Imagen Flickr

Aquellas personas que utilizan el running cómo una herramienta para adelgazar y bajar de peso, suelen tener una duda muy común: transpirar mas ¿significa quemar mas calorias?.

Para todos aquellos que tienen esta duda y están pensando en técnicas para aumentar la transpiración o que entrenan en climas calurosos, en este artículo te contaremos la verdad sobre la transpiración y el adelgazamiento.

Termoregulación

Nuestro cuerpo es una “máquina” , que para funcionar correctamente, necesita mantener el equilibrio en muchísimos aspectos y uno de ellos es la temperatura corporal.

Para mantener su temperatura, utiliza la termoregulación, que son los mecanismos para lograr el balance entre la temperatura que “ingresa” y la que “perdemos”.

Así, nuestro cuerpo utiliza estos mecanismos para intentar que nuestro cuerpo esté en forma constante a una temperatura lo mas cercana posible a los 37 grados centígrados.

Para ello, utiliza distintos procesos que son controlados por nuestros Sistema Nervioso Central.

El aumento de temperatura corporal, activa mecanismos para eliminar el calor (y bajar la temperatura corporal); y el descenso de la temperatura corporal activa mecanismos  para lograr la acumulación o producción de calor.

Para perder (disipar) el calor nuestro cuerpo utiliza cuatro mecanismos: conducción, convección, radiación y evaporación.

La evaporación de la transpiración es el mecanismo mas efectivo de pérdida de calor y a  diferencia de lo que muchos creen el calor no se pierde por el sudor, sino cuando el sudor se evapora; el viento intensifica la evaporación y la humedad la dificulta.

Es decir que, cómo respuesta a una elevación de la temperatura corporal, nuestro cuerpo utilizará la transpiración como herramienta para mantener una temperatura equilibrada que nos permita funcionar correctamente. 

La actividad física, aumenta la temperatura corporal y por eso nuestro cuerpo responde con transpiración (para lograr acercarla a los 37º de equilibrio).

Básicamente, a mayor temperatura ambiental y/o humedad, mayor será el aumento y por ende mayor será la transpiración.

Transpiración y adelgazamiento

Aunque muchos creen lo contrario, la transpiración no es un indicador real de que estemos quemando mas calorías cómo consecuencia de la actividad que estamos realizando.

data-ad-format="rectangle"

Si bien cuando corremos la transpiración tiende a ser superior a cuando estamos inactivos, los factores climáticos afectan en forma directa la cantidad de transpiración.

Por ello, el verdadero indicador de que estás quemando una mayor cantidad de calorías es la intensidad y/o el volumen de nuestros entrenamientos.

Vale resaltar que cada persona tiene una cantidad definida de glándulas sudorípiras (entre 2 y 4 millones) y cuanto mas glándulas tenemos mayor es la cantidad de transpiración que podemos generar.

Otros factores que no pueden afectar la cantidad de transpiración (sin que ello signifique quemar mas calorías), es la cantidad y tipo de ropa que utilizamos.

Luego de una sesión de entrenamiento donde hemos transpirado mucho (sea por la intensidad, el volumen, la ropa y/o el clima), podemos estar un poco mas livianos y haber perdido algo de peso.

Sin embargo, ello se debe a la pérdida de líquido (que será recuperado rápidamente al hidratarnos) y no porque hayamos quemado mas calorías.

Si tu objetivo es quemar una mayor cantidad de calorías mientras corres, aquí tienes tres consejos que podrán ayudarte y si deseas adelgazar, no dejes de ver estos consejos.

Loading...