zapatillas
flickr photo by Fer Devincenzi http://flickr.com/photos/132570562@N05/17984884074 shared under a Creative Commons (BY) license
Loading...

Si hay algo importante en la indumentaria del runner: son las zapatillas. El resto del vestuario puede descuidarse un poco. Pero el nexo entre el cuerpo y el piso, define en parte la calidad de nuestra experiencia en el running.

Bosques de hojas se han llenado sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una zapatilla, pero muchas veces el error no pasa por ahí, sino por atender a motivos equivocados para la elección del próximo par de zapatillas.

Por ello, para que no cometas errores en tu próxima compra de zapatillas para correr, aquí te mostramos los siete “pecados” capitales al elegir un calzado:

1.- Color

Aunque pocos lo tienen en cuenta, el color es probablemente el principal enemigo a la hora de comprar zapatillas para correr. 

Muchas veces define una compra, y de todas las características de una zapatilla, sin dudas, es la única que no afecta al rendimiento o confort de la misma.

Luego de dos semanas de uso, principalmente si es por senderos de tierra, ya poco importa el color original. Sólo recordar que el blanco es el color más “sucio”.

2.- Precio

Nunca mejor dicho: más caro no es mejor. Si bien es difícil, encontrar una muy buena zapatilla a un precio muy económico. Tampoco las más caras no son casi nunca las mejores.

En general, suelen ser zapatillas con mucha amortiguación y gran estructura, sólo recomendables para personas con bastante sobrepeso. Algo es seguro, el precio no define la calidad.

3.- Marca

No existe una marca en el mundo, que no tenga en su catálogo, un modelo malo.

Lógicamente, hay marcas con mucho más desarrollo en tecnología y que logran grandes zapatillas, mientras que otras suelen lanzar modelos muy limitados.

Pero la mejor forma de definir, es probando personalmente y no “atarse” a ningún logotipo famoso.

4.-Recomendaciones

A la hora de comprar zapatillas para correr, se suele observar que las peores recomendaciones son las de los vendedores. No te conocen, no saben tus antecedentes ni objetivos y en muchos casos tampoco conocen del running.

Para ellos la zapatilla ideal, es la que está en stock.  Por otro lado, es muy difícil encontrar personas capacitadas y conocedoras de todos los productos disponibles.

data-ad-format="rectangle"

Pedirle silencio y tomar nuestra propia decisión basada en las necesidades y experiencia puede ser la mejor opción. A veces, sin intención, los amigos también son malos consejeros.

La zapatilla que puede ser excelente para una persona, resulta muy mala para otro corredor. Tienen que ser muy similares en peso, técnica de carrera y forma del pie para aprovechar la experiencia del compañero.

RELACIONADO

RAYOS X: EL TEST QUE DEBES HACERLE A TUS ZAPATILLAS

5.- Peso

El peso de la zapatilla puede ser un aspecto favorable, pero la muchas veces  lo que se necesita es una disminución de peso, no en la zapatilla, sino en el usuario. Priorice siempre comodidad sobre ligereza.

6.- Modificaciones del mismo modelo

Generalmente las marcas renueven el mismo modelo una o dos veces por año, cambiando el número final al nombre de la zapatilla.

Es muy poco usual que sean cambios significativos y es principalmente una cuestión de marketing. Un consejo: si encuentras dos pares del mismo modelo, siendo el más reciente el más caro, no lo dude: compre el barato.

7.-Publicidad

El mayor engaño puede venir de ese lado. Es casi imposible que exponga alguna característica valiosa y aprovechable del producto y suele confundir mucho más de lo que ayuda en la elección.

Si logra evitar esto siete pecados, está a punto de encontrar, por miles de kilómetros, a la mejor compañera.

flickr photo by Fer Devincenzi http://flickr.com/photos/132570562@N05/17984884074 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...