LINFOCITOS

¿Te hiciste un análisis de sangre y observas que tienes los glóbulos blancos y los LINFOCITOS ALTOS? ¿Quieres saber qué son los linfocitos y qué significa que estén elevados? Vamos a verlo!

INFOGRAFÍA LINFOCITOS

En este artículo vas a aprender todo esto:

❱❱❱  ¿Qué es un linfocito? Es un tipo de glóbulo blanco que es parte del sistema inmune.

❱❱❱ ¿Son todos iguales? No, hay dos tipos principales de linfocitos: células B que producen anticuerpos que se usan para atacar bacterias invasoras, virus y toxinas; y células T que destruyen las propias células del cuerpo que se han apoderado de los virus o se vuelven cancerosas.

❱❱❱ ¿Cuál es la causa de los linfocitos altos? Enfermedades como la gripe, la varicela, la tuberculosis,etc.

❱❱❱ ¿Como puedes bajarlos? El mejor truco para bajar los linfocitos es visitar a tu médico y determinar la causa de los valores altos. Más abajo explicamos otras técnicas que pueden ayudarte.

LINFOCITOS ALTOS: QUÉ SIGNIFICA

Un nivel de linfocitos superior al 40/45% se considera anormalmente alto (patología conocida como linfocitosis).

Hay muchas causas posibles para que se dé un recuento de linfocitos anormalmente alto en los resultados de un análisis de sangre.

data-ad-format="rectangle"

❱❱❱ Causas

La causa más común de linfocitos altos  son los procesos infecciosos virales.

También puede representar algo más serio, como un cáncer de sangre o una infección crónica.

Algunas de las causas básicas de un conteo elevado de linfocitos son enfermedades como:

✘ Gripe,

data-ad-format="rectangle"

✘ Varicela,

✘ Tuberculosis (un tipo de infección que generalmente afecta los pulmones),

✘ Paperas,

enfermo antes de la carrera

✘ Rubéola (infección viral que afecta tanto a niños como adultos),

✘ Tos ferina,

✘ Brucelosis

✘ Herpes simple.

Otras condiciones que pueden causar una cantidad anormalmente elevada de linfocitos abarcan la mononucleosis, la hepatitis, la toxoplasmosis y el citomegalovirus

Ciertos medicamentos también pueden generar linfocitosis.

QUE HACER SI TIENES LINFOCITOS ALTOS

Un alto recuento de linfocitos (linfocitosis) surge como consecuencia de una prescripción médica  que suele realizarse para  ayudar a diagnosticar una afección que ya estás experimentando.

Rara vez es un hallazgo inesperado o simplemente descubierto por casualidad.

Por ello, luego de realizar el análisis, será importante que visites a tu médico, quien podrá explicarte a la perfección lo que significan estos resultados.

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que  hay algunas cosas que pueden afectar los resultados de tu análisis de sangre.

Por ello, será esperable que tengas valores altos de linfocitos si:

❱❱❱ Has sufrido una infección reciente.

❱❱❱ Has realizado quimioterapia o radioterapia.

❱❱❱ Te has operado.

❱❱❱ Estás embarazada.

❱❱❱ Estás atravesando altos niveles de estrés.

❱❱❱ Estás padeciendo una enfermedad como el HIV

COMO BAJAR LOS NIVELES DE LINFOCITOS

Si te has asustado por tus niveles en sangre, a continuación te contamos los trucos para bajarlos:

El primer paso es determinar cuál es la causa.

Para ello, será indispensable que consultes a un médico para te ayude a determinar por qué tu sistema inmunológico está en alerta.

Las infecciones pueden causar inflamación en el cuerpo, así que asegúrate de agregar alimentos antiinflamatorios a tu dieta.

Los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en los pescados grasos como el salmón, el aceite de hígado de bacalao, las sardinas o la caballa son algunas de las mejores fuentes de compuestos antiinflamatorios.

 Además, trata de evitar los alimentos altamente azucarados o los alimentos procesados, ya que pueden contribuir a una mayor inflamación en el cuerpo.

❹ También es recomendable que aumentes la ingesta de alimentos con vitamina C, incluidas las frutas cítricas, los pimientos y el brócoli.

La vitamina C es una vitamina esencia y  altamente asociada con un sistema inmune más fuerte y la  prevención de infecciones.

 Finalmente, debes darle un descanso a tu cuerpo y asegurarte de que estás durmiendo lo suficiente.

Una de las razones por las que sufrimos de enfermedades e infecciones es porque el estrés tiende a comprometer el sistema inmunológico.

QUÉ SON LOS LINFOCITOS

Son un tipo de leucitos (glóbulos blancos), actores fundamentales de tu sistema inmune.

Para poder entender qué son los linfocitos y por qué varían sus valores en sangre, empezaremos explicando su relación con el sistema inmune.

El sistema inmune es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus.

A través de una serie de procesos sincronizados y organizados, tu cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden, los llamados antígenos.

