ZAPATILLAS DE RUNNING

¿Quieres comprar las mejores zapatillas para correr? En este artículo te contamos las 4  características que consideramos esenciales a la hora de elegir una!

Además, te contaremos las cosas que NO DEBES TENER EN CUENTA al momento de comprar tus próximas zapatillas running.

Y como si fuera poco también:

❱ Te contaremos por qué no debes elegir las zapatillas que ofrecen una exagerada amortiguación (suelas super altas).

❱ Aprenderás a cuidarlas para que duren más.

❱ Te contaremos porqué necesitas tener más de un zapatillas de running.

❱ Te daremos los mejores consejos para que tus zapatillas para correr no aumenten el riesgo de sufrir lesiones.

COMO ELEGIR LAS MEJORES ZAPATILLAS DE RUNNING

Para quienes deciden iniciarse en el running (aunque para los experimentados también puede serlo), seleccionar unas zapatillas para correr puede ser un gran desafío.

Para que puedas hacer una elección inteligente, te recomendamos que siempre chequees que cumplan con estas 4 características:

data-ad-format="rectangle"

1.- Suela blanda

Al elegir tus zapatillas para correr, verifica que su suela sea blanda y permita la propiocepción y movimiento natural de los pies.

Cuando vayas a la tienda, antes de comprar tus zapatillas, te recomendamos doblarla como en la foto.

merrel

Si el material es duro o  muy grueso que te impide doblarlas con facilidad, nosotros recomendamos buscar otras y seguir buscando.

data-ad-format="rectangle"

Si puedes doblarlas con total facilidad, puede seguir adelante y analizar los siguientes puntos.

Zapatillas como las adidas boost o nike pegasus son muy utilizadas y recomendadas por muchas personas, pero al no superar este test, no las recomendamos.

2.- Bajo drop

El drop de una zapatilla, es la diferencia entre el talón y la puntera.

Un drop elevado significa que la diferencia entre el talón y la puntera es grande, y esto puede perjudicar tu técnica de carrera.

drop

Si conoces los modelos de zapatillas que te interesan, te recomendamos que antes de ir a la tienda a buscarlos, verifiques en el sitio web de la marca seleccionada, cual es su drop.

Aunque hay muchos vendedores bien preparados y que conocen todos los modelos de zapatillas, hay otros que no saben este tipo de aspectos de una zapatilla de running.

Siempre elige zapatillas para correr con un drop inferior a los 8 milímetros y preferentemente de 4 o menos.

Aquí abajo encontrarás algunos modelos con un drop inferior a los 8 milímetros.


RELACIONADO

LAS CUATRO ZAPATILLAS QUE NO RECOMENDAMOS NI A NUESTRO PEOR ENEMIGO


3.- Bajo peso

Correr con zapatillas pesadas, no sirve de absolutamente nada y trae mucho más problemas que soluciones.

Sean zapatillas amortiguadas o minimalistas, siempre opta por las que sean mas livianas.

Evita las zapatillas que superen los 300 gramos.

4.- Punteras anchas

Comprar zapatillas para correr es un momento de mucha alegría para un RUNNER y también de mucha incertidumbre.

La diversidad de modelos, marcas y precios, puede dificultar la elección y distraer la atención de algunos aspectos importantes.

Una de las características que consideramos esenciales de una zapatilla para correr es el ancho de la puntera.

La puntera de las zapatillas, es la parte delantera, donde se ubican nuestros dedos; y pese a la importancia de esta zona pocos son los corredores que la analizan al momento de realizar la compra.

El ancho de la puntera de tus zapatillas, es clave para garantizar el confort y evitar lesiones en tus pies, ya que correr con una puntera angosta genera que los dedos de los pies se acerquen demasiado y en algunos casos se posicionen uno arriba del otro, por lo que tus pies trabajarán de manera ineficiente y peligrosa.

El gran problema es que no hay forma de ver qué es lo que sucede con tus dedos dentro de tus zapatillas mientras corres.

Sin embargo, en esta imagen podrás ver la diferencia entre utilizar una zapatilla con puntera ancha (izquierda) y una con puntera angosta (derecha).

Aunque pueda resultar sorprendente, son muchos los corredores que utilizan zapatillas con punteras angostas y se acostumbran a correr con los dedos doblados y juntos como puedes ver en la imagen de la derecha.

puntera

 “EL RAYOS X”, Un test que deberías hacerle a tus zapatillas

Teniendo en cuenta que resulta imposible e insalubre (por la exposición a la radiación), realizar una imagen radiográfica para poder ver la ubicación de tus dedos,  te recomendamos la realización del TEST RAYOS X.

