molesto
Loading...

Los corredores somos diferentestenemos distintos intereses que el resto de las personas y sin dudas, problemas particulares.

Aunque correr es una actividad física sumamente satisfactoria, es normal que se presenten algunos problemas.

A continuación te contamos los siete problemas que solo un corredor puede entender:

1.- La frustración de una lesión

Lamentablemente, ningún corredor se encuentra libre de sufrir lesiones a lo largo de un plan de entrenamiento.

Sin dudas, sufrir una lesión es uno de los grandes problemas de cualquier corredor; depresión, tristeza, frustración son sentimientos que un corredor lesionado conoce a la perfección.

2.- El enojo por tener que cancelar un entrenamiento

Otro gran problema de un corredor, es tener que cancelar un entrenamiento , ya sea por lesión, cuestiones climáticas, compromisos sociales o laborales, etc.

Aunque perder un entrenamiento no es algo agradable, tampoco es tan grave, pero sin embargo muchos de nosotros nos llenamos de enojo si nos vemos obligados a cancerlarlo.

3.- Deshacerte de tus zapatillas favoritas

Cuantos mas kilómetros sumamos en nuestros pies, mayor suele ser el lazo que nos une con nuestras zapatillas.

Lamentablemente, nuestras zapatillas tienen una vida útil limitada y a todas les llega el momento de ser cambiadas.

Ante el desgaste de las zapatillas, el gran problema de tener que cambiarlas y adquirir unas nuevas puede ser “traumático” para muchos.

4.- Dos carreras que coinciden

Que dos carreras se corran el mismo día, puede ser un incidente menor para muchos, pero un corredor puede ser un problema.

5.- Ir al baño

En pocos momentos, ir al baño puede ser tan molesto como durante un duro entrenamiento o una carrera.

Son pocos los corredores que están preparados adecuadamente para esto y por ello es un problema para todos nosotros.

data-ad-format="rectangle"

6.- Las zapatillas desatadas

Atarse mal sus zapatillas y que se desaten luego de algunos kilómetros, es un problema típico de muchos corredores. .

Tener que detenernos en medio de la carrera para atarnos las zapatillas, nos puede hacer perder segundos claves, además de desconcentrarnos.

Colocarse en la línea de largada de la carrera con los cordones desatados, puede ser realmente desastroso y peligroso, bastará con que alguien los pise para que te caigas tu y el resto de los competidores.

7.- No terminar la carrera

Verse impedido de terminar la carrera (por lesión, molestia o la razón que sea), es probablemente el peor problema de un corredor.

Afortunadamente, RunFitners trae suerte y si compartes este artículo nunca te pasará!!

[learn_more caption=”Imagen”] flickr.com/photos/ginoandsharonphotography/12937172773/[/learn_more]

Loading...