error

Aunque pocos corredores pueden reconocerlo, en el running hay un error que el 90% de los corredores cometen y que suele producir consecuencias negativas de importancia.

Aunque este error es completamente normal en principiantes; en corredores avanzados y con experiencia, también suele verse y por ello es importante conocerlo y tomar las precauciones necesarias para evitar lesiones.

Por ello, en esta nota te contaremos el porqué “no escuchar a tu cuerpo”, es un grave error que debes dejar de cometer. 

Loading...

El problema de no escuchar a tu cuerpo

Cuando corremos se producen daños en nuestras  fibras musculares; cuanto mas duro corremos (volumen o intensidad), mayor es el daño que sufrimos.

Cómo consecuencia de ello, nuestro cuerpo comenzará a trabajar en la recuperación y reparación de las fibras dañadas y si todo sale bien,  terminarán recuperadas y fortalecidas.

Justamente, esto es lo que buscamos cuando entrenamos; ya que así es cómo un corredor se convierte en mas rápido, mas fuerte y mas resistente.

Sin embargo, para que ello ocurra, es clave que escuchemos a nuestro cuerpo y las señales que nos da luego de cada entrenamiento.

Si no prestamos atención a las señales que nos da nuestro cuerpo para avisarnos que aún no estamos recuperados y listos para afrontar un nuevo entrenamiento de elevado volumen o intensidad.

Aunque no nos demos cuenta, nuestro cuerpo suele darnos muchísimas señales (dolores, molestias,etc) de que algo no está bien antes de que se produzca una lesión.

data-ad-format="rectangle"

El problema es que muchos corredores deciden no prestar atención a esas señales, ya que piensan “ya me voy a acostumbrar a ese dolor” o “no es nada”.

Muchos sienten que son “flojos” o “débiles” si tienen que parar durante un entrenamiento o creen que van a perder su forma física si se toman una semana de descanso.

Las lesiones, ya sean musculares, articulares, ligamentosas, óseas o de cualquier tipo, son el gran enemigo a vencer de todos los corredores y muchas veces nos olvidamos de esto.

Sin embargo, vale resaltar que si te tomas unas vacaciones o sufren una lesión que te impide correr durante un par de semanas, el desentrenamiento no debería ser un gran problema, ya que las pérdidas son menores.

data-ad-format="rectangle"

Por ello, para evitar perder una temporada completa de entrenamientos a causa de una lesión, comienza a escuchar a tu cuerpo y en caso de molestias realiza alguna de las recomendaciones que te hicimos en este artículo.

Loading...