La forma de realización del Test Rayos X, es muy simple, solo deberás estar descalzo y colocar tu pie sobre la suela de tus zapatillas.

El principal objetivo del Test es determinar qué tan cómodos pueden ubicarse los dedos de tus pies dentro de las zapatillas.

Por ello, deberás prestar especial atención al espacio existente entre los dedos de tus pies y los bordes de la suela de tus zapatillas.

En caso de que alguno de tus dedos (o varios) queden demasiado cerca de los bordes o los excedan, será un indicativo de que de debes realizar el cambio inmediato de tus zapatillas para correr.

A continuación te mostramos algunos ejemplos de las pruebas que realizamos con algunos calzados:

Test Rayos x

5.- Extra: La quinta característica esencial

El último aspecto a señalar respecto a las zapatillas para correr y quizás el más importante a la hora de comprar un nuevo par, es el confort.

Siempre elige zapatillas que te resulten cómodas, que no produzcan rozaduras y que te aseguren que tus pies van a tener el máximo confort en cada kilómetro.

NUNCA ELIJAS LAS QUE TENGAN EXAGERADA AMORTIGUACIÓN

¿Escuchaste que las zapatillas con máxima amortiguación te protegen más y te ayudan a prevenir lesiones?

Aunque las zapatillas para correr amortiguadas son las que han dominado el mercado en los últimos 30 años (aproximadamente), presentan algunos problemas que puede generar muchos defectos e inconvenientes en los corredores.

Las zapatillas running amortiguadas , son aquellas que presentan una suela ancha y/o elevada con algún sistema de amortiguación (ya sea aire, resortes o la “tecnología”que sea).

Estos sistemas de amortiguación suelen ser promocionados cómo efectivos para minimizar los efectos de los impactos de nuestro peso al correr e incluir una mayor altura en el talón que en la punta del pie.

En los últimos años, muchos fabricantes de zapatillas deportivas han optado por aumentar las apuestas y aumentar aún más la amortiguación.

Aunque la mayoría de los corredores asocian a las zapatillas para correr con las zapatillas amortiguadas, es bueno saber que no son las únicas (existen las minimalistas también) y es importante que para realizar una buena elección sepas cuales son los problemas que estas zapatillas suelen generar:

1.-Tienden a favorecer el taloneo

Correr con zapatillas amortiguadas, tiende a favorecer el taloneo al correr (heel strike), una forma inadecuada, riesgosa e ineficiente de correr.

Correr taloneando (pisando primero de talón) tiende a aumentar el trabajo de las rodillas, aumentando las posibilidades de sufrir lesiones en ellas.

Asimismo, aumenta el trabajo del músculo tibial anterior y puede favorecer la aparición de la periostitis tibial y otras lesiones en la zona.

taloneo

2.- Reducen la percepción de tus pies

Otro de los inconvenientes de las zapatillas amortiguadas es que impide que nuestros pies tengan una percepción completa del terreno y sus modificaciones.

Nuestros pies son muy sensibles y están llenos de terminaciones nerviosas que les permiten adaptarse a los terrenos por los que corremos y preparar los músculos en cada pisada que realizamos.

Aunque la única manera de lograr el 100% de nuestra percepción es corriendo descalzos, cuanta mayor amortiguación tengan nuestras zapatillas, mas se reduce esta percepción.

3.- Pueden contribuir al debilitamiento de tus pies

Aunque para muchas personas puede sonar raro, nuestros pies tienen músculos; que aunque no tienen la forma y vistosidad que tienen los biceps, triceps o cualquier otro músculo del cuerpo humano tienen funciones importantísimas al correr.

Los huesos constituyen el armazón del pie y los músculos, que están ligados a los huesos por los tendones, garantizan el movimiento.

El problema de los músculos de los pies y las zapatillas amortiguadas, es que al usarlas constantemente, tienden a hacer que muchos de estos músculos no trabajen cómo deberían (o directamente no lo hagan), lo que puede generar una especie de atrofiamiento.

Músculos que no son utilizados, pierden tonicidad y fuerza y eso es lo que pasa con los músculos de los pies cuando utilizamos demasiadas zapatillas amortiguadas.

4.- No reducen el riesgo de lesiones

Aunque probablemente no lo creas,  existen varias pruebas que indican que más amortiguación, no significa menos lesiones.

