corriendo
Loading...

En cada uno de tus entrenamientos y carreras, sometes a tu cuerpo a diferentes niveles de esfuerzos.

Lamentablemente, aún tomando las mayores precauciones, existen riesgos de lesionarse.

Para un corredor, la gravedad y ubicación de la lesión será la que defina si deberá disminuir la intensidad de los entrenamientos; realizar otra actividad física hasta que cures tu lesión y tengas que interrumpir por completo los entrenamientos.

Obviamente, para cualquier corredor, tener que dejar de correr (ya sea una semana o meses) es un verdadera tortura que deberá superar con mucha paciencia e inteligencia.

Además será importante que no cometan el gran error del corredor lesionado, evitar la depresión y comenzar a trabajar en minimizar la pérdida de la forma física.

Las grandes pérdidas en la forma física comienzan a ser notorias luego de dos semanas de inactividad y por ello será esencial que sigas los siguientes consejos para mantener tu estado físico y el regreso a tu rutina sea mucho mas fácil .

CONSEJOS PARA MANTENER TU FORMA FÍSICA MIENTRAS ESTÁS LESIONADO

Los siguientes consejos están destinados a corredores cuyas lesiones le impiden correr ; según el tipo y gravedad de la lesión, deberás analizar cuales serán aplicables a tu caso.

Ante una lesión que te impida correr, además de trabajar en tu recuperación, deberías focalizarte en dos grandes objetivos:

– Nivel estructural

Las lesiones en tus piernas tienden a ser óseas, musculares, ligamentosas o tendinosas, y por ello deberás buscar alternativas para mantener la forma de aquellas estructuras no dañadas (sin afectar la recuperación de la lesionada).

Por ejemplo, si tu lesión es ósea, aún habrá buenas posibilidades y alternativas de estimular tus músculos, ligamentos y tendones.

Para ello, será esencial que conozcas el tipo y ubicación de la lesión,  y seas inteligente a la hora de elegir como seguir.

Dos buenas formas fortalecer tus músculos (y en menor medida ligamentos y tendones) son las que te explicamos en este artículo.

Para estimular ligamentos, tendones y huesos; realizar alguna de estas actividades físicas puede ayudarte.

data-ad-format="rectangle"

Es importante que tengas en cuenta el remodelado óseo (el proceso por el cual se reemplaza el hueso viejo por hueso nuevo) es estimulado por la actividad física; al igual que tus tendones y ligamentos reciben un flujo sanguíneo bajo y pueden mejorar su recuperación estimulándolos.

[Tweet “Mientras te recuperas de una lesión, puedes hacer algunas cosas para mantener tu forma “]

– A nivel cardiorespiratorio y metabólico

La inactividad puede afectar tu capacidad aeróbica y tu metabolismo, dos factores importantes para tener buenos rendimientos, y para ello deberías intentar someter a tu cuerpo a estímulos que pueda manejar.

Las actividades físicas de bajo impacto, pueden ayudarte a mantener tu capacidad aeróbica y estimular tu metabolismo, y por ello son buenas alternativas para cuando estás lesionado.

De la misma manera, entrenar otras zonas de tu cuerpo también puede ayudarte. 

Mientras estás lesionado, es una buena oportunidad para que focalices tu atención a algunas zonas olvidadas (siempre que no sean las lesionadas):

músculos del core

– tren superior

– tobillos

IMPORTANTE

RECUERDA VISITAR  A TU MÉDICO Y SEGUIR SUS CONSEJOS E INDICACIONES

[learn_more caption=”Imagen”] flickr.com/photos/brunogirin/266354042[/learn_more]

Loading...