¿Quieres evitar el azúcar pero no sabes qué endulzante bajo en calorías usar?

¿Quieres conocer las diferencias entre la sacarina, el ciclamato y el aspartamo?

¿Deseas saber si es seguro su consumo y si pueden generar problemas en tu salud?

Sigue leyendo y te contamos todo lo que tienes que saber sobre la sacarina, el ciclamato y el aspartamo.

Además, te contamos lo bueno y lo malo de la estevia y la sucralosa, dos endulzantes que se promocionan como “naturales”.

ENDULZANTES BAJOS EN CALORÍAS ¿SON SEGUROS? ¿TIENEN BENEFICIOS?

El consumo de endulzantes bajos en calorías ha aumentado exponencialmente en los últimas décadas.

Los peligros del consumo abusivo del azúcar no pueden ser negados, pero el amor por los dulces es difícil de controlar para muchas personas.

La sacarina, el ciclamato y el aspartamo, son probablemente los tres endulzantes bajos en calorías más antiguos y los que aún hoy continúan siendo usados  y consumidos por millones de personas (quizás sin siquiera saberlo).

Por ello, en este artículo te contaremos algunos detalles importantes de estos tres endulzantes que seguro que están en tu cocina (verifica las etiquetas nutricionales).

data-ad-format="rectangle"

ENDULZANTES BAJAS CALORÍAS infografía

SACARINA

Historia

La sacarina es uno de los endulzantes bajos en calorías más antiguos; fue descubierto en 1879 por Ira Remsen y Constantine Fahlberg, de la Universidad Johns Hopkins.

Durante décadas después de su debut, la sacarina se vendía como un producto especial para los diabéticos en los estantes de las tiendas medicinales.

La escasez de azúcar durante la Segunda Guerra Mundial y el cambio de la estética corporal favoreciendo una figura delgada “obliga” a las mujeres a recurrir a sustitutos artificiales y con bajas calorías.

data-ad-format="rectangle"

La sacarina comienza a ser protagonista en la alimentación.

Para esa época, en las botellas de refresco de dieta se cambia sutilmente  la inscripción en sus envases: de “sólo para uso en personas que deben limitar el consumo de azúcar” a “para uso en personas que desean limitar la ingesta de azúcar”.

¿Donde hay sacarina?

La sacarina se puede encontrar en muchos productos, como bebidas y alimentos procesados.

Algunos ejemplos:

❱❱❱ Refresco de dieta.

❱❱❱ Jugo de fruta baja en calorías.

❱❱❱ Chicles sin azúcar.

❱❱❱ Yogur sin azúcar

❱❱❱ Galletas bajas en calorías, pasteles y otros productos horneados procesados

¿Es segura? ¿La sacarina es mala?

La sacarina es aproximadamente 300 veces más dulce que la sacarosa, pero tiene un regusto amargo.

En los años setenta varios grupos de investigadores indicaron que dosis altas de sacarina (5% del peso total de la dieta) eran capaces de inducir la aparición de cáncer de vejiga en las ratas.

Finalmente, investigaciones observaron que el cáncer de vejiga asociado con la ingestión de sacarina era específico de la fisiología de roedores.

El uso de la sacarina está prohibido en algunos países (hasta 2016 estaba prohibida en Canada por ejemplo).

En 2001, los Estados Unidos cambiaron su posición sobre la sacarina y la declararon apta para el consumo.

¿Como responde tu cuerpo al consumo de sacarina?

La sacarina atraviesa el cuerpo sin ser digerida.

Esto puede hacer que sea una mejor opción que el azúcar para las personas con diabetes.

Sin embargo, debido a su sabor dulce, aún puede causar que tu cuerpo libere insulina.

Un Estudio con animales de 2014 encontró que la sacarina y otros edulcorantes artificiales pueden aumentar la intolerancia a la glucosa.

Esto se debe a su impacto en las bacterias intestinales.

El aumento de la intolerancia a la glucosa puede provocar una afección prediabética conocida como hiperglucemia.

Esto significa que tu nivel de azúcar en la sangre está por encima del rango normal, pero no lo suficientemente alto como para clasificarlo como diabetes.

La hiperglucemia se asocia con resistencia a la insulina, accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca y riesgo de mortalidad.

Otro  Estudio en animales también concluyó que la sacarina afecta negativamente las bacterias intestinales y promueve la inflamación del hígado.

Otro Estudio en animales de 2014 indicó que el uso de la sacarina puede conducir al aumento de peso, la obesidad y el aumento del apetito.

Sin embargo, ninguno de los resultados del estudio se ha duplicado en estudios humanos grandes.

Además, la sacarina es un compuesto sintético. Puede causar reacciones alérgicas en algunas personas.

CICLAMATO

Historia

El ciclamato fue descubierto en 1937 por Michael Sveda en la Universidad de Illinois y se utiliza como edulcorante artificial desde 1950.

