pulsaciones suben
Loading...

Cuando corres tu corazón late más, tus pulsaciones se aceleran. Todos saben esto, pero muchos no saben por qué.

¿POR QUÉ SUBEN LAS PULSACIONES CUANDO CORRES?

El sistema cardiovascular está conformado por el corazón, los vasos sanguíneos (arterias, arteriolas, venulas, venas y capilares)  y los aproximadamente 5 litros de sangre que tienes en tu cuerpo.

El corazón,  es el principal órgano del sistema cardiovascular y su función es la de bombear la sangre que circula por los vasos sanguíneos.

El funcionamiento básico del corazón es el siguiente: la sangre llega de los pulmones con oxígeno y es bombeada por el corazón para que llegue a todos los tejidos y órganos de tu cuerpo a través de los diferentes vasos sanguíneos. Luego de circular por los diferentes órganos y tejidos, la sangre vuelve al corazón desoxigenada, y el corazón la envía a los pulmones para volver a ser oxigenada.

Correr es una de las tantas actividades que “obligan” a tu corazón a latir más, ya que cuando corres, tus músculos tienen un mayor requerimiento de oxígeno y nutrientes.

La cantidad de sangre que tu corazón expulsa cada vez que late, es regulada en base a las necesidades de tus órganos y tejidos. Cuando necesitas una mayor cantidad de sangre, tu corazón debe latir más rápido y fuerte para poder abastecer las necesidades de sangre.

Básicamente,  tu cuerpo envía sangre a donde más se necesita y cuando corres, los principales “consumidores” serán tus músculos.

Como todas las personas tienen un volumen sanguíneo limitado (se estima entre 5 y 6 litros), tu cuerpo deberá realizar ajustes.

Para ello, tu corazón latirá más rápido y  otros órganos dejarán de recibir su suministro sanguíneo normal. 

Esta es la principal razón por la que tu frecuencia cardíaca aumenta (tus pulsaciones suben), pero no todos los corazones laten igual.

¿POR QUÉ MI CORAZÓN LATE MÁS RÁPIDO QUE CUANDO UN AMIGO CORRE MÁS RÁPIDO QUE YO?

Al igual que la mayoría de tu cuerpo, el corazón se adapta a las exigencias que el running le genera.

Algunos de los cambios que se producen dentro del corazón de un corredor entrenado, podemos resaltar:

data-ad-format="rectangle"

– Las paredes musculares del corazón incrementan  su espesor. Especialmente importante es el aumento del espesor de la pared del ventrículo izquierdo, la porción del corazón con mayor cantidad de tejido muscular debido a que es el que impulsa la sangre hacia la arteria aorta, la cual lleva sangre a la mayor parte del cuerpo.

– Un  aumento de tamaño del corazón que permite que el ventrículo izquierdo pueda llenarse de más sangre;  aumenta la contractilidad lo que genera un aumento del volumen sistólico en reposo y durante el ejercicio (aumenta el suministro de sangre al cuerpo)

– Como el gasto cardíaco en reposo se mantiene constante, el incremento en el volumen sistólico se acompaña de una disminución correspondiente en la frecuencia cardíaca. Básicamente, tu corazón late menos en reposo.

Básicamente, cuanto más entrenado estás, más eficiente es tu corazón en hacer su trabajo y menos tiene que esforzarse ante determinada exigencia. 

Es por ello que tu corazón no late igual que el de otro corredor. Las diferencias en la experiencia en la actividad física es un factor determinante.

Claro que además del entrenamiento hay cuestiones genéticas, biomecánicas y nutricionales que pueden afectar la cantidad de pulsaciones que mides cuando corres. La temperatura también afecta tu frecuencia cardíaca.

Por ejemplo, la cafeína es un estimulante del sistema nervioso, y además de mejorar tu rendimiento cuando corres, puede acelerar tu corazón.

En lo que hace a cuestiones biomecánicas, es importante resaltar un factor que muchos olvidan. Una técnica inadecuada, caracterizada por movimientos innecesarios o músculos tensos (como los de los hombros, puños y rostro) obligan a tu corazón a latir más.

Hábitos de vida poco saludables, como una mala alimentación, el consumo de alcohol, los cigarrillos también pueden afectar la salud y el rendimiento de tu corazón.

Por último, vale destacar que también existe la posibilidad que tu corazón esté más exigido como consecuencia de patologías cardíacas, y por  ello, siempre es bueno controlarlo (con un chequeo médico apropiado).

 

Loading...