sangre

Junto con el corazón y los vasos sanguíneos (arterias, arteriolas, venulas, venas y capilares), la sangre es uno de los elementos que forman el sistema cardiovascular.

Cada uno de estos son esenciales para el funcionamiento del sístema: el corazón bombea sangre; los vasos sanguíneos son las vías de transporte y la sangre es el medio de transporte de oxígeno, nutrientes, hormonas y sustancias de desecho.

Sin corazón, la sangre no se movería; sin vasos sanguíneos, la sangre no llegaría a ningún lugar y sin sangre el corazón no tiene nada que bombear y los vasos sanguíneos nada que transportar.

Como la sangre es un elemento esencial de la vida humana y el rendimiento deportivo, a continuación te contaremos algunos datos muy importantes sobre ella.

LA SANGRE Y LOS CORREDORES

La sangre está compuesta de glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y plasma líquido.

Los glóbulos rojos (eritrocitos) transportan el oxígeno a través de la hemoglobina ; los blancos (leucocitos) son parte de tu sistema inmune; las plaquetas son fragmentos de células pequeñas responsables de la coagulación de la sangre y el plasma líquido, es la porción líquida de la sangre.

La sangre, esa sustancio de tonalidad roja que circula por tus venas, realiza importantes funciones dentro de tu cuerpo, entre las que vale la pena destacar:

– OXÍGENO

Para moverte mientras corres, los músculos obtienen energía mediante sistemas energéticos metabólicos: el  aeróbico y el anaeróbico.

El sistema aeróbico (el sistema preponderante cuando corres en distancias desde los 10k al maratón), genera la energía mediante el oxigeno que respiramos.

Para ello, tus fibras musculares requieren de la sangre que les permita hacer llegar el oxígeno que respiras.

– NUTRIENTES

Además de oxígeno, la sangre es el medio utilizado para transporta nutrientes esenciales para corredores, como por ejemplo:

– Glucosa

– Aminoácidos

– Ácidos grasos

Gracias a la sangre y los vasos sanguíneos, estos nutrientes llegan a tus músculos.

– DESECHOS

 Elimina residuos, tales como dióxido de carbono (cuando respiras oxígeno y como resultado de los procesos metabólicos  y urea (el producto de la degradación de las proteínas por el hígado).

– TUS DEFENSAS

La sangre colabora con funciones inmunológicas, incluyendo la circulación de las glóbulos blancos de la sangre y la detección de material extraño.

Es decir, la sangre es la que permite que los glóbulos blancos, las células encargadas de defender al organismo de las infecciones y eliminar los residuos y desechos de los tejidos, entren en acción cuando tu organismo lo necesita.

– HORMONAS

Además de nutrientes y oxígeno, la sangre es el medio de transporte de hormonas, que funcionan como “mensajeros” y tienen vital importancia en diversos procesos corporales esenciales.

– TEMPERATURA

Para funcionar, tu cuerpo necesitar mantener su temperatura en valores equilibrado (cercanos a los 37 grados).

Para ello,utiliza la termoregulación,  la habilidad de mantener la temperatura corporal dentro de los niveles de equilibrio necesarios para que las funciones corporales puedan realizarse con normalidad.

La sangre, impulsada y distribuida por el sistema cardiovascular, es el principal medio que transporta el calor hacia los capilares en tu piel.

DATOS IMPORTANTES

Ademas de estas funciones vitales de la sangre, es interesante conocer los siguientes datos:

– Aproximadamente el 7% de tu peso corporal corresponde a la sangre.

– Un adulto promedio tiene aproximadamente 5 litros de sangre circulando.

– Aproximadamente el 55% de la sangre es plasma sanguíneo del cual el 90% es agua (el resto son proteínas, grasas, glucosa, vitaminas, hormonas, oxígeno, etc).

– Uno de los primeros cambios fisiológicos observados en un corredor que comienza a entrenar en forma habitual es  un aumento en el volumen de sangre.

data-ad-format="rectangle"

[learn_more caption=”Imagen”] .flickr.com/photos/visualdoubts/4383450906[/learn_more]

Loading...