Quema 700 calorías en 30 minutos!!

7 Errores por los que no logras perder peso

¿En el último tiempo has subido de peso? ¿Has hecho varios intentos de perder kilos pero hass fracasado?

Hoy te vamos a mostrar 7 impactantes razones que pueden estar jugando un papel muy importante a la hora de detener tu pérdida de peso.

Anuncios

Lo más probable es que cometas varios de estos errores en tu vida cotidiana, ¡así que aprende cuáles son y deja de hacerlos ahora!

7 Errores que te impiden ADELGAZAR

Anuncios

¿Se pregunta por qué sus resultados de pérdida de peso se han estancado a pesar de que está siguiendo con entusiasmo su régimen de ejercicios?

¿Lleva una dieta saludable de porciones de alimentos bien controladas pero no obtiene resultados?

Todos hemos estado allí – los dígitos en la escala permanecen iguales, su cintura no pierde centímetros y las tallas de ropa simplemente no bajan, tan frustrante lo sé!

Entonces, ¿cuál es el problema? Sorprendentemente, las razones por las que no está perdiendo peso podrían deberse a las cosas cotidianas que hace y los hábitos que tiene. Estas son cosas que ni siquiera pensarías que podrían contribuir a tu situación, así que sigue leyendo para aprenda sobre estos 8 errores …

1.- No te enfocas en comer sano

La grelina, “la hormona del hambre”, aumenta el apetito, ralentiza el metabolismo y lo estimula a aumentar la ingesta de alimento.

Las elecciones de alimentos que haces indican al cerebro que altere el nivel de grelina en tu cuerpo.

Convencer a tu cerebro de que has hecho la elección correcta de alimentos da como resultado una menor producción de la hormona y, por lo tanto, lo hace sentir satisfecho y lleno.

Por lo tanto, debes concentrarte en consumir la comida que disfrutes y que aún tenga un alto nivel de saciedad.

Por ejemplo, deléitese con alimentos ricos en proteínas y fibra, como una ensalada de pechuga de pollo, en lugar de una simple ensalada de verduras.

2.- Piensas demasiado en el ejercicio

Es probable que pensar en tu entrenamiento te haga tomar más comida de la necesaria en su próxima comida porque se concentrará en la energía y el nivel de estrés necesarios para el ejercicio.

Para compensar la energía requerida en el fondo de tu mente, terminas justificando por qué necesitas comer más, como se explica en un estudio publicado en el Appetite Journal por un equipo dirigido por Carolina Werle.

Puede aumentar sus niveles de energía tomando un refrigerio saludable bajo en calorías antes del entrenamiento, como un batido de leche de plátano elaborado con media taza de leche baja en grasa y un plátano de tamaño mediano .

3.-Pasas demasiado tiempo sentado e inactivo

Anuncios

Sentarse durante largas horas con una actividad considerablemente mínima reduce la producción de enzimas lipasa que son responsables de descomponer las grasas.

Como resultado, hay un mayor almacenamiento de grasa en el tejido adiposo que conduce a un aumento de peso.

Puedes aumentar significativamente tu metabolismo tomando descansos de su asiento cada 30-60 minutos.

Por ejemplo, dá una caminata corta, baje un par de escaleras o camine hasta el escritorio de un colega en lugar de hacer llamadas y escribir correos electrónicos.

4.- Sufres de falta de sueño

En promedio, necesitas de 7 a 9 horas de sueño según un estudio publicado en el diario del sueño.

Crea una rutina de retirarse a la cama y despertarse a la misma hora todos los días. De esta manera, se asegurará de dormir la misma cantidad de horas cada noche, lo que se sumará a sus esfuerzos para perder peso.

5.- Estás demasiado estresado

El estrés es esencial para la supervivencia, pero demasiado podría ser el principal obstáculo para sus objetivos de pérdida de peso. La investigación ha demostrado que el estrés hace que el cerebro produzca cortisol, una «hormona del estrés» que promueve la deposición de grasa en el abdomen, lo que resulta en obesidad abdominal.

Busca mecanismos efectivos para afrontar el estrés; será más fácil controlar la pérdida de peso.

6.- Estás comiendo alimentos altamente procesados

Los alimentos altamente procesados ​​tienen mejor sabor, textura y apariencia con azúcar, sal y grasa agregadas. Estas son en gran medida una de las principales causas de aumento de peso, especialmente en los estadounidenses de hoy.

Las investigaciones también han demostrado que los alimentos procesados ​​se digieren fácilmente y, por lo tanto, te hacen sentir hambre después de un corto período de tiempo, lo que te lleva a comer más de lo que necesitas.

La ingesta excesiva de alimentos desencadena una respuesta inmunitaria que produce inflamación. Un estudio realizado en el Reino Unido demostró que la inflamación y el aumento de peso están directamente relacionados. Consumir una dieta que consista de alimentos integrales, frutas y verduras con alto contenido de fibra mitiga esta respuesta.

7.- Tu rutina de ejercicios no incorpora entrenamiento de fuerza.

