testosterona
Loading...

Es normal haber escuchado sobre la testosterona en el deporte (especialmente dentro del fisicoculturismo), pero pocas personas saben cuales son las funciones e importancia para corredores de esta hormona que suele ser asociada a dopaje y sustancias prohibidas en forma equivocada.

Por ello, en este artículo te contaremos lo que un corredor tiene que saber sobre la testosterona y los efectos del running sobre esta hormona. 

La testosterona

La testosterona es una hormona producida por nuestro cuerpo (en hombres y mujeres) y aunque es la principal hormona sexual masculina, tiene otras importantes funciones para el ser humano (sin importar el sexo).

Así, la testosterona cumple un rol clave para el aumento, mantenimiento y reparación de la masa muscular y colabora para luchar contra la acumulación de grasa corporal.

Asimismo, otros de los efectos de la testosterona son: afecta nuestra fuerza e incrementa la densidad y mantenimiento de nuestros huesos.

Los valores de esta hormona son menores en mujeres que en hombres (algunos estudios hablan de 10 veces menor), y vale decir que al superar los 30 años comienza un proceso de constante disminución.

Debido a la relevancia de esta hormona, es importante conocer cómo el running afecta los valores de testosterona en los corredores.

El running y la testosterona

Existen  estudios que señalan que, mientras el entrenamiento moderado puede estimular la producción de testosterona, en corredores de largas distancias con elevados volúmenes de entrenamientos,  las concentraciones tienden a ser disminuir.

Aunque este descenso puede ser evitado y/o reducido, olvidarse de este efecto del entrenamiento de largas distancias puede convertirse en un efectos negativos del running en la salud de los corredores y por ello es importante que continúes leyendo.

Asi una sesión de ejercicio anaeróbico corto e intenso por lo general aumenta el nivel de testosterona, mientras que un ejercicio prolongado de nivel moderado a intenso conduce a un aumento inicial de la testosterona, seguido de una disminución a o por debajo de los niveles basales.


Niveles bajos de testosterona – ¿que pasa?

Los hombres con niveles bajos de testosterona pueden sufrir dolores de cabeza , irritabilidad y fatiga. Asimismo, los niveles anormalmente bajos de testosterona en hombres también pueden resultar en una disfunción reproductiva, que puede incluir disminución de la libido , el conteo de espermatozoides y la consiguiente disminución de la fertilidad.

Sin embargo, la testosterona baja no sólo es un problema para los hombres, ya que en mujeres los síntomas pueden incluir sofocos, irritabilidad, pérdida del deseo sexual (disminución de la libido),  trastornos del sueño, y la pérdida de vello corporal también puede ser visto.

En lo que hace a rendimiento deportivo (en ambos sexos),  los niveles de testosterona reducidos pueden atenuar la hipertrofia muscular asociada con el ejercicio, reducir la reparación del daño muscular y pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo del síndrome de sobreentrenamiento.

data-ad-format="rectangle"

Otras consecuencias incluyen una menor densidad ósea y un posible efecto en el estado de ánimo y el comportamiento.


Siguiendo con los efectos del running en los valores de testosterona encontramos  un estudio de Keizer et al, donde se analizaron las variaciones hormonales en 25 hombres y 11 mujeres durante un período de entrenamiento de 18 a 20 meses donde se incrementó gradualmente las distancias de entrenamientos.

Cada período de entrenamiento fue a su vez dividido en períodos de 6, 5 y 7 meses donde se estableció que al terminar cada participante correría en carreras de 15, 25, y 42 kilómetros respectivamente.

Los investigadores detectaron que aunque durante los entrenamientos se produjo un aumento de la concentración en plasma de testosterona en hombres, luego de las carreras existió una disminución  (a mayor distancia mayor fue la disminución).

En el caso de las mujeres, los investigadores no pudieron encontrar una relación entre los valores de testosterona y el entrenamiento y/o variaciones luego de las carreras.

Otro estudio (realizado en 18 corredores masculinos) demostró que los valores de testosterona disminuyeron después de participar en un maratón (De Leo et al).

El estrés que nos puede producir un volumen elevado de entrenamiento puede aumentar los niveles cortisol (la hormona del estrés) que afecta en forma negativa a la liberación de testosterona.

Sin embargo, no todo es malo, ya que algunos investigadores coinciden en que aunque el entrenamiento de resistencia prolongado disminuye los niveles de testosterona; esta reducción puede estar influenciada por el estado físico de los corredores y la experiencia en el deporte.

Asimismo, vale destacar, que no solo la actividad física afecta los niveles de testosterona. 

Así, aquellos corredores que corren largas distancias, podrían sufrir en menor medida la reducción de la testosterona, ya que sus cuerpos ya estarían adaptados a soportar elevados volúmenes de entrenamiento (Hackney).

¿Que puedes hacer?

Si eres un corredor o corredora de largas distancias, es probable que te estés preguntando cómo prevenir un descenso en los valores de testosterona y por ello es importante que sepas que el efecto de la actividad física en los niveles de testosterona depende de:

– la intensidad y la duración de la actividad.

– el nivel de forma física del individuo.

– su estado nutricional.

Referencias

Effects of human chorionic gonadotropin administration on testicular testosterone secretion during prolonged exercise (De Leo) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10731556

Changes in basal plasma testosterone, cortisol, and dehydroepiandrosterone sulfate in previously untrained males and females preparing for a marathon (Keizer et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2532181 

Testosterone and Reproductive Dysfunction in Endurance-trained Men (Hackney) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11254889

Loading...