Mira todas las pruebas haciendo click aquí.

¿Que hacer?

Para solucionar estos inconvenientes, te recomendamos:

❱ No elegir zapatillas con una exagerada amortiguación. 

❱ Pasar la mayor del tiempo posible descalzo: aprovecha cada momento que puedas para caminar descalzo (ya sea en tu casa o trabajo).

De esta manera, permitirás a tus pies moverse de forma natural y aumentar su percepción, evitando el mencionado “atrofiamiento”.

❱ Si decides continuar corriendo con zapatillas amortiguadas realiza las siguientes modificaciones a tu técnica de carrera: 

✓ Aumenta tu cadencia (más de 180 pasos por minutos),

✓Evita el taloneo 

✓ Intenta pisar apenas delante de tu centro de gravedad (intenta pisar cerca de tu cintura).

3 COSAS QUE NO DEBES TENER EN CUENTA AL COMPRAR TUS PRÓXIMAS ZAPATILLAS RUNNER

Ya te contamos las características esenciales que debes tener en cuenta cuando vayas a comprar tus próximas zapatillas para correr.

Ahora te diremos en que cosas NO DEBES FIJARTE:

❱❱❱ La moda

Nunca priorices la moda frente a la funcionalidad; recuerda que tus zapatillas para correr, son justamente para eso.

En base a ello y evaluando tus necesidades y el terreno por el que sueles correr,  elige las que sean mejores para ti.

No te guíes por su apariencia y colores, primero evalúa sus beneficios y recién luego, revisa si combinan con tu vestimenta.

❱❱❱ El marketing

La industria de la indumentaria deportiva es muy amplia y poderosa,  y constantemente podemos disfrutar de excelentes publicidades de zapatillas para correr y demás accesorios.

Aunque nos encantan verlas, nunca debes en las técnicas de venta que intentan dirigir nuestra elección en productos que no son convenientes para nosotros.

Si has visto una publicidad de unas zapatillas para correr y te han encantado, evalúa primero sus características y materiales con los que han sido manufacturadas.

Si luego de este análisis, sigues considerando que son las zapatillas apropiadas para ti, ve a probarlas!

❱❱❱ Los nuevos modelos

Todos los días salen nuevos modelos de zapatillas. En muchos casos salen nuevas versiones de modelos existentes.

En la mayoría de los casos, los cambios son mínimos y pocas veces orientados a mejoras reales que vayas a sentir.

Por ejemplo, las Nike Pegasus o Asics Nimbus son zapatillas que tienen décadas de versiones diferentes.

Nunca caigas en la tentación de comprar el último modelo. Suelen ser más caros.

Chequea las diferencias y elige las mejores para tí.

4 RAZONES PARA COMPRAR MÁS DE UN PAR

Lo sabemos, COMPRAR UN PAR DE ZAPATILLAS PARA CORRER es difícil. ¿Te imaginas teniendo que comprar más de un par? Pues deberías!

1.- Reducen las lesiones

En un Estudio realizado en casi 300 corredores durante 22 semanas, se analizó el uso de más de un par de zapatillas de correr y el riesgo de sufrir de lesiones relacionadas al running.

Para ello, los 264 participantes debieron informar diariamente las características sus entrenamientos diarios, la práctica de otros deportes y las lesiones relacionadas que fueron sufriendo.

Al terminar las 22 semanas, se observó que un tercio de los participantes sufrieron alguna lesión relacionada al running que los obligó a dejar de correr por al menos un día.

Del análisis de toda la información recabada, los investigadores destacaron que el uso de más de un par de zapatillas de running y la práctica de otros deportes, son estrategias que pueden colaborar a variar las cargas aplicadas al sistema musculoesquelético y así prevenir lesiones.

Pese a que estos resultados son interesantes, vale la pena destacar dos aspectos negativos del Estudio:

❱ Para ser catalogado como un corredor que utiliza mas de un par de zapatillas, los investigadores utilizaron un criterio un tanto simple: si durante las 22 semanas del Estudio alternaron las zapatillas al menos 2 veces, eran corredores con mas de un par.

❱ Los participantes no informaron con qué frecuencia alternaban las zapatillas.

2.-  Aumenta su vida útil

Si bien no hemos encontrado ningún Estudio científico que lo compruebe, se suele afirmar que alternar nuestras zapatillas para correr podría aumentar su vida útil.