Los ejercicios cardiovasculares son muy eficaces para quemar calorías, pero por sí solos no son suficientes para una pérdida de peso sostenible.

El cardio puede ser excelente para el corazón, pero la forma más eficaz de perder peso es incorporar ejercicios cardiovasculares y de entrenamiento de fuerza en tu rutina.

El entrenamiento de fuerza es beneficioso porque aumenta el metabolismo, la fuerza, la masa magra y hace que su cuerpo queme más calorías incluso en reposo, según la Asociación Nacional de Entrenamiento de Fuerza y ​​Acondicionamiento.

Si quieres ceñirte a tu rutina cardiovascular, puedes mejorar tu entrenamiento cardiovascular variando los ejercicios, aumentando la intensidad, el tiempo y las repeticiones.

Por ejemplo, si comienzas caminando, comience a trotar y luego a correr o aumente la distancia recorrida o mantenga la misma distancia, pero intente reducir el tiempo utilizado para cubrir la distancia habitual.

Grandes aciertos que te ayudan a ADELGAZAR

No caigas en dietas extremas

Por supuesto, un déficit de calorías es lo más importante para perder peso. Sólo quienes comen menos calorías de las que consumen pueden perder peso de forma sostenible.

Sin embargo, es muy importante no comer de repente demasiado poco. El cuerpo interpreta esto como una señal de un periodo de hambre inminente y cambia el metabolismo a modo de ahorro. El resultado: ¡quemamos menos calorías!

Un efecto indeseado a largo plazo de la escasez de alimentos es también la descomposición de nuestros músculos. Esto se toca incluso antes que la grasa, para disgusto de nuestra facturación de calorías. Esto se debe a que nuestros músculos queman una gran parte de las calorías que consumimos.

Trabaja tus músculos

Anuncios

Es tan importante mantener los músculos, como fortalecerlos. Las mujeres, en particular, suelen descuidar el desarrollo de sus músculos.

Además, a menudo tenemos la impresión de que quemamos más calorías con una extensa ronda de footing que con unos cuantos abdominales.

Esto puede ser cierto, pero a largo plazo los músculos son mucho más eficaces. Una vez acumuladas, queman calorías permanentemente, ¡incluso en reposo!

Así que combina el entrenamiento de resistencia con el de pesas si quieres perder peso de forma sostenible.

No te obsesiones con la balanza

Los que miden su pérdida de peso en puros números suelen estar decepcionados. Sin embargo, no es necesariamente una unidad de medida significativa. Porque, como sabemos, nuestros músculos pesan más que la grasa corporal.

Por lo tanto, si empiezas un plan de entrenamiento para aumentar la musculatura como parte de tu dieta, es posible que el número de la báscula se estanque, ¡aunque estés perdiendo grasa!

Confía en tu ojo y concéntrate en lo que sientes por tu cuerpo. Si los brazos, el estómago y las piernas se vuelven más firmes, seguro que sí, aunque la báscula no muestre una gran diferencia.

Por cierto: con una báscula de grasa corporal puedes determinar parámetros corporales importantes como el porcentaje de grasa corporal y el porcentaje de masa muscular.

Que no te gane la impaciencia

Anuncios

El inicio de una dieta suele ser una situación en la que nos sentimos muy infelices, el detonante para querer abordarla ya. La motivación suele ser muy alta en este momento y tendemos a fijarnos objetivos poco realistas. Si luego no ves ningún resultado significativo después de una o dos semanas de dieta de fuerza, pierdes el impulso.

Mejor: ¡No esperes demasiado! Márcate pequeños objetivos que abordes paso a paso. De este modo, podrás disfrutar regularmente de los éxitos, lo que es bueno para tu motivación y tu psique. De este modo, no sólo se mantendrá en el empeño de forma continua, sino que seguramente conseguirá buenos resultados a largo plazo

Consume suficientes proteínas y fibra

Para adelgazar, ¿sólo se permiten hojas de lechuga y rodajas de pepino? ¡Tonterías! Nuestro cuerpo necesita nutrientes para funcionar correctamente, incluso durante una dieta. Además, debes ser capaz de mantener la dieta de forma permanente.

Las proteínas son esenciales para la construcción de los músculos. La fibra es saludable, ayuda a la digestión y te mantiene lleno durante mucho tiempo. Esto último es importante para no poner el cuerpo en un estado permanente de hambre y para protegerlo de todo tipo de tentaciones. Gracias a las fibras alimentarias, el nivel de azúcar en sangre sólo aumenta lentamente, lo que evita los antojos.

Descubra aquí recetas saludables para una cena rápida y ligera.

Logra tu MEJOR VERSIÓN! Mejora tu rendimiento, pierde peso y vive de forma saludable! Es gratis!


Anuncios
RUNFITNERS

Los mejores artículos de running, fitness y vida saludable. Te ayudamos a mejorar tu forma física, adelgazar y mantenerte saludable.

0 0 votes
Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, deja tu comentario aquíx
()
x