correr en vacaciones

La familia y amigos, muchas veces nos ayudan y acompañan cuando corremos en nuestros entrenamientos y carreras; celebran nuestra locura de salir a correr cada día y otras veces no logran entenderlo.

Seguramente, alguna vez alguien te dijo: ¿correr en vacaciones? ¿porqué? ¿para que? ¿estás loco?. Nuestra respuesta es simple y corta, y en esta nota te la contaremos.

Para la mayoría de los corredores amateurs, las vacaciones son momentos de descanso donde dejan de realizar actividades obligadas (es una forma de decir) para tomarse algún tiempo para ellos mismos.

Por ello, para nosotros, que realmente amamos el running, la respuesta es simple: ¿porque habríamos de dejar de hacer lo que mas nos gusta en vacaciones? ¿Acaso las vacaciones no son para disfrutar? Nosotros creemos que sí, y por eso intentamos correr cuando estamos en vacaciones, porque disfrutamos todos los kilómetros que corremos durante el año.

Sin embargo, mas allá del deseo que tenemos por correr en vacaciones, a veces -sobre todo si viajas a otra ciudad- incluir algunos momentos para correr puede ser todo un desafío y por ello queremos darte algunos consejos para no fracasar en el intento:

Correr en la mañana

Incluir nuestros entrenamientos a primera hora de la mañana, probablemente sea la mejor forma de lograr entrenar en vacaciones ya que será mas fácil de disponer de nuestro tiempo.

Así, el resto de actividades con la familia o de recreación que quieras realizar podrás hacerlas con la tranquilidad que significa que ya hemos entrenado.

Para lograrlo, no dejes de leer nuestros consejos con las cuatro formas para correr en la mañana.

 

Unifica el running con el turismo

Para quienes corremos, unir el running con el turismo es una excelente opción. Aprovechar para correr y conocer una nueva ciudad es espectacular y te recomendamos que lo pruebes.

data-ad-format="rectangle"

Para ello, si estás en una nueva ciudad, planifica tus entrenamientos por circuitos que te permitan recorrer la ciudad y disfrutarla mientras corres.

 

Bajar las expectativas

A veces resulta muy difícil cumplir con nuestro plan de entrenamiento en vacaciones (la familia y amigos necesitan de nuestra atención), por lo que bajar las expectativas puede ser de utilidad.

Por ello, puedes relajarte un poco y planificar únicamente algunos trotes suaves para recorrer la ciudad en la que te encuentres y evitar perder la forma física.

Si aún con estos consejos, te resulta imposible correr en vacaciones, puede ser un momento de evaluar si resulta conveniente hacer coincidir nuestras vacaciones laborales con nuestras vacaciones del running.

data-ad-format="rectangle"

Imagen”] http://www.flickr.com/photos/jmcangel/

Loading...