¿Escuchaste hablar de la CINTA PARA CORRER ALTER-G o cinta anti-gravedad? ¿Quieres saber cuáles son sus beneficios y su precio? Llegaste al lugar correcto.

QUÉ ES UNA CINTA ALTER-G

Primero que nada es una marca registrada, cuya denominación correcta es ALTER G Anti-Gravity Treadmill®.

Siendo más concretos, digamos que la cinta de antigravedad es justamente esto: una cinta de correr que utiliza un sistema anti gravedad originario de la NASA.

Si has visto una de las películas del espacio, tendrás más que claro qué es la gravedad y como afecta el andar y caminar (¿recuerdas a los astronautas “flotando” en el espacio?).

Bueno, una cinta antigravedad permite reducir la gravedad a la que habitualmente estás sometido y, por tanto, tu peso al correr.

Lamentablemente aún no ha llegado a muchos países y donde lo ha hecho, aun no es accesible en forma masiva debido a su alto costo (más abajo te damos los detalles).

COMO SE USA

La cinta Alter-G se utiliza casi como una cinta común y corriente, en cual tus piernas correrán a una gravedad distinta que la del resto de tu cuerpo.

Para ello, únicamente deberás utilizar unos pantalones especiales para poder separar tus piernas del resto del cuerpo y así correr a esta gravedad diferenciada una vez que la cámara es presurizada.

data-ad-format="rectangle"

Su tecnología le permite al usuario configurarla de tal manera que pueda correr y únicamente sentir entre el 20 % y el 100 % de su peso corporal (una sensación similar a estar en el espacio).

CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE UNA CINTA ANTIGRAVEDAD

IDEAL PARA LESIONADOS

Uno de los mayores miedos de un corredor, es sufrir una lesión que nos impida realizar nuestros entrenamientos con normalidad o que ponga en peligro nuestra participación en una carrera; o ¿acaso hay algo peor que estar meses entrenando para una competencia y lesionarte poco tiempo antes?

Como ya mencionamos, una cinta anti-gravedad se puede configurar para que puedas correr y únicamente sentir entre el 20 % y el 100 % de tu peso corporal.

Esto permite que la cinta Alter-G, puede ser utilizada por muchos corredores como parte de  un programa para la recuperación de una lesión.

data-ad-format="rectangle"

Imagina correr sintiendo que el peso de tu cuerpo es inexistente y eliminando el impacto que sufrimos en nuestro cuerpo con cada paso que damos al correr y poder conservar nuestra forma física y hasta mejorar nuestra  capacidad aeróbica mientras estamos lesionados. Estos beneficios son los que ofrecería la cinta Alter- G.

Vale resaltar que si bien podría ayudarnos en determinadas lesiones, su uso debería ser aconsejado y controlado por un profesional médico idóneo.

Por último, les dejamos un video para que puedan ver su funcionamiento:¿Dan ganas de probarla o no?

IDEAL PARA CORREDORES CON SOBREPESO

Mientras corremos, nuestras piernas tienen que soportar hasta 3 veces nuestro peso corporal.

Cuanto mayor es la velocidad a la que corremos, mayor es la exigencia a la que sometemos a nuestro cuerpo (especialmente a nuestras piernas) y por ello, los entrenamientos de velocidad y resistencia deben ser realizados cuando nuestro cuerpo se encuentra listo para soportarlos.

A diferencia de los músculos, la grasa es un peso extra que no produce fuerza y no colabora con el movimiento de nuestro cuerpo y en el caso de  elevados niveles de grasa corporal, pueden afectar significativamente la técnica de carrera.

Por último, el exceso de grasa corporal se ha asociado con una reducción de la capacidad aeróbica y la resistencia.

Las personas con sobrepeso también tienen una aliada en la Alter-G.

Suelen tener problemas de movilidad pero a su vez está obligadas a hacer ejercicio.

Con este sistema pueden hacerlo de de manera más natural, restándoles la carga muscular protegiendo así  tobillos y rodillas

QUÉ DIFERENCIAS TIENE CON UNA CINTA COMÚN

Las diferencias con una cinta para correr común son significativas.

En cintas comunes, no hay forma de regular la gravedad, por lo que los impactos que sufrirán al correr serán los mismos que cuando corres en la calle.

Por ello, si eres un corredor que está atravesando una lesión en extremidades inferiores, no resulta recomendable correr en una cinta ordinaria.

Sin embargo, la ALTER-G es totalmente compatible con un corredor lesionado (depende la lesión, claro).

La otra gran diferencia, es el precio. Mientras que una cinta para correr puede ser adquirida con facilidad por menos de 300 euros (claro que hay algunas mucho más caras), la ALTER-G ronda en los 30.000 euros (si!! el precio de una cinta antigravedad es de aproximadamente 30.000!!).

Imagen |  wannaberunner
Loading...