6 consejos mejor corredor
Loading...

Sin duda, el gran deseo de muchos de nuestros lectores es convertirse en mejores corredores.

Aunque muchos lo desean, pocos saben que se necesita para lograrlo, y por ello, en este artículo te damos seis consejos para ser un mejor corredor.

1.-Suma kilómetros

La base de tu entrenamiento debería estar compuesto por la aumentar la cantidad de kilómetros que corres.

Este aumento debe ser progresivo y organizado – no en forma brusca y repentina-.

Cuanto mejor es la base, mayor es la dureza con la que puedes trabajar cuando te prepares para participar en carreras y tienes mayores posibilidades de alcanzar los objetivos de rendimiento.

2.-Entrenamiento Progresivo

Para ser un mejor corredor, no necesitas excederte en los entrenamientos; la carga de trabajo no debe ser ni demasiado pequeña ni demasiado grande.

Así, debe ser lo bastante intensa y regular para facilitar la adaptación a un nivel superior.

Si el estrés que generas con tus entrenamientos es casi igual a la capacidad de tu cuerpo  para hacer frente al trabajo, tu cuerpo se adaptará incrementando su capacidad y así podrá hacer frente a una mayor carga de entrenamiento con el mismo esfuerzo.

Por el contrario, si el estrés es excesivo y te sobreentrenas, estarás  sobrecargando tus posibilidades de adaptación provocando fatiga, lesiones, agotamiento o un mal rendimiento.

Intenta no incrementar tu kilometraje o velocidad mas del 10% de una semana a la siguiente, o de un mes al siguiente.

3º Se consistente y constante

El entrenamiento constante es necesario para ser un corredor con éxito, aunque no hay necesidad que te entrenes  a altos niveles durante todo el año.

Debes intentar correr con frío o calor, cuando tengas la moral alta o baja, sólo o con amigos, cuando te preparas para una gran carrera o cuando has alcanzado tus objetivos.

Entrénate consistentemente toda la semana, no únicamente los fines de semanas. Debes convertirlo en un hábito. Incluso pequeñas cantidades de entrenamiento sobre una base regular es preferible a correr de forma esporádica y dejar pasar después días de inactividad.

data-ad-format="rectangle"

4º Establece metas y trabaja para cumplirlas

Cuanto mas avanzas en el mundo del running, mas objetivos van apareciendo en tu camino: distancias mas largas que conquistar, mas tiempo corriendo, mas minutos y segundos que arañar al reloj.

Incluso cuando vamos perdiendo velocidad debido a la edad, se nos presentan nuevas oportunidades al pasar a nuevas clasificaciones de edad, con nuevos estándares donde destacar.

No importa la distancia que cubrás o la velocidad a la que corras en una carrera; una vez que te has superado, puedes planear mejorar más aun.

Si te cuesta, cumplir tus metas, lee nuestra nota al respecto

5º El método duro-facil

En tu plan de entrenamiento, deberás intercalar días duros con días suaves. En los días duros se hacen carreras que son mas rápidas o prolongadas de lo habitual.

En los días suaves, se corren distancias cortas o medias en trayectos no demasiado difíciles a un ritmo confortable en el que se pueda conversar.

Reduce en nivel de entrenamiento la semana previa antes de una carrera y después de la misma vuelve a aumentar  despacio la intensidad del entrenamiento, en especial si corriste mal o extremadamente bien. Luego de una carrera, no te dejes engañar por tu cuerpo 

6º Corre

El mejor modo de entrenar nuestro cuerpo para correr es corriendo. No importa cuantas horas pases nadando, subido a la bicicleta o levantando pesas, ya que no se usa los mismos músculos de la misma manera cuando corres.

Además necesitas entrenarte específicamente para las próximas carreras con las tensiones específicas que encontrarás el día de la carrera, como ser, la longitud, el terreno y la meteorología.

Cuanta mas larga es la carrera, mas importante es entrenarse con un mayor kilometraje semanal y con recorridos mas largos.

Loading...