musculos desconocidos

Tu cuerpo está lleno de músculos; cada uno con funciones diferentes e importantes.

En este artículo te presentaremos 3 músculos desconocidos por la mayoría de los corredores (hasta que sufren una lesión en ellos).

Sin más palabras, te presentamos a tus grandes amigos: poplíteo, psoas y piramidal (o piriforme).

1.- POPLÍTEO

El poplíteo es un músculo que se ubica en la parte superior de la pantorrilla (en la parte posterior de la rodilla).

El poplíteo es un músculo pequeño, corto, aplanado y triangular, cuya existencia es conocida por muchos cuando sufren una lesión por sobrecarga.

Aunque las funciones del músculo poplíteo son importantes para desplazarnos y correr, su pequeño tamaño contribuye a que muchos corredores ni siquiera conozcan su existencia.

Entre las funciones del poplíteo, vale destacar las siguientes:

Ayuda a desbloquer la rodilla y así permitir su flexión.

– Colabora a mantener la estabilidad de la rodilla.

– Es un controlador importante de rotación de la rodilla durante la fase de apoyo cuando corremos.

Pese al pequeño tamaño de este músculo, las molestias y dolores que puede generar son significativas.

Un músculo poplíteo rígido, mal estirado y/o plagado de nudos musculares, puede generar la inflamación de su tendón y aparición de una tendinitis sumamente dolorosa que se sufre en la parte posterior de la rodilla (tendinitis poplítea).

Si esta inflamación no es tratada en forma inmediata, puede aumentar la sintomatología y dificultar la recuperación, por lo que ante al aparición de las primeras molestias en la zona, deberemos reducir las cargas de entrenamiento y comenzar a trabajar para desinflamar la zona.

Además del dolor en la zona al desplazarnos, la inflamación del poplíteo puede impedir una total extensión de la rodilla (en los casos mas avanzados).

2.- PSOAS

Aunque técnicamente, el término correcto es “músculo psoas ilíaco o iliopsoas“, cuando nos referimos al psoas se incluye la combinación del psoas mayor y el ilíaco.

El psoas o  iliopsoas es un grupo muscular profundo de la cadera que se origina en la columna vertebral pero que pasa por delante de la pelvis y se inserta en el fémur.

El psoas  colabora con otros músculos para flexionar la cadera y colabora con la rotación interna y externa, lo que permite que el torso gire con una gama más amplia de movimiento, lo que es esencial para cambiar de dirección al correr.

El psoas es un grupo muscular largo y poderoso, pero aunque no lo sientas, trabaja ya sea que esté sentado, parado o en movimiento.

Como consecuencia de ello y a diferencia de otros músculos, el psoas sufre de una constante carga, y el esfuerzo puede generar algunos problemas no poco importantes.

Cuando el psoas se encuentra tenso, contracturado o acortado es normal comenzar a sufrir una serie de síntomas realmente molestos y dolorosos.

Normalmente, un psoas disfuncional y la presión que puede realizar sobre los nervios cercanos, puede hacernos sentir un dolor muy molesto que se puede irradiar desde la parte delantera del muslo, la cadera  y llegar hasta la espalda baja.

3.- PIRAMIDAL

El músculo  piramidal o piriforme es un pequeño  músculo ubicado profundamente dentro de la región de la cadera y de la región glútea,  que conecta el sacro (la región más baja de la columna) con el fémur (hueso del muslo).

El piramidal es un músculo con cierta tendencia a estar acortado, o bien a sufrir alteraciones debidas a sobreesfuerzo.

Por su estrecha relación con el nervio ciático (que pasa por debajo del músculo piriforme), las alteraciones del piramidal pueden provocar dolor que en ocasiones se confunde con ciática.

Este tipo de problemas suele ser conocido como síndrome del piriforme, una condición en la cual el músculo piramidal sufre una contractura o espasmo, e irrita el nervio ciático, causando dolor en la región glútea y puede incluso dar lugar a dolor referido en la parte posterior y distal del muslo.

Puede llegar a sentirse  un dolor que puede irradiar incluso por toda la pierna. El dolor tiende a ser mayor al estar sentado.

Realizar estiramientos del piramidal, así como del resto de músculos pelvitrocantéreos, puede ayudar a prevenir o aliviar este tipo de molestias.

 

Loading...