durmiendo
Loading...

Aunque los entrenamientos y la alimentación que llevas, son aspectos claves para garantizar el buen rendimiento de los corredores, la cantidad de horas que duermes o dejas de dormir , también afecta tu forma física.

Claro que la mayoría de los corredores saben que dormir es importante para la salud y rendimiento, pero pocos son los que saben con mayores detalles qué sucede dentro de su cuerpo cuando lo hacen.

Por ello, a continuación te contaremos qué pasa dentro de tu cuerpo cuando duermes y así puedas descubrir lo importante que es para un corredor que pretende rendir al máximo.

¿Qué pasa dentro de tu cuerpo cuando duermes?

Pese a que externamente pareciera que mientras duermes nada sucede, internamente se desarrollan una gran cantidad de procesos esenciales para la salud y el rendimiento de los corredores.

Básicamente, una noche típica de sueño se compone de cinco ciclos de sueño diferentes, con una duración de unos 90 minutos.

Las primeras cuatro fases de cada ciclo, son considerados como el sueño tranquilo o movimiento ocular lento (NREM) y la etapa final se denota por el movimiento rápido de los ojos (REM).

Es decir, cada 90 minutos pasas las cuatro fases del sueño NoREM y la fase REM, una y otra vez hasta que te despiertas.

A continuación, te contaremos algunas de las cosas que suceden en dichas fases:

– El cerebro

La actividad en la corteza cerebral (donde se produce la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio) se reduce drásticamente mientras estamos en las primeras fases del sueño y gran parte del flujo sanguíneo habitual se desvía hacia los músculos.

Durante la fase REM, la actividad cerebral se incrementa (es allí donde soñamos) y el flujo sanguíneo hacia el cerebro se incrementa.

– Los músculos

Aunque una persona puede cambiar su posición para dormir cerca de 35 veces por la noche, los músculos del cuerpo permanecen relajados.

Esto les da la oportunidad para que los tejidos sean reparados y restaurados, un aspecto esencial para los corredores con elevadas exigencias físicas.

El mayor flujo sanguíneo durante las fases NoRem, colaboran a una mayor llegada de nutrientes a tus músculos.

data-ad-format="rectangle"

– Hormonas

Cuando estamos despiertos, el cuerpo utiliza oxígeno y alimentos para proporcionar energía para las actividades que realizamos (un estado mayoritariamente catabólico).

Sin embargo, cuando dormimos, nuestro cuerpo entra en un estado anabólico, en el que el ahorro de energía, la reparación y el crecimiento son las características principales.

Cuando dormimos, los niveles de adrenalina y corticoides bajan (hormonas catabólicas), y  el cuerpo comienza a producir la hormona del crecimiento humano cuya función es promover el crecimiento, mantenimiento y reparación de los músculos y los huesos.

Cada tejido en el cuerpo se renueva y repara  más rápido durante el sueño que en cualquier otro momento del día.

Ademas, durante el sueño  se secretan grandes cantidades de testosterona, la hormona folículo estimulante y hormona leutenizante.

 flickr.com/photos/jakuza/4319520576

Loading...