4 RAZONES MASTURBARTE
Loading...

Pese a que muchos evitan hablar de esto, nosotros lo haremos: en este artículo te contaremos los 4 beneficios de masturbarte antes de una carrera.

1.- TE AYUDA A RELAJARTE

Seas experimentado o novato, todos los corredores sufren de muchos nervios y ansiedad en los momentos previos a una carrera.

Como consecuencia de estos nervios, son muchos los corredores que tienen problemas en conciliar el sueño en la noche previa a la carrera.

Pesadillas terribles, dar vueltas en la cama sin poder cerrar un ojo, calor, frío, la almohada que se mueve, etc, son algunos de los problemas que los corredores suelen relatar en la noche previa a una carrera.

Una sesión de técnicas de “masajes de placer” te ayudará a reducir la presión arterial, generar sensación de bienestar y relajación que te ayudará a conciliar el sueño.

2.- TE ASEGURAS DE NO PERDER PIERNAS

 

Aunque hay buenas pruebas de que tener relaciones íntimas antes de una carrera no perjudica el rendimiento (mira este artículo), hay muchos corredores/as que no se animan a probarlo.

Al requerir menos movimiento de tus piernas, la masturbación es una alternativa segura de no perder piernas.

3.- NO NECESITAS DE AYUDA

Para quienes no tienen pareja, puede ser un tanto difícil coordinar una cita para la noche previa a una carrera.

La mast…. no requiere de ayuda; puedes hacerlo solo y sin que tengas que preocuparte por otras cosas.

4. – ALIVIA LOS DOLORES MENSTRUALES

Mensualmente las mujeres se indisponen (salvo que estén embarazadas, sean demasiado jóvenes o halla legado la menopausia).

Aunque la duración exacta del ciclo menstrual puede variar de mujer a mujer el ciclo menstrual femenino tiene una duración media de 28 días (aunque se considera normal entre 21 y 35 días).

La menstruación puede ser dolorosa, pero son muchas las corredoras que relatan que la masturbación contribuye a reducir los dolores premenstruales. Si no lo has probado, pruébalo.

RAZONES MASTURBARSE ANTES DE UNA CARRERA

data-ad-format="rectangle"

 

 

 

Loading...