42k - MaratónConsejos para runners

Maratón: tres cosas que nadie te dice

Correr un maratón es un verdadero logro para quienes llegan a la línea de meta y se convierten en maratonistas.

El esfuerzo para lograrlo no es poco y la dureza de la distancia afecta a corredores amateurs y profesionales.

Calambres, deshidratación, contracturas, exceso de hidratación y agotamiento físico absoluto, son algunas de las posibles consecuencias de un maratón.

Todos aquellos que se atreven a desafiar los 42 k, saben en mayor o menor medida esto; pero hay algunas cosas que pocas personas saben.

A continuación te contamos algunas cosas que nadie se atreve advertirte sobre el maratón.

1) EL MARATÓN PROBABLEMENTE TE HAGA LLORAR

Incluso el corredor más duro de todos puede romperse ante la presión, las molestias o la emoción de terminar un maratón.

data-ad-format="rectangle"

Aunque pocas personas te lo adviertan, es bueno que sepas, que los maratonistas suelen llorar; tal vez por la euforia de estar cerca de llegar  o la incapacidad de controlar las emociones debido al cansancio.

Lo cierto es que el maratón, te llevará a un “viaje” no solo físico sino también emocional. Si no nos crees, te invitamos a pararte cerca de la línea de llegada de un maratón, y verás que mas de uno llora.  No olvides llevar pañuelos.

2) VAS A QUERER DETENERTE

Si vas a correr un maratón, es importante saber que tarde o temprano deberás correr con tus piernas y tu mente agotadas.

Es inevitable, el maratón es largo, y seas principiante o avanzado, en algún momento de la carrera aparecerán las dudas; pensarás “no puedo mas”.

Pezones sangrantes, ampollas, el estómago revuelto, las piernas cansadas, son algunas de las circunstancias que pueden aumentar la cantidad de veces que por tu cabeza escuches “¿para qué seguir”.

Sin embargo, es bueno que sepas también que es muy probable que tu terquedad te mantenga en movimiento y te ayude a llegar al final de la carrera.

Para esos momentos dureos, es imprescindible que grabes en tu mente que pase lo que pase no vas abandonar y que recuerdes todos los corredores que terminaron un maratón lo lograron porque no se rindieron.

Recuerda qué tanto deseas terminar la carrera y que tanto te has esforzado en tus entrenamientos para lograr correr los 42 kilómetros.

3) ES ADICTIVO

Correr y entrenar para un maratón es realmente adictivo;  probablemente cuando cruces la línea de meta y sientas el cansancio absoluto dirás “nunca mas corro otros 42k”.

Lo cierto es que, es muy probable que luego de unos días de descanso y cuando empieces a sentirte nuevamente en condiciones, comiences a buscar un nuevo maratón al cual inscribirte.

No hay dudas, correr un maratón marca la vida de un corredor y tal como dijo alguna vez  Emil Zátopek : “…Si quieres experimentar una vida diferente, corre un maratón”.

El “problema” es que la mayoría quieren tener una vida aún mas diferente, y terminan corriendo muchas mas maratones.

Imagen | flickr.com/photos/eviltomthai/2995818119

Loading...

COMENTARIOS

RunFitners

RunFitners

RunFitners.com, es el sitio web donde encontrarás los mejores artículos sobre nutrición para runners, ejercicios y entrenamientos, motivación y todo lo necesario para que te conviertas en un mejor corredor.

Previous post

La gran estupidez del corredor

Next post

Descubre tu Velocidad Aeróbica Máxima (VAM)