sistema cardiovascular
Loading...

Todos los corredores saben que cuando empiezan a correr, las pulsaciones se aceleran, pero son pocos los que saben algunos detalles importantes sobre el funcionamiento del sistema cardiovascular.

El sistema cardiovascular está conformado por el corazón, los vasos sanguíneos (arterias, arteriolas, venulas, venas y capilares)  y los aproximadamente 5 litros de sangre que tienes en tu cuerpo.

Básicamente el sistema cardiovascular es el responsable del transporte de oxígeno, nutrientes, hormonas y productos de desecho de las células en todo el cuerpo.

Debido a su conformación y las funciones que tiene, es clave que un corredor conozca algunos conceptos importantes sobre el sistema cardiovascular y a continuación te los contamos.

EL CORAZÓN

El principal órgano del sistema cardiovascular (aunque todos son importantes e imprescindibles), es el corazón, el órgano que bombea la sangre que circula por los vasos sanguíneos.

La sangre llega de los pulmones con oxígeno y es bombeada por el corazón para que llegue a todos los tejidos y órganos de tu cuerpo a través de los diferentes vasos sanguíneos.

Luego de circular por los diferentes órganos y tejidos, la sangre vuelve al corazón desoxigenada, y el corazón la envía a los pulmones para volver a ser oxigenada.

La cantidad de sangre que tu corazón expulsa cada vez que late, es regulada en base a las necesidades de tus órganos y tejidos.

Cuando necesitas una mayor cantidad de sangre, tu corazón debe latir mas rápido y fuerte para poder abastecer las necesidades de sangre.

EL CORAZÓN Y EL RUNNING

Correr es una de las tantas actividades que “obligan” a tu corazón a latir mas, ya que cuando corres, tus músculos tienen un mayor requerimiento de oxígeno y nutrientes.

Sin embargo, todas las personas tienen un volumen sanguíneo limitado (se estima entre 5 y 6 litros), por lo que tu cuerpo suele realizar ajustes para que esta cantidad de sangre alcance para funcionar debidamente.

Básicamente,  tu cuerpo envía sangre a donde mas se necesita y cuando corres, tus músculos son los que mas la necesitan,  por lo que otros órganos dejan de recibir la misma cantidad que en otras circunstancias.

IMPORTANTE

Correr es una excelente forma de acondicionar el sistema cardiovascular.

data-ad-format="rectangle"

Asimismo, es importante señalar que el entrenamiento puede generar modificaciones en la morfología de tu corazón; modificaciones que son reversibles en caso de abandonar el entrenamiento.

Los corredores entrenados, tienden a tener un pulso en reposo lento y un alto consumo máximo de oxígeno, lo que significa que sus corazones son más eficientes que los de las personas sedentarias.

Sin embargo, los corredores no son inmunes a enfermedades cardíacas, por lo que el examen del corazón no está de mas.

VASOS SANGUÍNEOS

Los vasos sanguíneos son las vías por donde circula la sangre que tu corazón bombea, permiten que lleguen los nutrientes y el oxígeno a tus órganos y tejidos; y devuelven la sangre al corazón y pulmones para que vuelva a ser oxigenada.

LAS ARTERIAS Y ARTERIOLAS

Las arterias son las encargadas de llevar la sangre desde el corazón a los órganos, transportando el oxígeno (excepto en las arterias pulmonares, donde transporta sangre con dióxido de carbono) y los nutrientes.

Las arterias tienen las paredes gruesas y ligeramente elásticas, pues soportan mucha presión; sus paredes tienen músculos que les permiten contraerse y dilatarse para controlar la presión arterial y cantidad de sangre que llega a los órganos.

Las arteriolas  son las arterias más estrechas que se ramifican desde los extremos de las arterias y llevan la sangre a los capilares.

VENAS Y VENULAS

Las vénulas recogen la sangre de los capilares y lo trasladan a las venas más grandes para el transporte de regreso al corazón.

Las venas, llevan la sangre desde los órganos y los tejidos hasta el corazón y desde este a los pulmones, donde se intercambia el dióxido de carbono (CO2) con el oxígeno del aire inspirado, (excepto en las venas pulmonares, donde se transporta sangre oxigenada).

CAPILARES

Los capilares son los más pequeños y más delgados vasos sanguíneos en el cuerpo y también el más común ya que atraviesan casi todos los tejidos del cuerpo.

Los capilares se conectan en un extremo con las arteriolas (donde reciben la sangre) y vénulas  (donde ponen en circulación la sangre para que vuelva al corazón) por el otro.

El entrenamiento, además de mejorar el funcionamiento de los capilares existentes en los músculos, tiende a incrementar  el número de capilares, lo que permite que llegue una mayor cantidad de sangre al correr.

LOS VASOS SANGUÍNEOS Y EL RUNNING

Como dijimos anteriormente, cuando corres tus músculos necesitan una mayor cantidad de oxígeno y nutrientes, y para ello tu corazón comienza a latir mas fuerte y mas rápido.

Sin embargo, el corazón no trabaja solitariamente para que tus músculos reciban las sangre, ya que tus vasos sanguíneos también realizan ajustes importantes.

Las arterias están rodeadas por músculo (del tipo liso) que les permiten modificar su diámetro según las necesidades.

Cuando corres los músculos de tus arterias se relajan, lo que permite incrementar su diámetro y de esa forma aumenta la cantidad de sangre que puede circular por ellas.

Es decir, tu corazón bombea mas sangre y las arterias aumentan su tamaño para que esa mayor cantidad de sangre pueda fluir.

[learn_more caption=”Estudio”]

– Contemporary Reviews in Cardiovascular Medicine

http://circ.ahajournals.org/content/114/15/1633.full

– Structural features of the athlete heart as defined by echocardiography.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2934463

[/learn_more]

 

Loading...