agua
Loading...

Para muchos corredores, lograr perder algunos kilos y adelgazar es uno de sus objetivos prioritarios.

No hay dudas, correr es una actividad deportiva que puede generar un gasto energético elevado y por ello es una de las actividades preferidas por aquellas personas que desean quemar grasa y adelgazar.

Sin embargo, correr una hora diaria (muchos corren menos tiempo y no todos los días) no puede corregir 23 horas de errores graves que llevan a la acumulación de grasa y problemas de peso, y por ello, si tu objetivo es adelgazar y lograr mejorar tu rendimiento deportivo, el secreto es la constancia, correr, sumar kilómetros y una alimentación adecuada.

Afortunadamente, al igual que hay alimentos que pueden ayudarte a subir de peso, existen alternativas alimenticias que pueden contribuir a adelgazar (como estas frutas y verduras termogénicas).

Ahora bien, a la hora de iniciar dietas hay algunas frases que se suelen escuchar en repetidas oportunidades, “el agua puede ayudarte a adelgazar” o “beber un vaso de agua antes de las comidas te ayuda a perder peso“.

Teniendo en cuenta esto y que siempre nos gusta analizar frases que pueden ser erradas o peligrosas, a continuación te contamos lo que la ciencia dice sobre el consumo de agua y el descenso de peso.

¿El agua puede ayudarte a adelgazar? Lo que la ciencia dice

Junto al oxígeno, el agua es una de las sustancia mas importantes para la vida humana, y representa entre el 50%/60% del peso corporal y proporciona el medio donde se desarrollan la mayoría de los procesos corporales.

El agua es el principal componente de la sangre y así ayuda a transportar nutrientes energéticos a los músculos y se lleva productos de deshecho como el dióxido de carbono. Como componente principal de la orina, ayuda a disolver los productos de deshecho.

El agua lubrica las articulaciones, hace de amortiguador para los órganos y los tejidos y ablanda los alimentos para su digestión.

Básicamente, el agua es vital para el funcionamiento de nuestro cuerpo y de todos los procesos que se realizan dentro de él.

Ahora bien, ¿cuál es su contribución para un corredor que desea adelgazar? Te mostramos los resultados de unos interesantes Estudios.

En un Estudio 14 personas sin problemas de peso se intentó determinar los efectos en el gasto energético y oxidación de sustratos energéticos posterior al consumo de 500 ml de agua.

El resultado del Estudio fue muy interesante, ya que después de beber medio litro de agua, se logró un incremento del metabolismo basal del 30% .

data-ad-format="rectangle"

Este incremento se produjo a los 10 minutos y llegó al máximo después de los 30/40 minutos al consumo del agua, y según los investigadores, un 40% de este aumento se debió al calentamiento del agua de los 22 grados originales a los 37 grados de la temperatura del cuerpo (aunque habría otros factores que intervienen).

En base a los resultados los investigadores concluyeron que consumir 2 litros de agua al día, podría aumentar el gasto energético en aproximadamente 100 calorías. Quizás no parezca una cifra significativa, pero a la hora de buscar perder peso, puede ser muy útil junto a las que consumes en tus entrenamientos y las que consumes de menos en tu alimentación diaria.

Los mismos investigadores realizaron otro Estudio y arribaron a resultados bastante parecidos, un 24% de aumento del gasto energético después de los 60 minutos después de la ingestión de 500 mililitros de agua.

RELACIONADO

CORRER Y ADELGAZAR: ENTENDIENDO COMO LOGRARLO

En otro Estudio se analizaron los efectos del consumo de agua antes de las comidas en personas de mediana edad y adultos.

Los participantes se dividieron en dos grupos, ambos hicieron una dieta reducida en calorías, pero la diferencia entre ambos fue que uno de ellos consumía 500 ml de agua 30 minutos antes de cada comida.

El resultado fue interesante: los participantes del grupo que consumió agua antes de cada comida logró un descenso de peso superior (2 kilogramos extras) que aquellos que no consumían el agua.

A las 12 semanas los participantes del grupo que consumía agua antes de cada comida, lograron un 44% más de pérdida de peso que el otro grupo.

Como consecuencia de esto, los investigadores señalaron que una dieta reducida en calorías y el consumo de 500 ml de agua antes de cada comida permite un mayor descenso de peso en personas de edad media y adultos.

Por último, en otro Estudio (realizado en niños obesos) se le solicitó a los participantes el consumo de 10 ml por kilogramo de peso corporal de agua fría (4ºcentígrados).

Los resultados del Estudio también fue prometedor, ya que se observó un 25% de aumento de la energía consumida en reposo después de consumir el agua fría. Este incremento duró 40 minutos.

Referencias

Water-induced thermogenesis. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14671205

Water Drinking Induces Thermogenesis through Osmosensitive Mechanisms http://press.endocrine.org/doi/full/10.1210/jc.2006-1438

Influence of water drinking on resting energy expenditure in overweight children. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21750519

Water consumption increases weight loss during a hypocaloric diet intervention in middle-aged and older adults.http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19661958

Loading...