dolor hombros
Loading...

Aunque muchos creen que solo se corre con las piernas, los brazos, las espalda, las manos y hasta los hombros, contribuyen a los movimientos de un corredor.

Mientras corremos pocos (o ninguno) son los músculos que permanecen inactivos y cada uno de ellos tienen diferentes funciones: el movimiento, el soporte, el equilibrio, etc.

Los hombros son importantes contribuyentes de tus movimientos al correr y por ello, queremos advertirte sobre un típico error en la técnica de carrera: el corredor tortuga o corredor de los hombros tensos.

EL CORREDOR TORTUGA

Aunque algunos pueden pensar nos referimos a la velocidad a la que corren, cuando hablamos de la técnica de carrera y mencionamos al “corredor tortuga” nos referimos a aquellos corredores que corren como una tortuga con su cabeza dentro del caparazón.

El corredor tortuga, corre con los hombros tan tensos que estos se elevan de su posición natural y pareciera que no tienen cuello al correr.

Este tipo de error en la técnica de carrera, presenta algunos problemas importantes:

– Los hombros son importantes para mantener tu parte superior relajada, ya que ello te permite correr de una manera mas eficiente; hombros tensos significan mayor gasto energético.

– Correr con los hombros tensos, no solo produce la tensión de tus hombros, sino también puede repercutir en molestias en tu espalda o cuello.

– Las molestias y dolores de correr con los hombros tensos, no solo aumentarán las posibilidades de lesionarte, sino que también aumentarán tu percepción del esfuerzo durante el entrenamiento o carrera.

hombros tensos

LA POSICIÓN CORRECTA Y LAS SOLUCIONES

Para un rendimiento óptimo, al correr los hombros deben estar bajos y sueltos, no altos y tensos.

Para que evites correr como una tortuga, te damos las siguientes recomendaciones:

– SACUDIRLOS

Aunque muchos corredores comienzan a correr con una buena posición de los hombros, con el aumento del cansancio y la exigencia es habitual que comiencen a tensarlos y elevarlos.

data-ad-format="rectangle"

Por ello, es recomendable hacer controles periódicos de la posición de tus hombros y de ser necesario, mover tu cabeza suavemente y sacudirlos para contribuir a su relajación .

– VERIFICA TUS MANOS

Correr con las manos cerradas y haciendo presión, tiende a contribuir a aumentar la tensión de tus hombros; si llevas las manos cerradas, ábrelas.

– ESTIRA TUS HOMBROS

Antes y después de correr, realiza estiramientos de tus hombros; una rutina de no mas de 5 minutos será suficiente para ayudarte a iniciar tus entrenamientos libre de tensiones y acabarlos con tus hombros relajados.

Nuestros estiramientos preferidos son los siguientes:

– ENTRENA TUS HOMBROS

Al igual que otros músculos de tu cuerpo, los hombros necesitan ser entrenados  para mantener su fuerza y poder soportar las exigencias a las que los sometes.

Por ello, incorpora una rutina que te ayude a tener hombros fuertes.

https://runfitners.com/2016/06/3-rutinas-y-ejercicios-de-hombros-para-corredores/

– LO QUE HACES DURANTE EL DÍA

Tu rutina diaria también contribuye a que corras con los hombros tensos; si pasas buena parte del día sentado frente a una computadora, revista tu postura y realiza las modificaciones necesarias para asegurar tu salud y rendimiento.

 

 

Loading...