MIEDOS
Loading...

La primer carrera de un corredor amateur, suele llegar más temprano que tarde, después de los primeros trotes, incluso a veces como incentivo para empezar a entrenar.

Como todas las primeras veces, tu primer carrera será inolvidable y, si logras disfrutarla plenamente, es probable que puedas terminar de generar un vinculo eterno con el running.

Sin embargo, el día del gran debut, puede ser un día de muchas dudas y elevado nerviosismo para cualquier corredor y por ello, a continuación te presentamos los cinco temores típicos de corredores debutantes.

Miedo Nº 1: “No puedo correr tantos kilometros”

Eso no es cierto, si eres un corredor sano; con algunos meses de entrenamiento adecuado y con deseo y pasión por correr, entonces ya tienes lo que se necesita.

Las metas son herramientas poderosas para la mente, y tu estado de ánimo positivo será clave para lograr esta meta.

Miedo Nº 2: “No voy a tener tiempo para entrenar”

Todo el mundo sabe que la vida adulta está llena de compromisos; tienes un trabajo, una pareja, los quehaceres domésticos, los niños, y una vida social.

Sin embargo, aún queda mucho tiempo para entrenar, recuerda que 1 hora de tu día es solo un 4 % de tu día, por lo que la excusa de falta de tiempo no resulta aplicable en la mayoría de los casos.

Levántate una hora antes un par de veces a la semana, deja Facebook o Twitter por un rato, la TV otro rato y seguramente encuentres el tiempo necesario para entrenar.

Miedo Nº 3: “Voy a terminar último”

Últimos terminan aquellos que no se presentan al día de la carrera, así que esta no debería ser una preocupación para tí. Es tan raro que termines en último lugar como que vayas a ganar la carrera.

Trata de no olvidar que es tu primer carrera y no deberías preocuparte por lo rápido que vas a correr.

Tu meta debería ser terminar la carrera en un tiempo razonable para el entrenamiento que has realizado y en condiciones físicas aceptables.

Miedo Nº 4: “Voy a lesionarme”

Si tu entrenamiento no es el adecuado, quizás te lesiones y por ello debes trabajar de forma inteligente para evitarlo.

data-ad-format="rectangle"

Cumple con tu plan de entrenamiento lo mas que puedas, pero si te sientes dolorido o extremadamente cansado un día, tomate un día de descanso o has una corrida relajante.

Miedo Nº 5: “Mi entrenamiento no es tan bueno”

La mejor manera de evitar esto es leer e informarte; debes convencerte que el plan de entrenamiento que has elegido es el correcto para tus objetivos y para tu nivel de forma física.

Infórmate, estudia, analiza, pregunta a colegas; tu plan de entrenamiento y tu alimentación son la clave para que tengas una buena carrera

Loading...