semaforos

¿Corres en tu ciudad? ¿Cuando llegas a las esquinas y te enfrentas a un semáforo en rojo, te detienes y te enojas?

En este artículo te daremos un truco para que no tengas que detenerte, puedas seguir corriendo y sin poner en riesgo tu salud.

LOS MALDITOS SEMÁFOROS

Muchas veces cuando corremos por nuestra ciudad encontramos en las esquinas, a corredores aguardando a que un semáforo les permita para cruzar  las calles.

Algunos detienen su marcha y esperan,  mientras que otros se mantienen en el lugar realizando movimientos con sus piernas para no enfriarse.

Mas allá de enfriarnos, estas bajadas de ritmo no programadas, no hacen otra cosa que impedirte tener una rutina de entrenamiento adecuada con objetivos definidos.

Probablemente te sirva para salir a correr sin un plan de entrenamiento, pero no te ayudará a  largo plazo a mejorar tu forma física ni convertirte en un mejor corredor.

Los cruces, ya sea por los semáforos o por el mismo tráfico,  pueden ser un problema para ti y tu entrenamiento – sobre todo si todo tu rutina se realiza parando en todas las  esquinas- por lo que debemos buscar formas de solucionar estos inconvenientes.

Afortunadamente, es mucho más simple de lo que crees, no debes detenerte nunca, sólo debes estar atento al tráfico y sus señales, para buscar la mejor manera de cruzar la calle sin detenerte.

Mira la imagen y más abajo te la explicamos.

data-ad-format="rectangle"

como solucionar el problema de los semaforos mientras corremos

En el gráfico que hemos insertado en este artículo (sean piadosos a la hora de las críticas respecto a la calidad de nuestro dibujo) podrán ver al corredor que al momento de llegar a la esquina con semáforo en rojo para cruzar la calle se encuentra con tres opciones:

a) Correr a la izquierda,

b) Correr a la derecha,

data-ad-format="rectangle"

c) Retroceder unos metros para dar tiempo al  cambio de semáforo  y luego volver al  poder cruzar.

Para seleccionar alguna de estas tres opciones deberías considerar la dirección de tu destino final.

Si  te diriges a determinada zona/circuito/destino deberías elegir la opción que más te acerque a ella.

Es decir, si en el gráfico hay un parque que te permite realizar buenos entrenamientos a tu izquierda, esa debería ser tu opción.

Teniendo tres opciones para continuar corriendo, la opción de detenerte a esperar el cambio de semáforo  no deberías siquiera considerarla, o acaso ¿es una excusa para detenerte?

Loading...
Comparte