Es otro endulzante bajas calorías muy utilizado en la industria alimenticia (se suele mezclar con sacarina para mejorar el sabor).

¿Es seguro? ¿El ciclamato causa cáncer?

Su uso fue suspendido en los Estados Unidos en 1970, debido a un Estudio realizado en ratas  de los Food and Drug Research Laboratories donde se observó riesgo de ser causante de cáncer.

Sin embargo, una buena cantidad de Estudios posteriores sobre el ciclamato  determinaron que era seguro para el consumo humano.

En 1984, por ejemplo, el Comité de Evaluación de Cáncer de la Food and Drug Administration (FDA) concluyó que el ciclamato no es cancerígeno.

Actualmente, el ciclamato es aprobado para su uso en más de 100 países, entre ellos Canadá, México y Australia.

Según los análisis de la Organización Mundial de la Salud se trata de un edulcorante sin perjuicios para la salud y catalogado en su “Grupo 3” de sustancias no cancerígenas.

ASPARTAMO

Historia

En 1965, James Schlatter en Searle descubrió el aspartamo mientras estaba tratando de hacer nuevos medicamentos para tratar  úlceras.

El aspartamo se compone de dos aminoácidos, fenilalanina y aspartato, vinculadas a una cadena principal metanol.

A diferencia de otros edulcorantes artificiales que normalmente se excretan sin cambios, el aspartamo puede ser metabolizado, por lo que no es estrictamente no calórico.

El aspartamo es aproximadamente 200 veces más dulce que la sacarosa.

Debido a la pequeña cantidad ingerida en un momento, su contribución calórica es insignificante.

¿Es seguro? ¿Es malo el aspartamo?

La FDA de los Estados Unidos aprobó el  aspartamo  para su uso en alimentos secos en 1981, y luego como un edulcorante en general en 1996.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en 2007,  declaró: “Teniendo en cuenta los resultados de la gran cantidad de Estudios sobre la seguridad del aspartamo… la FDA no encuentra ninguna razón para alterar su conclusión anterior de que el aspartamo es seguro como edulcorante de uso general en los alimentos.”.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) evalúa la seguridad de los edulcorantes como el aspartamo en la Unión Europea.

Según un informe de 2009 de la Comisión técnica de aditivos alimentarios y fuentes de nutrientes añadidos a los alimentos: “En general, el Grupo Especial concluyó, sobre la base de todas las pruebas disponibles actualmente … que no hay indicios de ningún potencial genotóxico o carcinogénico del aspartamo y que no hay razón para revisar la IDA previamente establecida para el aspartamo de 40 mg / kg”.

IMPORTANTE

Pese a lo dicho, es importante destacar que a la fecha continúan existiendo diversas controversias sobre el uso de edulcorantes, su seguridad y sus beneficios.

Lamentablemente, es uno de esos tópicos en los que difícilmente haya una respuesta definitiva, y quizás la mejor recomendación que podemos hacerte es no abusar de ninguno de ellos.

ESTEVIA (STEVIA)

Historia

La “stevia” (o estevia) es un endulzante que no aporta calorías, y que suele ser considerado como “saludable”.

Aunque no somos grandes amantes del sabor de este endulzante, sus beneficios nos han “obligado” a comenzar a utilizarlo.

Para los que no lo saben,  la stevia es una planta de hoja verde que es nativa de América del Sur, y que puede ser utilizada de forma natural como endulzante que no aporta calorías.

Sin embargo, lo que la mayoría de las personas utilizamos en la actualidad es stevia refinado y comercializado en forma líquida o en polvo.

Los dos principales compuestos dulces que son aislados de las hojas de stevia son los llamados: esteviósido y rebaudiósido A.

3 Beneficios de la estevia

Debido al interés comercial de este endulzante, se han realizado algunos Estudios de los cuales surgen los siguientes beneficios:

❶ Puede ayudarte a bajar la presión arterial

La presión arterial elevada es un factor de riesgo para tu salud y por ello es importante mantenerla controlada.

En un Estudio (Hsieh et al) realizado en 174 pacientes, se detectó que aquellos que tomaron 500 mg de esteviósido (uno de los compuestos dulces de la stevia) durante dos años tuvieron una disminución significativa de la presión arterial.

Así, la presión arterial sistólica  fue 150-140 mmHg y la presión arterial diastólica pasó de 95 a 89 mmHg.

Asimismo, es importante destacar que en este Estudio, no se encontraron efectos adversos del consumo de stevia. 

Aunque otros Estudios han llegado a similar conclusión (la stevia puede bajar la presión arterial), es importante destacar que en dichos Estudios se utilizaron dosis elevadas de esteviósido que resultan difíciles de emular en el uso diario.

❷  Reducir los riesgos de sufrir diabetes

La diabetes del tipo II está creciendo un 4% por año,  mientras que la obesidad crece entre 1/2%, afectando a 370 millones de personas en el mundo.

En 2012, 4.8 millones de personas murieron cómo consecuencia de la diabetes.

