lesiones imaginarias
Loading...

Sin dudas, una de las peores cosas que puede sucederle  a un corredor antes de una carrera, es sufrir una lesión que le impida participar de ella o que afecte su rendimiento.

Sin embargo, no todas las “lesiones” son reales y muchos corredores sufren “lesiones imaginarias” antes de la carrera.

Si algunas vez las padeciste, en esta nota descubrirás que no has sido el único y que es una conducta que puede ser mas normal de lo que se cree.

Lesiones imaginas antes de una carrera

Para aquellos que han estado meses preparando una carrera (cómo suele suceder con un maratón) o aquellos que debutan en una distancia, los nervios pueden ser superlativos.

Aun así, todos los corredores sufrimos ansiedad y nervios (aunque en distinta medida) en cada una de las carreras en las que participamos.

La ansiedad que sufrimos antes de una carrera, puede ser difícil de describir y lo cierto es, que cada corredor tiene una forma distinta de procesar lo que siente en esta etapa.

Todo corredor sueña con llega al día de la carrera en óptimas condiciones físicas, emocionales y mentales; y así poder rendir al máximo.

Sin embargo, muchos de nosotros, solemos sentir molestias y dolores antes de una carrera y allí es donde comienza el pánico; ¿acaso me habré lesionado? suele ser la primer pregunta.

Así, es normal que aparezcan molestias y dolores en lugares inimaginables y zonas que hasta un día antes de la carrera estaban perfectamente sanas.

Estas “lesiones imaginarias” se caracterizan por aparecer durante la semana previa a una carrera y pueden durar hasta el momento exacto de la largada.

Aunque es dificil determinar porqué se producen, lo cierto es que aparecen antes de una carrera y desaparecen durante ella y lo mas normal es que no vuelven a aparecer.

Por ello, las llamamos imaginarias, porqué pareciera ser un juego o engaño de nuestra mente y un efecto de los nervios que sentimos antes de una carrera.

¿Como diferenciarlas con una lesión real?

Con experiencia, un corredor llegará a diferenciar una lesión o molestia real de una imaginaria (producto de los nervios y ansiedad).

data-ad-format="rectangle"

Algunos consejos que podrán ayudarte a diferenciarlas:

-Molestia que aparece días antes de la carrera sin causa aparente.

-Pueden aparecer en zonas en las que nunca sufriste molestias.

-Molestia o dolor de intensidad leve a moderado.

Si tienes dudas sobre la veracidad y/o gravedad de tu dolor, siempre recuerda visitar a tu médico y así descartar la existencia de una lesión de importancia. 

Loading...