4 TRUCOS MAÑANA
Loading...

Para muchos corredores administrar sus tiempos para insertar el running dentro de su agenda diaria puede llegar a ser complicado.

La vida social, familiar y laboral demandan tiempo (y mucho), y para algunas personas puede ser realmente difícil  hacerse tiempo para correr.

Claro que no estamos hablando de los que utilizan la conocida excusa  de “no tengo tiempo”, sino de aquellos corredores que realmente tienen problemas para salir a correr diariamente.

Para ellos, correr por la mañana, temprano (antes que se levante toda la ciudad), puede ser una excelente opción para no perder entrenamientos y por eso en esta nota te daremos las cuatro  formas de lograr vencer el sueño y la vagancia y poder salir a correr en las  primeras horas del día:

1.- Deja tu ropa lista

La noche anterior, antes de acostarte, prepara toda la ropa y equipamiento que utilizarás para correr: zapatillas, shorts, camisetas, reproductor de música, etc.

El objetivo es que puedas levantarte y perder el menor tiempo posible por eso si preparas todo eso antes de ir a dormir seguramente tardes menos que si al despertarte tienes que seleccionar y buscar que utilizar.

Si eres de aquellos a los que realmente les cuesta mucho despertarse, dormir con algo de la ropa que utilizarás no es una mala idea.

2.- Planifica tu nutrición

Si tienes problemas de tiempo, pensar en qué desayunar (si lo vas a hacer) y su preparación  puede significar una pérdida de minutos clave para tu entrenamiento.

La noche anterior, además de organizar tu vestimenta, planifica tu nutrición.

No incluyas alimentos que te cueste digerir, será mejor una bebida que te de energía fácil de digerir  y que no te genere molestias a la hora de correr.

Nuestra bebida favorita, el agua de chía, puede ser preparada en la noche y dejarla lista en el refrigerador para tomarla apenas te despiertes.

Si necesitas algún alimento sólido para sentirte con fuerza para salir a correr, deberás buscar una opción liviana y fácil de digerir.

3.-  Eliminar el desayuno

Tus necesidades alimenticias son diferentes cuando realizas un entrenamiento de velocidad a una corrida liviana a un ritmo bajo y de corta duración.

data-ad-format="rectangle"

En entrenamientos de este tipo, eliminar el desayuno podría ahorrarte algunos minutos y darte mas tiempo para dedicarte a estirar y concentrarte en la comida mas importante de un corredor.

Si te has decidido a correr sin desayunar, probablemente te convenga antes de dormir consumir algún alimento que te aporte proteínas para evitar la catabolización muscular cuando corres en ayuna. Yoghurt o  ricota descremada, huevos o un batido proteico pueden ser buenas opciones. 

4-Entrenamientos livianos

Si tienes poco tiempo para realizar un buen calentamiento y permitirle a tu cuerpo prepararse para tu sesión de entrenamiento, probablemente no sea recomendable realizar entrenamientos exigentes  como fartlek.

Deja estos días de entrenamientos matutinos para sesiones relajantes en las que no eleves tu nivel de exigencia y guarda los días de los que dispongas de mas tiempo para focalizar en cuestiones como resistencia o velocidad.

Imagen |  Gerg1967
Loading...