Lesiones Condropatía rotuliana: causas, síntomas y consejos para corredores

Condropatía rotuliana: causas, síntomas y consejos para corredores

rodillas

Desgraciadamente, sufrir lesiones es demasiado común entre corredores y las rodillas son una de las zonas mas lesionadas (seguidas por los pies y tobillos, las caderas, el tendón de aquiles y las pantorrillas).

En corredores las lesiones mas comunes son el síndrome femoro patelar o condropatía rotuliana;  síndrome de la banda iliotibial , la fascitis plantar, tendinitis rotuliana y la aquiliana.

Teniendo en cuenta que la condropatía rotuliana es la lesión mas recurrente en corredores, en este artículo te contaremos lo que tienes que saber sobre ella.

Aunque en este artículo, nos referiremos a esta lesión como condropatía rotuliana, es muy importante destacar que esta lesión tiene muchísimos nombres pero siempre se trata de la misma patología: condromalacia rotuliana o patelar, sindrome patelofemoral o femoro patelar y hasta se la suele llamar: “rodilla del corredor”.

CONDROPATÍA ROTULIANA

La condropatía rotuliana, es un estado patológico del cartílago que se encuentra en la cara posterior de la rótula, y que provoca un dolor inespecífico en toda la rodilla.

La rodilla es una de las articulaciones mas importantes y complejas del cuerpo humano (quienes han sufrido lesiones en ellas conocen su importancia).

La rodilla está formada por la unión de dos importantes huesos, el fémur y la tibia; y de un pequeño hueso, llamado rótula,   que reposa sobre la parte frontal de la articulación y se desliza sobre la tróclea femoral durante los movimientos de flexión y extensión de la rodilla.

tendinitis del cuadriceps o cuadriciptal

Básicamente, la parte inferior de la rótula se desliza sobre los huesos que constituyen la rodilla a medida que  doblas o estiras la rodilla.

En la extensión completa de la rodilla, la rótula se sitúa por encima de los cóndilos femorales,  y a medida que se flexiona, el contacto entre las superficies articulares de la rótula y la tróclea femoral se va incrementando y se van modificando las áreas de contacto patelofemoral.

Detrás de la rótula, hay cartílago, cuya función es evitar el roce directo entre dos huesos, prevenir el desgaste y permitir los movimientos de la articulación

La condropatía rotuliana debe su nombre la causa del dolor: la rótula frota contra el cartílago que se encuentra en la cara posterior de la rótula y lo daña.

SÍNTOMAS

Con frecuencia, el corredor se queja de dolor en la cara anterior de la rodilla, que empeora con actividades como correr por terrenos desiguales o al bajar las escaleras, pero que además, también es más intenso tras una prolongada flexión de rodilla, como cuando se está sentado.

Esto va acompañado por una sensación de fricción y chasquidos al realizar la flexo extension de la rodilla y también por una sensación de inestabilidad, que el corredor describe como “la rodilla me falla”.

CAUSAS

El origen de esta patología es multifactorial:

– Traumatismos repetidos, como los que se suceden en la carrera.

– Hiperpresión externa a causa de un disbalance muscular (entre vasto interno y externo), lo que provoca un desplazamiento lateral de la rótula durante la flexión , y dolor cuando esta se sitúa sobre el cóndilo externo.

– Insuficiencia de los músculos extensores de la rodilla, cuádriceps.

– Rótula alta.

– Excesos de entrenos con multisaltos.

– Angulo Q mayor de lo normal (es el ángulo que se forma con el eje del fémur y una línea vertical que pase por la rótula y el tendón rotuliano) que provoca un desplazamiento lateral de la rótula en la fase de apoyo.

– Pronación del pie.

– Retracción de la cintilla iliotibial.

– Bloqueos pélvicos, anteversión de la pelvis.

data-ad-format="rectangle"

– Genu valgo.

TRATAMIENTO

El tratamiento de esta lesión es importante para que puedas correr sin dolor (y realizar el resto de tus actividades diarias).

En la fase aguda de esta lesión, es normal que tu médico te prescriba terapia analgésica y antiinflamatoria.

Para ello, se suele utilizar ultrasonido, electroeestimulación, masoterapia (especialmente del cuádriceps y tensor de la fascia lata) y crioterapia.

Asimismo, será importante asegurar la economía funcional de la rodilla, evitando la flexo extensión en carga, evitar el descenso y ascenso de escaleras y moderar la práctica deportiva.

En la fase crónica, el fortalecimiento del cúadriceps e isquiotibiales, bajo indicación de su fisioterapeuta de cómo realizar estos ejercicios, ejercicios en piscina de reeducación,y ejercicios de propiocepción son técnicas que pueden ayudarte.

Teniendo en cuenta la gran cantidad de posibles causas (y combinaciones de ellas), es importante realizar el tratamiento preventivo de la condropatía rotuliana.

Así, para la mayoría de los corredores un programa específico de fortalecimiento de los músculos involucrados en la flexión y extensión de la rodilla es vital para prevenir y tratar la condropatía rotuliana.

Ademas de ello, los estiramientos de dichos músculos y aplicación de masajes en ellos, también son alternativas válidas.

AUTOR: 

Myriam Martínez Rebollo, fisioterapeuta, podóloga, experta en biomecánica del triatlón , Directora de Biomecanica Martínez y triatleta de larga distancia.

Loading...