ConsejosLesiones

Rozaduras al correr: Consejos para evitarlas

Uno de los problemas más molestos que un corredor puede tener mientras corre, son las terribles rozaduras.

Las rozaduras son el resultado de la fricción constante entre la piel y un elemento externo que normalmente suele ser la indumentaria que utilizas para correr.

Además, las rozaduras pueden producirse como producto del roce entre piel con piel.

La fricción contra la piel, produce una lesión en ella, que empeora con cada minuto que corres. Más fricción, mas daño en la piel y más dolor.

Las zonas más susceptibles de sufrir de rozaduras suelen ser: los pezones masculinos, los muslos y las axilas.

Por ello, teniendo en cuenta que las rozaduras son sufridas por hombres y mujeres y que muchos de ellos no saben como evitarlas, a continuación te daremos 3 buenos consejos.

data-ad-format="rectangle"

PEZONES

Lamentablemente, los pezones suele ser uno de los puntos débiles de los hombres (no tanto en mujeres que usan sostenes adecuados).

 

Ver un hombre corriendo con sus pezones sangrando es una de esas imágenes que difícilmente podrás sacar de tu cabeza, padecerlos es una de las peores cosas que le puede pasar a uno.

La fricción de la camiseta con los pezones de un corredor pueden irritarlos, dañarlos y hacerlos sangrar; claro que no desangrarás pero sufrirás durante los kilómetros que te falten correr.

Las mejores formas de evitarlos son:

– Usa una camiseta que conozcas y no genere roces excesivos.

– Coloca cinta adhesiva o apósito pequeño sobre los pezones para evitar que se dañen.

– Utiliza una camiseta de compresión (se ajustan bien al pecho e impiden el roce).

Evita correr con camisetas de algodón, al transpirar se mojan y aumentan el riesgo de rozamiento.

MUSLOS

Los muslos es otra de las zonas con alto riesgo de rozaduras en corredores.

En esta zona, el rozamiento puede producirse con los pantalones o con  la misma piel y las mejores alternativas para evitarlas son:

– Vaselina u otro lubricante en la zona interna de los muslos.

– Corre con calzas (pantalones que se ajustan a tu piel e impiden el rozamiento).

– Utiliza telas suaves.

AXILAS

La tercer zona que más sufre las rozaduras son las axilas, donde la fricción es realmente constante.

Quizás por la falta de vello en la zona y/o una mayor sensibilidad de la piel, hace que las mujeres sufran más de estas lesiones en la piel.

Al igual que en los pezones, un lubricante como la vaselina aplicado antes de correr o una camiseta de compresión son buenas alternativas para evitarlas.

OTRAS ZONAS A TENER EN CUENTA

Ademas de las mencionadas, hay algunas zonas que también deberían ser tenidas en cuenta.

El uso de sostenes inadecuados, puede generar molestas rozaduras en corredoras. Por ello, es  vital que utilices sostenes de telas técnicas y con materiales que no te dañen.

Lo mismo sucede con la elección inadecuada de la ropa interior de las partes bajas (tanto en hombres y mujeres). Telas y diseños equivocados, pueden traerte muchos problemas.

Como en todos los casos anteriores, la aplicación de vaselina en la zona siempre es una  buena alternativa.

flickr photo by woodenmask http://flickr.com/photos/16533831@N03/6189990159 shared under a Creative Commons (BY-SA) license

 

loading...
Loading...

COMENTARIOS

Sebastian Perez Lera

Sebastian Perez Lera

Sebastián es Editor Senior en Runfitners.com y 21.42runners.com. Maratonista, Finisher del Maratón de Chicago, New York y Berlín. Corredor apasionado y amante de la nutrición y fisiología del deporte. Cuando no entrena, piensa en entrenar.

Previous post

Cinco enseñanzas que un corredor debe aprender de Karate Kid

Next post

Nueve hábitos para mejorar tus rendimientos