primer maratón
Loading...

¿Estás pensando en correr tu primera maratón? No te pierdas este artículo!!

Le preguntamos a Toni Peña cómo ve él este proceso y qué parámetros se podrían valorar para saber si estás listo para correr una maratón y aquí está todo lo que nos contó!

¿Qué trayectoria deberías haber seguido como corredor para participar de tu primer maratón?

Es fácil que una vez que te adentras en el mundo del running vayas sintiéndote cada vez mejor y más fuerte.

Te vas acostumbrando a una rutina de entrenamiento, tienes una mayor sensación de confianza y empiezas a hablar de kilómetros corridos un poco más a la ligera.

Así que no sería raro que te decidieras a preparar tu primera maratón. ¿Será ya el momento de hacerlo? ¿Cómo puedes saber si estás preparado para ello?

Tu trayectoria como runner es importante. Veamos lo que tienes que tener en cuenta.

Lo más importante en la trayectoria de un corredor es que haya ido permitiendo y facilitando a su cuerpo la adaptación a este deporte.

Aunque vengamos de practicar asiduamente otros deportes, puede ser que todavía no estemos tan acostumbrados al impacto de la zancada y otras implicaciones que tiene el running. Menos aún si venimos de una vida absolutamente sedentaria.

Con cada zancada nuestro cuerpo tiene que soportar aproximadamente una fuerza equivalente a unas tres veces nuestro peso.

Para esto, nuestros músculos y articulaciones tienen que hacer un esfuerzo conjunto para soportar ese impacto y protegerse unas a otras.

Repetir este impacto durante kilómetros supone mucha reincidencia por lo que todas estas partes de nuestro cuerpo deberán estar muy fuertes y preparadas.

Por eso, antes de llegar a correr una maratón hay que haber corrido muchos kilómetros para tener nuestro cuerpo muy adaptado a soportar todo lo que implica el movimiento y ejercicio de correr.

No se trata de algo que se pueda conseguir de la noche a la mañana, es un aprendizaje progresivo al que poco a poco nuestro organismo se va adaptando.

data-ad-format="rectangle"

Pretender ir demasiado rápido, tiene consecuencias contraproducentes que nos haría acabar yendo más lentos.

Es fácil que por querer saltarnos etapas caigamos lesionados, suframos sobreentrenamiento o nos desmotivemos al arrastrar demasiada fatiga y poca sensación de mejora.

La parte buena de tu primera etapa como corredor es que estarás muy motivado.

Irás viendo cómo mejoras y te sentirás bien físicamente lo cual ayudará a seguir incrementando tu motivación.

Ligado a esto viene el hecho de que te será más fácil salir a entrenar y siempre encontrarás algún hueco por muy difícil que te lo quieran poner tus obligaciones personales.

Al fin y al cabo para mejorar corriendo lo mejor es ser constante y paciente. Ser capaz de cumplir con tus entrenamientos siempre que estén bien planificados, debería hacerte ver buenos resultados.

El riesgo que se corre en esta primera etapa es que el exceso de motivación te impulse a querer meter demasiados entrenamientos y kilómetros para lo que todavía puedes hacer.

Es necesario que el incremento sea gradual para que el cuerpo pueda ir asimilándolo.

Una vez que ya has sentado unas bases y puedes ir viendo como tu organismo responde a un aumento de volumen de entrenamiento, irás queriendo participar en carreras.

Lo suyo es ir primero a por carreras de entre 5 y 10 kilómetros y luego dar el salto a la media maratón. Mejor esta opción que empezar directamente corriendo una media maratón y menos aún una maratón.

Todo esto es un proceso que te llevará meses o fácilmente uno o dos años. Cada corredor tiene sus propias características y sus circunstancias por lo que no se puede definir un tiempo de duración genérico.

A modo indicativo te podría decir que si vienes de una vida completamente sedentaria, te dediques entre año y medio o dos años a entrenar y hacer carreras más cortas antes de correr una primera maratón.

¿Cómo puedo saber si ya estoy preparado para la maratón?

Como ya te he dicho que cada corredor tiene su proceso, capacidad de asimilar el trabajo, disponibilidad y otras circunstancias; no se puede decir que cuando pase un determinado tiempo podrás correr una maratón. Se tendrá que ir valorando la evolución y adaptación de cada uno.

Si podría indicarte algunos parámetros en los que yo me basaría o fijaría para considerar si podrías lanzarte a por tu primera maratón.

Así, no te recomendaría correr tu primera maratón si:

– No eres capaz de integrar en tu rutina 4 o 5 sesiones de entrenamiento semanal.

– Llevas un volumen de entrenamiento inferior a 80 km semanales. Puede haber semanas con algunos menos y otras de más según sean momentos de más o menos carga de entrenamiento pero más o menos entorno a los 80km debería girar todo.

– No has corrido alguna media maratón antes. Mínimo te diría que corrieras dos o tres a fin de cogerle un poco la medida a esta distancia y ver cómo eres capaz de abordarla.

– No has sido capaz de hacer al menos una tirada larga de unos 30 kilómetros dentro de tu ciclo de entrenamiento especifico.

– No puedes descansar suficiente o más o menos bien. Tan importante como es el entrenamiento es el descanso. Gracias a este permitimos que nuestros músculos puedan crecer y se asimile el trabajo realizado.

Si no tienes un descanso de cierta calidad, arrastrarás demasiada fatiga y ni entrenarás bien, ni llegarás fresco a la carrera.

– No te sientes convencido de querer hacerlo ni con confianza para ello. La cabeza también corre.

Es decir, si mentalmente no estás convencido, cuando lleguen los momentos complicados de la carrera te podrán los pensamientos negativos y es posible que acabes abandonando por eso aunque físicamente hubieras podido seguir.

– Tus entrenamientos se limitan sólo a rodajes. Limitarse sólo a rodar como entrenamiento dificulta mejorar ciertos aspectos como el ritmo o la respuesta frente a las circunstancias de la prueba como desniveles del recorrido o adaptarse al ritmo de un grupo para no ir solo, incluso la confianza en uno mismo.

Cuando corras la maratón serán diversas las cualidades y sistemas que se combinarán para sacar lo mejor de ti mismo, haberte dejado alguna sin entrenar puede ponerte la carrera más complicada de lo que ya es.

¿Qué garantías tendré de completar mi primera maratón?

Cuando te enfrentas a una maratón, garantías nunca hay. Ya supone una distancia tal que el cuerpo siempre va al límite. Claro que cuando hablo de correr una maratón me refiero a dar lo mejor de ti mismo, no en ir de paseo o muy cómodo y por debajo de tus posibilidades.

Tu probabilidad de correr bien la maratón te diría que depende de dos factores fundamentales:

– Haber respetado una trayectoria progresiva como corredor sin quemar etapas precipitadamente

– Haber realizado una buena preparación

Con una buena preparación me refiero a que hayas cumplido con tus entrenamientos (o la gran mayoría de ellos), te hayan respetado las lesiones y contaras con un plan de entrenamiento correctamente equilibrado.

Una buena preparación implica también que tu cabeza esté fuerte. Una distancia así necesita de fuerza mental para aguantar en los momentos más difíciles y serenidad para llevar una buena estrategia de carrera y dosificación de energías.

Conjugar bien estas cuestiones aumenta las posibilidades de completar la maratón con éxito pero aún así, no es nunca una garantía al 100%.

AUTOR

Toni Peña, 3ª mejor marca española de maratón (2h07’34’’), diseña planes de entrenamiento personalizados online y da feedback a sus atletas desde http://www.bikilo-running.es/

Loading...