RIÑONES

A medida que corremos es normal que deseemos convertirnos en mejores corredores, y para ello, intentamos buscar nuevas maneras de entrenarnos y alimentarnos para lograr nuestro rendimiento físico óptimo.

Lo cierto es que muchos corredores, son realmente precavidos a la hora de cuidar sus músculos y articulaciones, pero se olvidan de los órganos que no se ven, pero que cumplen una función importantísima para que podamos estar con vida y disfrutar cada kilómetro que corremos.

Entre estos órganos olvidados, se encuentran los riñones y de ellos queremos hablar en esta nota: 

Loading...

Funciones

Los riñones son  dos órganos situados a ambos lados de la columna vertebral en la región posterior del abdomen y sus principales funciones son:

Filtrar la sangre del aparato circulatorio, eliminando sus desechos (diversos residuos metabólicos del organismo, como son la urea, el ácido úrico, la creatinina, el potasio y el fósforo) y fluidos extras,  mediante la generación de orina.

Es decir, el riñón se encarga de disponer los deshechos y otras sustancias innecesarias ( elimina el exceso de agua, electrolitos, etc)para su eliminación por la orina, a la vez que reincorpora a la circulación otros que pueden sernos de utilidad.

– Ayudar a mantener los niveles normales de sodio y otros electrolitos en el cuerpo mediante su excreción y/o retención. 

– Sintetizar diversas hormonas que desempeñan un papel importante en la regulación del sistema cardiovascular, e incluso en la propia función renal.

Su importancia cuando corremos

Debido a estas funciones, los riñones juegan un rol esencial en el mantenimiento de la hidratación corporal y de la homeostasis de los fluidos corporales, y por eso son claves cuando corremos, ya que durante el ejercicio físico, además de transpirar y perder líquidos, generamos desequilibrios internos que durante la recuperación nuestros riñones deberán equilibrar.

data-ad-format="rectangle"

Si el cuerpo se encuentra en una situación en la cual existe déficit de fluidos (por ejemplo en estado de deshidratación), se produce una reducción compensatoria en la producción de orina y la cantidad que se produce se haya extremadamente concentrada, presentando un color marcadamente amarillo.

Opuestamente, si el ingreso de fluidos es excesivo o si el cuerpo se encuentra sobrehidratado, los riñones corrigen la situación mediante el incremento de la producción de orina. La misma resulta muy diluida y es de color amarillo muy claro.

Por ello, recuerda siembre hidratarte correctamente  tanto en tus carreras como en tus entrenamientos.

 

data-ad-format="rectangle"
Loading...
Comparte
  • 202
    Shares