente en los triglicéridos.

Incluso pequeñas cantidades de alcohol pueden elevar los niveles de triglicéridos.

Si eres runner, recuerda que además, afecta tu recuperación post-entrenamiento y tus rendimientos.

Restringe su consumo.

CERVEZA

❱❱❱ Consumes demasiadas grasas trans

Las grasas trans se pueden encontrar en algunos alimentos fritos y en productos horneados comerciales, como galletas y pasteles.

Evítalas a como dé lugar.

Se puede decir que un alimento tiene grasa trans si en su etiqueta nutricional lees que contiene «aceite parcialmente hidrogenado«.

❱❱❱ Estás consumiendo demasiados aceites y grasas animales

Los aceites calentados, las carnes a la parrilla o carnes cocidas a temperaturas muy altas,tienden a elevar los triglicéridos. Presta atención a no abusar de ellas.

❱❱❱ Algunos medicamentos

Ciertos medicamentos también pueden aumentar los triglicéridos.

Estos medicamentos incluyen:

✖ Tamoxifeno (una droga para el cáncer de mama)

✖ Esteroides

✖ Diuréticos.

✖ Estrógeno.

✖ Pastillas anticonceptivas.

Los triglicéridos pueden aumentar con la obesidad, la inactividad física, la dieta alta en carbohidratos, el tabaquismo, enfermedades como la diabetes y la insuficiencia renal, medicamentos como estrógenos, tamoxifeno y corticosteroides y trastornos genéticos.

TRIGLICÉRIDOS pinterest
TRIGLICÉRIDOS ALTOS
Trucos para bajar los triglicéridos
Los PELIGROS Triglicéridos ALTOS

Logra tu MEJOR VERSIÓN! Mejora tu rendimiento, pierde peso y vive de forma saludable! Es gratis!


Anuncios
RUNFITNERS

Los mejores artículos de running, fitness y vida saludable. Te ayudamos a mejorar tu forma física, adelgazar y mantenerte saludable.

0 0 votes
Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, deja tu comentario aquíx
()
x