5 Consejos para mejorar tu técnica de carrera

técnica de carrera

La técnica de carrera es uno de los aspectos importantes para el rendimiento de un runner. Veamos unos buenos consejos para ayudarte a mejorarla.

Una mayor cantidad de corredores están ahora hablando, más que nunca, sobre la técnica de carrera, de si importa mucho o no a la hora de alcanzar objetivos semana tras semana. ¿Deberías cambiar tu forma de correr? Te vamos a explicar por qué sí importa y qué errores puedes estar cometiendo en tus entrenamientos.

Uno de los mayores problemas que existe con los deportes en general, no solo con el running, es que cuando algo increíble sucede, poca gente puede creer el porqué. Esto sucede cuando alguien supera un récord mundial establecido hace décadas.

Estos cambios repentinos, en el listado de los mejores corredores de diferentes disciplinas en atletismo, pueden suponer una sorpresa para muchos, pero algo muy normal para los especialistas en la materia.

Como la tecnología, las técnicas de entrenamiento en todos los deportes evolucionan año tras año, y el lógico ver cómo nuevos deportistas mejoran tiempos, puntuaciones y demás variables en el trascurso de una prueba en las distintas especialidades deportivas.

¿Es posible cambiar la técnica?

Es posible, pero ¿es práctico? Incluso cambiando la velocidad o la amplitud de la zancada, algo muy simple de hacer, se ha demostrado que es algo complicado de llevar a cabo. Cada persona selecciona la pisada, longitud de paso y ritmo que mejor le va a cada una.

El catedrático Iain Hunter, de la Univerdad de Brigham Young, investigó lo que ocurre con la economía en carrera (una medida de quema de oxígeno) cuando los corredores varían la velocidad a la que corren.

El resultado: Hunter se dio cuenta de que la economía empeoraba.

Por tanto, claro que es posible cambiar la forma de correr, pero inicialmente perjudicaría siempre a tu economía en carrera.

Por ello, los cambios en la técnica de carrera, llevan tiempo, esfuerzo y paciencia.

Para beneficiarte completamente, deberías permitir que tu cuerpo se adapte y los cambios se asimilen.

¿Cómo puedo mejorar mi técnica de carrera?

Antes de nada, será importante aclarar categóricamente que no hay una forma perfecta de correr.

Hay tantas formas de correr como tipos de personas (altura, proporciones, longitud de pie, etc.).

Por tanto, este plan de entrenamiento funcionaría en cualquier tipo de corredor.

Postura

La misma posición de tu columna recomendada para llevar una vida correcta sin dolores, es la misma que debes aplicar a tu carrera. ¿Recuerdas cuando tu madre te decía constantemente que te sentaras erguido? Pues aquí lo mismo.

Mantener una postura vertical, sin estar encorvado, es lo mejor para correr.

La posición del cuerpo debe estar ligeramente inclinada hacia delante, manteniendo la cabeza por delante de los hombros y éstos por delante de las caderas, y así sucesivamente con rodillas y tobillos.

Balanceo de brazos

Al correr, los brazos deben estar doblados aproximadamente 90 grados. Los codos deben rozar la zona baja de las costillas y alta de la cadera.

Este movimiento debe ser muy suave, sin rebotes, relajado. Cualquier oscilación anormal tendrá consecuencias negativas con la mecánica de carrera.

Puedes ayudarte de algún amigo que te grabe de frente y espaldas, y así poder ver claramente si cometes o no algún error que te haga perder la forma.

Imagina que tus brazos y hombros deben estar encuadrados en un marco de foto, formato 4:3 desde tu cadera al cuello y de hombro a hombro.

Pisada

Lo que importa es que tu pie caiga al suelo justo debajo de tu cuerpo y soporte equilibradamente el peso del mismo en cada zancada.

El segundo paso de la pisada será el impulso, y éste debe ser siempre cuando tu cuerpo haya pasado la barrera de la pierna de apoyo. Si esta mecánica falla, podrías sobrecargar tus músculos gravemente y provocar lesiones típicas de corredores que no querrás sufrir.

Cadencia o frecuencia de zancada

Hace años, los investigadores sugirieron que una cadencia óptima era de 180 zancadas por minuto (siempre que estuviera entre 170 y 190 era una buena cadencia).

Si te fijas en la mayoría de los corredores de elit, independientemente de la velocidad a la que vayan, tienen más o menos esa cadencia objetivo que indicamos.

La mayoría de los monitores GPS de corredores pueden contar por ti esos pasos por minuto para así ajustar mejor tu cadencia a la deseada.

Si necesitas aumentar la cadencia, estate seguro de que no acortas tu zancada demasiado. Encuentra tu frecuencia y longitud de zancada perfecta para ti.

Ritmo

Correr es como el baile, y los mejores corredores son aquellos que tienen un gran ritmo.

Hay un cierto flow en su zancada, parecen relajados y totalmente rítmicos, como si se deslizaran al ritmo de alguna canción conocida.

data-ad-format="rectangle"

Piensa en esto cuando corras, la gran mayoría de problemas que tenga tu forma de correr se solucionarán con un ritmo relajado.

Para concluir, es genial que cada persona tenga su propia e intransferible forma de correr. Somos únicos. Cualquier cambio a mejor, por una minucia que pudiera parecer, podría suponer una evolución tanto en tu forma de correr como en los tiempos que manejas actualmente.

Asegúrate de que llevas a cabo estos cinco consejos que te hemos dado para conseguir tu forma de carrera óptima. Y cuidado con los malos hábitos fuera de tu entrenamiento, que podrían influir negativamente en tu forma de entrenar.

Loading...

COMENTARIOS