La explicación es simple, al igual que nuestros pies y piernas, las zapatillas necesitan recuperarse luego de un entrenamiento; sus tejidos y suela, necesitan un tiempo para volver a tomar su forma original.

Además al correr nuestros pies transpiran, y darles mayor cantidad de tiempo para que sequen adecuadamente puede ayudar a aumentar su vida útil.

3.- Menos problemas en los días de lluvia

Si tienes un solo par de zapatillas para correr y las utilizas en un día de lluvia, al día siguiente podrías tener un grave problema al querer utilizarlas.

Tus posibilidades se limitarían a: a) correr con zapatillas mojadas, b)correr con zapatillas no creadas para correr o c) cancelar tu entrenamiento.

Ninguna de estas opciones es buena para ningún corredor.

Luego de correr bajo la lluvia, deberás darle tiempo a tus zapatillas, para que se sequen adecuadamente. Aunque la parte externa suele secar mas rápido, la parte interna al tener menor exposición al aire,  lleva mayor tiempo para hacerlo.

Teniendo mas de un par de zapatillas, te permite que un día corras bajo la lluvia y al día siguiente (mientras el otro par se seca), corras con tu otro calzado.

2.- Te dan mayor libertad

El lazo que los corredores entablan con sus zapatillas, puede ser muy complicado, generando que muchas veces nos neguemos a cambiarlas.

Así, muchos corredores continúan utilizando sus zapatillas (aun estando sumamente dañadas), lo que puede generar alteraciones graves en nuestra pisada y la posterior aparición de lesiones.

Al saber que tienes más de una zapatilla, te será mas fácil realizar el cambio,  te dará mayor flexibilidad y te acostumbrará a correr con distinto tipos de zapatillas.

Utilizar diferentes marcas, modelos y estilos de zapatillas, te permite no atarte a una sola y el día que tienes que cambiarla facilita las cosas.

Tener zapatillas de distintas características (tamaño, peso, amortiguación, etc), te ayuda a estimular tus capacidades de adaptación, mientras que correr siempre con las mismas puede generar demasiado “acostumbramiento”.

4 TRUCOS PARA CUIDAR TU CALZADO DEPORTIVO

Supongamos que ya elegiste tus zapatillas para correr. Ahora necesitas hacer que duren al máximo.

Sigue estos 4 trucos:

1.- Úsalas solo para correr

Aunque es una precaución bastante simple y obvia, muchos corredores la olvidan: utiliza tus zapatillas para correr, solo para eso.

Evita usarlas durante el día, ir a trabajar con ellas, a la universidad o donde sea. Cuanto más las usas, más las desgastas; sea cual sea la actividad.

2.- Déjalas al aire libre

Cuando corres, tus pies transpiras y aunque no lo veas en la parte externa, el interior de tus zapatillas tenderán a estar húmedas (especialmente en climas cálidos).

Por ello, es sumamente importante que apenas termines de correr las coloques en un lugar fresco y seco (preferentemente en el exterior).

De esta forma, tus zapatillas podrán secarse y ventilarse. Evitarás correr con zapatillas húmedas y la proliferación de bacterias y olores.

3.- Desata los cordones

Un pequeño pero gran error que muchos corredores cometen es llegar de entrenar y sacarse las zapatillas a la fuerza sin desatarlas.

A la larga, este tipo de error puede deformar tus zapatillas para correr y traerte problemas que es mejor evitar.

4.- Cuidado al guardarlas

El guardado del calzado suele ser un problema para muchas personas; no cuentan con el espacio suficiente y terminan poniendo una zapatilla arriba de otra y en cualquier posición.

El peso de otras zapatillas arriba y una inadecuada posición, no solo las puede deformar, sino que impedirá que se ventilen correctamente.

ATENCIÓN: CALZADO DIARIO

Pese a la importancia de las zapatillas para correr, lo cierto es que de las 24 horas del día, la porción que utilizas para correr es menor.

Es decir, es probable que buena parte del día estés utilizando otro tipo de calzado y por ello te recomendamos realizar el test Rayos X en tu calzado diario.

Para que puedas ver la importancia de esto, te invitamos a ver otra interesante imagen que muestra la diferencia en los pies de una persona acostumbrada a estar descalzada y una persona que utiliza zapatos angostos.

descalzo vs calzado

Referencias:

– Conclusions drawn from a comparative study of the feet of barefooted and shoe-wearing peoples 

Can parallel use of different running shoes decrease running-related injury risk? http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24286345

Loading...
ZAPATILLAS DE RUNNING

Loading...