Lesiones

Periostitis tibial: Lo que un corredor tiene que saber | #Lesiones

La periostitis tibial o síndrome de estrés tibial medial, es una patología frecuente entre corredores y sumamente molesta.

Como su nombre lo indica, esta lesión se presenta en la tibia, el segundo gran hueso que conforma tu pierna (el inferior).

Quienes la padecen o la han padecido, saben que la periostitis tibial, se suele presentar como un dolor en la parte interna y frontal de la tibia.

La periostitis es una lesión por sobreuso progresiva (cada vez molesta mas) que puede incluso hacerte doler mientras caminas.

Teniendo en cuenta que es una de las lesiones mas comunes entre corredores, a continuación te daremos mas detalles sobre esta dura lesión.

PERIOSTITIS TIBIAL: LO QUE TIENES QUE SABER

La tibia es un hueso largo de la pierna, que articula proximalmente con el fémur, la rótula y el peroné, y distalmente, con éste y con el astrágalo.

data-ad-format="rectangle"

La tibia está recubierta por periostio, una vaina fibrosa que contiene vasos sanguíneos y nervios que proporcionan nutrición y sensibilidad al hueso.

periostitisEn la tibia se insertan dos músculos que intervienen directamente con la periostitis: el tibial anterior, que recorre el borde externo de la tibia, y cuya función entre otras, es la flexión dorsal del pie, y el tibial posterior, que se sitúa posterior a la tibia y en la membrana interósea, con la función de flexión plantar del pie. Ambos estabilizan el arco plantar en la carrera.

La causa mas aceptada para la producción de la periostitis tibial, es la sobrecarga ósea debido a la repetición continua de impactos.

En un Estudio se observó en tomografías computarizadas de corredores con dolor de la tibia, zonas de baja densidad ósea que coincidían que con la ubicación del dolor. El mismo Estudio, observó que una vez recuperados de esta lesión , las zonas de baja densidad habían desaparecido.

AUMENTO DEL RIESGO

Algunas conductas que pueden aumentar el riesgo de sufrir de esta molesta lesión es:

-Sobreuso por entrenos  excesivos.

-Mala biomecánica de la carrera (correr taloneando y el overstriding)

-Calzado inadecuado.

-Hiperpronación del pie.

-Inicio al running de forma poco progresiva.

-Rotación externa o interna de cadera excesiva.


El gran síntoma de esta lesión es una sensación de quemazón o dolor sordo en la cara anterior de la pierna, que se alivia con el reposo, pero que vuelve con la práctica de la actividad, llegando incluso a dificultar su ejecución.


CONSEJOS PARA LA RECUPERACIÓN

El gran secreto para recuperarte de una periostitis tibial será disminuir las cargas de entrenamiento.

Así, deberás proceder a la inmediata disminución del volumen de entrenamiento semanal ( la cantidad de kilómetros que corres en una semana).

Esta disminución dependerá de la intensidad de las molestias que estés sintiendo, pero en aquellos casos donde las molestias son elevadas, puedes llegar a tener que disminuir en forma considerable el volumen (puedes tener que llegar hasta el 50%).

La disminución del volumen de entrenamiento puede ser realizada de dos maneras que pueden utilizarse combinadas y/o en forma independientes:

– reducción de los días de entrenamiento.

– reducción de los km  a correr por sesión de entrenamiento.

Ambas opciones son válidas y deberán ser decididas en base al plan de entrenamiento, objetivos y necesidades del corredor.

Para aquellos a acostumbrados a correr todos los días, puede ser bueno aprovechar la oportunidad para correr un día menos y sumar algo de descanso extra en sus piernas.

Para aquellos, que corren 3/4 veces por semana, quizás sea mas conveniente reducir el kilometraje de cada sesión.

El objetivo será buscar la forma de disminuir la tensión que tu cuerpo sufre y maximizar la capacidad de recuperación y reparación a través de la reducción del volumen.

Además de la reducción del volumen, es vital que procedas a la disminución inmediata de la intensidad de los entrenamientos.

Esto se logrará eliminando los entrenamientos de alta intensidad (tempo, farlek, series y/o cualquier entrenamiento que te haga correr rápido), ya que este tipo de entrenamientos aumentan significativamente la tensión en nuestro cuerpo y así aumentan las chances de aumentar los daños.

Reducir las cargas de entrenamiento, es vital para recuperarte de una periostitis tibial

Cuando termines de correr, es recomendable que apliques hielo en la zona afectada 15 minutos, y estires la musculatura que la rodea ( soleo, gemelos) junto al tibial anterior y peroneos.

El profesional médico tratante, también podrá definir otras vías de tratamiento como las ondas de choque y el plasma rico en plaquetas.

El tiempo que dure la lesión, el entrenamiento cruzado de bajo impacto es una alternativa completamente válida para no perder la forma física.

CONSEJOS PARA EVITAR LA PERIOSTITIS TIBIAL EN CORREDORES

Sigue los siguientes consejos para prevenir y evitar la periostitis tibial.

-Buena planificación de los entrenamientos.

-Calzado adecuado para tu tipo de pisada y en buen estado.

-Buen calentamiento antes de empezar la actividad deportiva.

-Estiramientos después de la actividad deportiva ( Tibial anterior, peronés, gemelos, soleo).

-Propiocepción de tobillo.

AUTOR: 

Myriam Martínez Rebollo, fisioterapeuta, podóloga, experta en biomecánica del triatlón , Directora de Biomecanica Martínez y triatleta de larga distancia.

Referencias

Low regional tibial bone density in athletes with medial tibial stress syndrome normalizes after recovery from symptoms.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12860551

flickr photo by maxp24242424 http://flickr.com/photos/104280983@N05/10580824006 shared under a Creative Commons (BY-SA) license

Loading...

COMENTARIOS

RunFitners

RunFitners

RunFitners.com, es el sitio web donde encontrarás los mejores artículos sobre nutrición para runners, ejercicios y entrenamientos, motivación y todo lo necesario para que te conviertas en un mejor corredor.

Previous post

Abdominales de corredor: ventajas y consejos para entrenarlos

Next post

Adelgazar: el sitio web que te puede dar la motivación que necesitas