RECIÉN NACIDO
Loading...

Ser madre es una de las grandes alegrías para una mujer, pero suele significar un importante cambio en sus rutinas habituales.

En los primeros meses posteriores al nacimiento, el bebé dependerá casi exclusivamente de la madre y es normal que sea prácticamente imposible para disponer de tiempo suficiente para entrenar con normalidad.

Pese a que el cuidado del bebé debiera ser una prioridad,  cuidar tu cuerpo y disponer de algo de tiempo para distraerte,  realizando una actividad que dé placer, es física y mentalmente saludable para tí.

Además de la falta de tiempo, la otra dificultad suele ser el cansancio  y la falta de sueño. Así, recién nacido suele despertarse aproximadamente cada tres horas, y necesita ser alimentado, cambiado, y confortado. 

Aunque algunas madres con más experiencia,  pueden sufrir menos de los primeros meses, para las madres primerizas puede ser una etapa complicada.

Teniendo en cuenta estas dificultades, a continuación te daremos algunos consejos ideales para madres que tienen poco tiempo y desean seguir corriendo y/o manteniéndose en forma.

DUERME

Las primeras semanas posteriores al parto, pueden ser difíciles y no desesperar será clave.

Tu cuerpo necesitará recuperarse del parto (haya sido natural o por cesárea), y en las primeras semanas deberías preocuparte por tu alimentación, la del bebé y cuidar de tí misma.

En este proceso, dormir es vital y la recomendación suele ser aprovechar el tiempo mientras el bebé lo hace.  Puede ser sólo unos pocos minutos de descanso varias veces al día, pero estos minutos pueden sumar.

Introducir períodos cortos de actividad física cuando tu cuerpo esté más recuperado será la alternativa recomendable.

CINTA/BICICLETA

Si tienes la fortuna de poder tener en tu casa con una cinta o bicicleta fija, esta puede ser una verdadera solución para una madre corredora.

Claro que correr en cinta  es muy diferente a hacerlo al  aire libre y aunque muchos lo hacen  por elección, para algunas personas puede ser la única alternativa entre dejar de correr y continuar haciéndolo.

Aprovechar los momentos en que el bebé duerme o se encuentra relajado para poder correr en cinta desde la comodidad de tu hogar,  puede ser una salvación para una madre corredora.

data-ad-format="rectangle"

Aunque la cinta para correr puede ser un accesorio de alto costo, otra alternativa generalmente mas económica,  suele ser  la bicicleta.

Nuevamente, la bicicleta no presenta el mismo estímulo que el running, pero siempre es mucho mejor que no realizar actividad física.

NO NECESITAS SESIONES MARATÓNICAS

Muchas madres con recién nacidos, abandonan todo tipo de actividad física por que creen que necesitan de sesiones maratónicas para mantener la forma física.

Sin embargo, con algunos minutos al día, puedes hacer una gran diferencia en tu estado de ánimo y salud.  Quizás no sea posible correr por la falta de tiempo, pero ello no significa que debas caer en la inactividad.

Existen rutinas de entrenamiento que puedes realizar en tu casa, requieren de muy pocos minutos y pueden ser realizadas mientras tu bebé duerme.

YOGA

Más allá del tiempo del que dispongas, para algunas madres, correr puede ser un tanto molesto en las primeras etapas posteriores al parto y para ellas, el yoga puede ser sumamente beneficioso.

El yoga es una disciplina física y mental que se originó en la India, que puede presentar muchos beneficios.

El yoga  puede ayudarte a reducir y eliminar estrés, combatir la ansiedad y a perder peso.

Aunque siempre es bueno contar con el asesoramiento y control de un profesional, en la actualidad hay buenas sesiones de yoga que puedes encontrar en Youtube y hacer mientras tú bebe duerme.

Aquí tienes un ejemplo:

ATENCIÓN:

INICIA CUALQUIER FORMA DE ENTRENAMIENTO, UNA VEZ QUE TU MÉDICO LO AUTORICE. ESCUCHA A TU CUERPO, CUÍDALO Y CUIDA A TU BEBÉ

flickr photo by Nanagyei http://flickr.com/photos/nanagyei/7839992758 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...