Muchas corredoras practican este deporte para lograr bajar algunos kilos de más y eliminar centímetros de grasas y para ello intentan utilizar cuanto sistemas o técnicas existan el mercado.

Entre los distintos sistemas utilizados para bajar de peso, en los últimos años algunas empresas de indumentaria deportiva han comenzado a trabajar en accesorios que son vendidos como colaboradores del descenso de peso.

Loading...

Así, utilizando similar metodología a la de las medias de compresión para la prevención de lesiones, mejora del rendimiento y recuperación luego del ejercicio, ha comenzado a aparecer ropa tonificadora y de compresión   con supuestos efectos para bajar el peso y quemar grasas.

A raíz de ello, el Departamento de Ejercicio y Ciencia del Deporte de la Universidad de Wisconsin en los Estados Unidos realizó un estudio sobre ropa de tonificación.

EL ESTUDIO

Conforme dicho Estudio, este tipo de ropa es vendida como tonificante debido a la resistencia que este tipo de telas presentaría a nuestros movimientos, generando mayor exigencia en nuestros entrenamientos e incrementando la activación muscular para lograr un mayor gasto de energía y tonificación que al entrenar con indumentaria común.

El objeto del Estudio mencionado, fue justamente determinar si dichas virtudes con las cuales se vende esta indumentaria tienen algún fundamento científico o no.

Para ello se convocó a 16 mujeres acostumbradas a realizar actividad física moderada y se les pidió que caminaran durante series de 5 minutos a tres velocidades distintas, con 5 minutos de descanso entre  cada intervalo.

Estas pruebas se realizaron 2 veces por cada uno de las participantes, una vez utilizando mallas ajustadas y en la otra oportunidad utilizando ropa deportiva no ajustada.

data-ad-format="rectangle"

LOS RESULTADOS

Realizadas las pruebas, los investigadores afirmaronno encontramos diferencia en la activación muscular atribuible al uso de las mallas ajustadas. Creemos que los sujetos tuvieron una sensación de mayor esfuerzo mientras caminaron  con el uso de las mallas ajustadas debido al incremento en la compresión y la resistencia en la zona de la cadera. Este aumento en la dificultad percibida fue acompañada de pequeños, pero significativos aumentos en el gasto de energía. Sin embargo, este aumento del 2% en el VO2 equivaldría al gasto de sólo 5 kcal adicionales por hora de ejercicio, lo cual sería de muy poco beneficioso para pérdida de peso comparado con el uso regulares pantalones cortos deportivos.”.

Creemos que la muestra que se ha utilizado es pequeña (16 personas) y la actividad física medida ha sido de bajísima intensidad, por lo que no podemos decir que sus resultados sean concluyentes pero si de bajar de peso se trata, no existe mejor combinación que una buena alimentación y  la realización de buenos entrenamientos.

Loading...