corredor competitivo
Loading...

Ser competitivos puede ayudarnos a lograr nuestros objetivos, pero ser extremadamente competitivos puede ser el camino a arruinar absolutamente todos nuestros entrenamientos de recuperación.

Para que puedas detectar si tu espíritu competitito, está impidiendo  que aprovechar al máximo cada uno de tus entrenamientos de recuperación, en esta nota te contaremos cuál es el problema de estar constantemente compitiendo contra todo el mundo.

Cuando ser competitivo es un problema

El gran problema de ser un corredor extremadamente competitivo,  es que te impide tomarte tus entrenamientos de recuperación con calma.

La forma mas visible de detectar si eres un corredor competitivo en extremo, es respondiendo esta pregunta: ¿cuando un corredor intenta pasarte en tus entrenamientos de recuperación, aceleras el paso y lo impides?

Aunque en algunos casos, los corredores no se dan cuenta de este tipo de actitudes, en muchos otros, es una conducta totalmente consciente; se ven obligados a impedir que los pasen y aceleran; ya que “nadie debe vencerlos“.

Estos corredores acaban corriendo mas rápido de lo que deberían y así, arruinan sus entrenamientos de recuperación.

Los easy run, entrenamientos lentos o de recuperación, tienen un principal objetivo: ayudarnos a recuperarnos luego de entrenamientos duros.

Así es normal, que al día siguiente de un entrenamiento exigente (un tempo, fondo, fartlek, etc) se agreguen a los planes de entrenamiento, sesiones que incluyan entrenanamientos de recuperación.

Correr lentamente nos ayuda a recuperarnos mas rápidamente de los entrenamientos duros y permiten sumar kilometraje de una manera segura (siempre y cuando los aumentos sean graduales).

Este tipo de entrenamientos serán los que permiten mantenerte alejado de las lesiones y te permiten ser corredores mas constantes.

Si cuando tienes que correr lento, te dejas llevar por el espíritu competitivo y aceleras tu ritmo cada vez que otro corredor intenta pasarte, lo único que lograrás será arruinar tus entrenamientos, impedirás una adecuada recuperación y probablemente sufras alguna lesión.

Por ello, siempre recuerda tener en cuenta cuál es el objetivo de tu entrenamiento.

Si vas a realizar un entrenamiento de recuperación, concéntrate en correr a un ritmo lento y si algún otro corredor te pasa, déjalo ir y espera tu momento de demostrar que tan rápido puedes correr, las carreras.

data-ad-format="rectangle"

Imagen  | http://www.flickr.com/photos/fraggy/4638986941/sizes/l

Loading...