primer carrera
Loading...

La primer carrera de un corredor amateur, suele llegar más temprano que tarde, después de los primeros trotes, incluso a veces como incentivo para empezar a entrenar.

Como todas las primeras veces, tu primer carrera será inolvidable y, si logras disfrutarla plenamente, es probable que puedas terminar de generar un vinculo eterno con el running.

Por ello, para que logres tener un exitoso debut en el mundo de las carreras y el running, te recomendamos que leas los siguientes consejos.

1.- ¿CUANDO?

Este interrogante atiende a dos preguntas muy distintas: la primera ¿en que época del año? y la segunda ¿cuán entrenado se debe estar para debutar?

En cuanto a la primer pregunta, lo ideal sería debutar con un clima benévolo, por lo que la primavera y el otoño aparecen como las mejores estaciones.

Aunque las  temperaturas mas frías son ideales para obtener los mejores rendimientos, para un corredor debutante, es mucho más importante que el clima sea cómodo para disfrutar todo el evento (la previa, la carrera y la celebración final).

En cuanto a la segunda pregunta, dependerá mucho de cada persona y de la distancia en la que participará.

Como regla general, no deberías participar de una carrera sin tener entre tres y seis meses de entrenamiento previo (para distancias inferiores a los 10k).

Los entrenamientos constantes semana a semana, formarán una base sólida para disfrutar plena y saludablemente de la carrera.

Esperar un tiempo prudencial da lugar a disfrutar más los entrenamientos y comprender mejor el propio cuerpo.

2.- ¿COMO?

El gran objetivo en la primera experiencia, debería ser disfrutar y para ello una carrera bien gradual, de menor a mayor, no arriesgando nunca, sino por el contrario, siendo prudente en demasía, será la mejor táctica.

Largar rápido, a un ritmo imposible de mantener todo el recorrido, puede convertir una fiesta en un calvario.

En la primer carrera, siempre es preferible quedar con la sensación de que se pudo hacer un poco más, y guardar ganas para la segunda, a pedir por favor que se acabe y jurar nunca más largar otra.

data-ad-format="rectangle"

Es muy común contagiarse de la energía general y salir los primeros kilómetros por encima de las posibilidades, retener esas ansias de los pasos iniciales logrará agregarle mayor disfrute a los últimos.

3.-¿QUÉ DISTANCIA?

Así como el ritmo debe ser de menor a mayor, lo mismo sucede con las distancias.

Es muy común, caer en la excitación general, de querer correr ya las mayores distancias, pero es un estimulo a muy corto plazo, se llega demasiado rápido, quizás en menos de un año a correr una media maratón (21 km) y, siendo osado, en poco más a una maratón completa (42 km).

El gran problema que se presenta hoy, es que demasiadas personas creen que terminar los 21k o 42k destruidos físicamente, es mucho mas valioso que terminar un 10k en buenas condiciones y buenas marcas.

De hecho un corredor de 100 metros llanos no disfruta menos que un maratonista. Un runner que está abriendo sus primeros caminos, bien puede debutar en distancias entre 4 y 8 kilómetros (los 10k puende ser excesivos para una primera vez). Paradójicamente, pequeños pasos llevan mucho más lejos que grandes zancadas.

4.-¿CON QUIEN?

El running puede ser un deporte sumamente social, no sólo para entrenar, sino también para competir.

La primer carrera es un gran cúmulo de nuevas sensaciones, poder compartirlas, incluso ser guiado por alguien de mayor experiencia, es un gran acierto.

Sólo hay que ser consciente del ritmo propio a la hora de correr, escuchar al cuerpo y no a los amigos, que seguramente tendrán ritmos distintos, más rápidos o más lentos.

Luego de cruzar la línea, todos podrán reencontrarse, y lo harán más alegres si cada uno respetó sus sensaciones de velocidad.

5.-¿DONDE?

Para evitar sorpresas o complicaciones, como en todos los casos hasta ahora, es mejor ser conservador.

Elegir eventos que ya hayan mostrado una buena organización durante varias ediciones, ni muy chicos, ni muy grandes.

Preocuparse por que tengan un buen cuidado del corredor; cobertura médica, un circuito bien cerrado al tráfico, calles amplias, presencia policial. Son precauciones que muchas veces pasan desapercibidas pero protegen lo más importante a la hora de correr, la salud.

El abanico de recomendaciones es mucho más amplio, lo seguiremos repasando en otras oportunidades, pero casi todo se puede resumir en “disfrutar sanamente de correr”, con esa premisa, la felicidad de la primer carrera será sin duda inolvidable.

AUTOR:

Ezequiel Brahim, es corredor de fondo, amante de las compencias en pista, aunque también participa en carreras de calle y cross. Sus mejores marcas son: 31:34 em los 10.000, 15:09 en los 5000 y 8:44 en los 3000 metros . En su blog comparte su pasión por el running y sus experiencias en entrenamientos y competiciones.

Sigue a Ezequiel en Twitter e Instagram

Imagen | flickr.com/photos/pigpilot/5726117618/

Loading...