pilates
Loading...

Correr es una actividad física de alto impacto  que puede fatigar y/o dañar nuestros músculos, tendones, articulaciones, etc.

Este tipo de daños pueden generar molestias y lesiones, y por ello, es importante que tomemos todas las medidas a nuestra disposición para minimizar sus posibles efectos negativos.

Además del sobreentrenamiento, los desequilibrios musculares son otra de las causas comunes de estas molestias y lesiones, y el pilates puede ayudarnos a corregirlos.

Estos desequilibrios pueden causar molestias y lesiones en rodillas, cadera y espalda baja que pueden ser corregidos mediante ejercicios de pilates.

A diferencia de meramente estirar los músculos donde aparecen las molestias, pilates puede ser una herramienta mas eficaz y divertida.

El Método Pilates trabaja de una manera diferente los músculos, ya que lo hace a lo largo de toda su longitud.

De esa manera, se afecta y promueve la acción de diferentes fibras musculareslo que reduce la tendencia a que ciertas partes del músculo empiecen a acortarse y se hagan más voluminosas.

Vale resaltar que, los músculos acortados son mucho menos eficientes que los más largos, más fuertes y de fatiga lenta.

En una actividad repetitiva como el correr, mejorar la eficiencia del músculo tendrá resultados muy positivos, entre ellos un mejor rendimiento, una   reducción del dolor y los traumas de esfuerzo; y una mejor recuperación ante el excesivo entrenamiento.

El running y el core

La columna lumbar recibe continuos impactos, que aunque sean pequeños llegan a causar daños en el cuerpo vertebral y anillo fibroso intervertebral, lo que puede ser un problema en corredores de larga distancia.

Por ello, los corredores deben trabajar especialmente la musculatura profunda de la zona abdominal y demás músculos del core.

Un core más fuerte y estable ayuda al corredor a:

data-ad-format="rectangle"

– Correr de manera más eficiente en subidas, con una musculatura estabilizada y fuerte. En bajadas, con una región ciática más fuerte y equilibrada.

– Sufrir menos tensión en cuello, cabeza y hombros.

– Aumentar la oxigenación y la resistencia, con un diafragma que logra expandirse completamente.

– Concentrarse en el movimiento adecuado con mayor consciencia.

– Disminuir la fatiga corporal.

– Mejora la musculatura de la espalda de una manera uniforme y eficiente.

– Aumenta la flexibilidad general, la fuerza y el equilibrio.

El Método Pilates además de ser un sistema de acondicionamiento físico, afecta a cuerpo y mente, ayudándote a entender tu cuerpo, escucharlo y manejarlo de una mejor manera.

Si nunca has probado Pilates, te recomendamos que le des una posibilidad y lo pruebes; probablemente te sorprendas.

AUTOR

Este artículo ha sido elaborado con la amable colaboración de Belsen Mata;  fundadora y propietaria de Absolute Pilates Center; instructora certificada & avalada por el INA nivel 1 & 2; miembro de la Sociedad Hispanoamericana de Pilates./ Sitio Web: http://www.absolutepilatescenter.com

http://www.flickr.com/photos/sazztastical/4136258487

Loading...