AMPOLLAS
flickr photo by wetwebwork http://flickr.com/photos/wetwebwork/927875238 shared under a Creative Commons (BY-SA) license
Loading...

Las ampollas en los pies son uno de los grandes problemas físicos de un corredor que pueden arruinar una carrera o un entrenamiento.

Si aparecen durante una carrera, deberás prepararte para una “tortura” permanente porque hay poco que puedas hacer para eliminar el dolor.

Si aparecen durante un entrenamiento, será vital comenzar rápidamente a trabajar en su curación para evitar aumentar el problema y que arruinen futuros entrenamientos.

Teniendo en cuenta esto, a continuación te daremos los mejores consejos para prevenir la aparición de ampollas.

AMPOLLAS: CONSEJOS DE PREVENCIÓN PARA CORREDORES

Lo mejor que tienen las ampollas es que suelen ser evitables. Aunque existen personas que son más propensas a sufrirlas, con algunas técnicas preventivas se puede reducir sensiblemente el riesgo.

La causa más frecuente de ampollas es la fricción o la presión de alguna zona de tu pie, con los calcetines o con alguna parte específica de tus zapatillas.

Eliminar las causas de las ampollas, es la forma más simple y efectiva de evitar que las sufras. Por ello, te recomendamos que sigas estos simples consejos:

1.- CUIDADO CON LOS CALCETINES

Los problemas de las ampollas y los calcetines surgen principalmente de dos problemas: una mala colocación o mala calidad de los mismos.

Por un lado, calcetines inadecuados pueden hacerte transpirar demasiado en tus pies, producir fricciones y ampollas. Además de calcetines que permitan la ventilación, es importante que estés atento a las costuras.

Costuras desprolijas y/o en lugares peligrosos (como en medio de las plantas de tus pies), son un verdadero problema para los corredores y sus ampollas.

También es importante que tengas en cuenta su colocación. Puedes tener los mejores calcetines del mundo, pero si te los colocas mal, permitiendo pliegues y “arrugas”, es muy probable que aparezcan ampollas. Ten cuidado.

2.- ZAPATILLAS

Las zapatillas para correr suelen tener en cuenta el problema de las ampollas y generalmente sus diseñadores son cuidadosos.

Sin embargo, pueden pasar dos cosas. Primero, que no utilices zapatillas para correr y que puedan tener costuras o elementos que aumenten la fricción y el roce.

data-ad-format="rectangle"

En segundo lugar, puede ocurrir que utilices zapatillas para correr pero su desgaste haya producido que determinadas zonas sean focos de fricciones. Ten cuidado.

Atarte bien los cordones de las zapatillas, para asegurar que los movimientos de tus pies no sean exagerados dentro de la zapatilla es el mejor consejo de prevención.

3.- CUIDADO CON LA LLUVIA

Correr con lluvia es una experiencia magnífica, pero puede ser un problema para quienes suelen sufrir de ampollas.

Si te toca entrenar o competir con lluvia, te recomendamos que prestes extra cuidado a la colocación de tus calcetines y zapatillas.

Intenta reducir la cantidad de tiempo que tus pies estarán mojados. Si el entrenamiento o carrera será muy largo, llevar una muda de calcetines y zapatillas puede ser bueno para evitar las ampollas.

4.- APROVECHA TUS CALLOS

Los callos consisten en el engrosamiento de determinadas zonas de la piel y en corredores suelen ser muy habituales en diferentes partes de la planta.

Los callos son causados por presión o fricción repetida en el punto donde el callo se desarrolla, y por ello, en corredores se generan en los pies.

Aunque los callos pueden ser desagradables a la vista, pueden ser funcionales para un corredor que quiere evitar problemas con las ampollas y tener una función de protección extra en tus pies.

El engrosamiento y endurecimiento de la piel en donde aparecen los callosidades, pueden contribuir a evitar la aparición de ampollas en dichas zonas, tolerar mejor las irregularidades del terreno (especialmente ventajoso para quienes corren con zapatillas minimalistas) y las fricciones que pueden producirse al correr.

Controla que tus callos no crezcan en forma desmedida, pero no los elimines. Te ayudarán con las ampollas.

5.- LA VASELINA ES TU AMIGA

Si eres propenso a la formación de ampollas en cierta área de tus pies, cúbrela con un lubricante antes de ponerte los calcetines y las zapatillas. La vaselina es una gran aliada.

RELACIONADO

AMPOLLAS: CONSEJOS PARA CURARLAS RÁPIDAMENTE

flickr photo by wetwebwork http://flickr.com/photos/wetwebwork/927875238 shared under a Creative Commons (BY-SA) license

Loading...