Los grandes protagonistas de la lucha contra estos antígenos son los glóbulos blancos (leucocitos): neutrófilos, monocitos, eosinófilos, basófilos, linfocitos T, linfocitos B y células NK (natural killer).

Es decir que, los linfocitos son uno de los tipos de leucocitos, también conocidos como glóbulos blancos.

En base a sus funciones específicas, hay dos tipos principales de leucocitos:

❱❱❱ Los fagocitos son células que devoran a los organismos invasores.

❱❱❱ Los linfocitos son células que permiten que el cuerpo recuerde y reconozca a invasores previos y ayudan al cuerpo a destruirlos.

Tu médula ósea produce constantemente células que se convertirán en linfocitos.

Algunos entrarán en tu torrente sanguíneo, pero la mayoría se moverán a través de tu sistema linfático (el grupo de tejidos y órganos, como el bazo, las amígdalas y los ganglios linfáticos, que protegen a tu cuerpo de la infección).

Alrededor del 25 por ciento de los nuevos linfocitos permanecen en la médula ósea y se convierten en células B.

El resto 75% viajan a su timo y se convierten en células T.

linfocitos

❱❱❱ Linfocitos B

Reconocen antígenos y producen anticuerpos para combatirlas.

❱❱❱ Linfocitos T

Por su parte, hay tres tipos de linfocitos T (cada uno con funciones propias): células T citotóxicas, T auxiliares,  y T reguladoras.

Las células T citotóxicas, destruyen las células de tu cuerpo que han sido infectadas con un antígeno, células cancerosas y células extrañas como órganos trasplantados.

Las células T auxiliares dirigen la respuesta inmune de las células B y otras células T.

Las células T reguladoras suprimen tu sistema inmunológico para mantener tu respuesta bajo control.

Además de prevenir las enfermedades autoinmunes, también previenen que otros glóbulos blancos combatan antígenos reales o percibidos.

Los antígenos percibidos incluyen sustancias como alérgenos y bacterias normales de la flora en el tracto gastrointestinal.

Básicamente, digamos que los linfocitos B y T trabajan juntos para combatir la infección.

LEUCOCITOS ALTOS

Ya dijimos que los linfocitos son un tipo de leucocito (glóbulos blancos).

Ahora te explicaremos qué pasa cuando en un análisis de sangre  tus niveles de leucocitos están elevados.

❱❱❱ Tipos de glóbulos blancos y sus funciones

Existen diferentes tipos de glóbulos blancos, cada uno con diferentes responsabilidades:

Los linfocitos

Son vitales para producir anticuerpos que ayudan al cuerpo a defenderse contra bacterias, virus y otras amenazas percibidas

Los neutrófilos

Son poderosos glóbulos blancos que destruyen bacterias y hongos

Los basófilos

Alertan al cuerpo sobre las infecciones al secretar sustancias químicas en el torrente sanguíneo, principalmente para combatir las alergias.

Los eosinófilos

Son responsables de destruir parásitos y células cancerosas, y son parte de una respuesta alérgica

Los monocitos

Son responsables de atacar y descomponer los gérmenes o bacterias que ingresan al cuerpo de una persona.

Valores normales de glóbulos blancos

La mayoría de las personas producirá grandes cantidades de glóbulos blancos  (alrededor de 100 mil millones por día).

Los niveles normales de laboratorio informados están entre 4,000 y 11,000 células por microlitro de sangre, aunque esto puede variar de acuerdo con la raza de una persona.

❱❱❱ Leucocitos altos

Al aumento en los glóbulos blancos se lo conoce como leucocitosis.

Suele ocurrir en respuesta a las siguientes condiciones:

✖ Infección

✖ Inmunosupresión

✖ Medicamentos como corticosteroides

✖ Ciertos cánceres, como la leucemia linfocítica aguda o crónica

✖ Inflamación como la que se experimenta con la artritis reumatoide

✖ Lesión

✖ Estrés emocional

✖ El embarazo y el parto

✖ Reacciones alérgicas

✖ Ejercicio excesivo

Si aumentan los niveles de un tipo particular de glóbulo blanco, estas pueden ser las causas específicas.

✚ Monocitos altos

Si una persona tiene altos niveles de monocitos, puede indicar la presencia de una infección crónica, un trastorno autoinmune o sanguíneo, cáncer u otras afecciones médicas.

✚ Neutrófilos altos

Si una persona tiene niveles elevados de neutrófilos en su cuerpo, el trastorno se conoce como leucocitosis neutrofílica.

Esta condición es una respuesta física normal a un evento, como una infección, lesión, inflamación, algunos medicamentos y ciertos tipos de leucemia.

✚ Basófilos altos

Pueden aparecer niveles elevados de basófilos en personas con antecedentes de enfermedad tiroidea poco activa, conocida como hipotiroidismo, o en otras afecciones médicas.

✚ Eosinófilos altos

Si una persona registra altos niveles de eosinófilos, el cuerpo puede estar reaccionando a una infección parasitaria u otra, alergeno o asma.

Loading...

Linfocitos altos

Loading...