Trucos para -sobrevivir- cuando no puedes correr

Hay pocas cosas peores que estar en medio de un plan de entrenamiento y no poder cumplirlo por factores externos, pero a  veces la vida se complica.

Para un runner dedicado, esto puede ser un gran problema.

Veamos 5 trucos para controlar la ansiedad, sobrevivir y no desesperar cuando por algunos días no puedes correr.

1. Permanece positivo (y tranquilo)

Algunos días perdidos de entrenamiento no va a  arruinar tu condición física.

Piensa en todas las mejoras que has tenido hasta ahora y recuerda cuando fue la última vez que te tomaste algunos días sin entrenar. Quizás te lo tienes  más que merecido.

En la mayoría de los casos, no notarás ninguna diferencia si no has podido correr por 4 o 5 días (a lo sumo te sentirás un tanto raro).

Después de algunos minutos corriendo, volverás a sentirte como antes

2.  El descanso puede servirte

El hecho de disfrutar del running y obsesionarte con mejorar constantemente tus marcas, a veces  puede ser contraproducente.

Este entusiasmo desmedido puede hacer que le dediques demasiadas horas al entrenamiento y olvides  la importancia y la necesidad que existe de tener periodos de recuperación.

Precisamente en estos períodos de descanso es cuando tu cuerpo puede avanzar y mejorar; sólo durante el descanso, tu cuerpo puede reconstruirse, repararse y obtener así, los frutos que esperas del entrenamiento ya realizado.

Por eso, si “la vida” te ha obligado a no poder entrenar, consíderalo un descanso y quédate tranquilo, puede venirte muy bien (si eres de los que entrenan duro).

3.- Acéptalo

Sin obstáculos la vida no sería tan linda; el running tampoco.

Todos tenemos altibajos  y justamente esto es lo que hace que se disfrute tanto cuando superamos los problemas y limitaciones. Acepta esto y todo será más fácil.

4. Recuerda que no estás lesionado

Quieres correr y no puedes. Es malo, pero podría ser peor!!! Recuerda que no estás lesionado y que pronto podrás volver a correr como si nada hubiera pasado!

5. Puedes aprovechar el tiempo

No puedes correr, pero en muchos casos eso no significa que no puedas pensar, analizar, reflexionar y planificar.

data-ad-format="rectangle"

Unos días de descanso pueden darte la oportunidad de reevaluar tus metas y tu plan de entrenamiento.

Loading...