Loading...

En términos generales,  la avaricia es  el afán o deseo desordenado y excesivo de poseer riquezas para atesorarlas sin compartirlas.

Ahora bien, en lo que hace al running, la avaricia también puede presentarse y suele hacerlo de alguna de estas dos maneras:

-Al no compartir los conocimientos y experiencias:

A diferencia de la soberbia, donde el corredor soberbio se niega a recibir las enseñanzas de los demás, el corredor avaro  tiene los conocimientos y  no los comparte.

Tiene amigos o compañeros corredores a los que podría ayudar con un consejo, pero se niega a hacerlo para sacar ventaja de eso. Para que ayudar a mejorar a una posible competencia, piensan.

-Al hacer trampa:

El corredor avaro sólo pretende sumar más y más riquezas (mejores tiempos, mejores calificaciones en las carreras) y no conoce ningún límite legal o ético para cumplir con su objetivo.

Es un corredor que es capaz de cualquier cosa para terminar primero la carrera, un golpe con un codo o sus pies no son incovenientes para él.

Otra manera de hacer trampa (seguramente hayas visto mas de uno haciéndolo en las carreras) es recortar  camino, subiendo a las calles o cortando camino en las esquinas.

A todos nos hace bien mejorar y convertirnos en excelente corredores, pero seguramente tus victorias tengan mucho mas valor si tienes con quien compartirlas y sobre todo si son justas victorias, por ello, te recomendamos no ser un corredor avaro.

Imagen |XRacZ

RunFitners.com

Tu web de running

Loading...