La stevia ha sido estudiada y se detectó que puede contribuir a reducir los riesgos de sufrir diabetes y ser beneficiosa en su tratamiento. .

Así, en un Estudio realizado en pacientes con diabetes del tipo II tomaron 1 gramo de stevia (esteviósido) con una comida y se detectó que lograron una reducción del azúcar en sangre del 18%.

Otro Estudio comparó al azúcar refinada, el aspartamo y la stevia, y encontró que esta última disminuyó el azúcar (glucosa) en sangre e insulina.

❸ Anti-inflamatorio

La inflamación crónica puede ser un problema y al parecer, algunos Estudios otorgan propiedades anti-inflamatorias a la stevia.

Así, en un Estudio  (Fengyang et al) los investigadores concluyeron : “estos hallazgos sugieren que el esteviósido puede ser un agente terapéutico contra las enfermedades inflamatorias.”

SUCRALOSA

Historia

Para quienes no lo conocen, la sucralosa, se descubrió en 1976 y se comercializa con diversas marcas alrededor del mundo.

Es un endulzante 600 veces más dulce que la sacarosa, casi el doble de dulce que la sacarina y 3,3 veces más que el aspartamo.

La sucralosa es el único edulcorante sin calorías que se fabrica a partir del azúcar.

Se utiliza para endulzar bebidas de bajas calorías y alimentos procesados.

La molécula de sucralosa tiene la particularidad de ser inerte y atravesar el organismo sin alterarse, sin metabolizarse (se elimina del organismo). 

A diferencia del aspartamo, es termoestable y resiste las variaciones del pH; es decir que puede ser expuesto a altas temperaturas sin modificar su estructura molecular, por lo que puede usarse en pastelería o en productos de larga vida.

¿Es segura?

Durante años, la sucralosa fue sometida a Estudios científicos para determinar sus efectos en la salud humana.

Los Estudios describen a la sucralosa como un edulcorante con un excelente perfil de seguridad.

Sin embargo, en los últimos años aparecieron algunas pruebas que indican que deberías tener precaución en su consumo.

Un pequeño Estudio realizado en 17 personas obesas que no consumían regularmente edulcorantes artificiales detectó que la sucralosa elevó los niveles de azúcar en la sangre en un 14%, y los niveles de insulina en un 20%.

Sin embargo, otros Estudios realizados en personas sanas y de peso normal no detectaron efectos en los niveles de azúcar en la sangre y de insulina.

Vale destacar que  estos Estudios incluyeron personas que consumían sucralosa con regularidad.

Es decir, si eres una persona con un peso adecuado y sueles consumir sucralosa, es muy probable que no tenga efectos en los niveles de glucosa en sangre.

Loading...

Referencias

Gain weight by “going diet?” Artificial sweeteners and the neurobiology of sugar cravings http://content.time.com/time/health/article/0,8599,1931116,00.html

Artificial Sweeteners and Cancer http://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/diet/artificial-sweeteners-fact-sheet

FDA Statement on European Aspartame Study http://www.fda.gov/Food/IngredientsPackagingLabeling/FoodAdditivesIngredients/ucm208580.htm

– Efficacy and tolerability of oral stevioside in patients with mild essential hypertension: a two-year, randomized, placebo-controlled study. (Hsieh et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14693305

-Stevioside acts directly on pancreatic beta cells to secrete insulin: actions independent of cyclic adenosine monophosphate and adenosine triphosphate-sensitive K+-channel activity. (Jeppesen et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10690946

– Antihyperglycemic effects of stevioside in type 2 diabetic subjects (Søren Gregersen et al) http://www.metabolismjournal.com/article/S0026-0495(03)00387-1/abstract

– Effects of stevia, aspartame, and sucrose on food intake, satiety, and postprandial glucose and insulin levels  (Anton et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2900484/

– Stevioside suppressed inflammatory cytokine secretion by downregulation of NF-κB and MAPK signaling pathways in LPS-stimulated RAW264.7 cells. (Fengyang et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22644339

– Efficacy and tolerability of oral stevioside in patients with mild essential hypertension: a two-year, randomized, placebo-controlled study. (Hsieh et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14693305

-Stevioside acts directly on pancreatic beta cells to secrete insulin: actions independent of cyclic adenosine monophosphate and adenosine triphosphate-sensitive K+-channel activity. (Jeppesen et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10690946

– Antihyperglycemic effects of stevioside in type 2 diabetic subjects (Søren Gregersen et al) http://www.metabolismjournal.com/article/S0026-0495(03)00387-1/abstract

– Effects of stevia, aspartame, and sucrose on food intake, satiety, and postprandial glucose and insulin levels  (Anton et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2900484/

– Stevioside suppressed inflammatory cytokine secretion by downregulation of NF-κB and MAPK signaling pathways in LPS-stimulated RAW264.7 cells. (Fengyang et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22644339

 

Loading...
Comparte
  • 51
    Shares