ouch
Loading...

Nota: Este es un artículo elaborado por Victor García, corredor olímpico, Entrenador Nacional y Licenciado en Ciencias del Deporte.

Cuando uno observa el boom popular que experimenta el running en cada ciudad y país y analizamos la cantidad de corredores populares que todos los días se calzan sus zapatillas buscando sus objetivos; luchando y peleando por ellos; la satisfacción es infinita.

Aunque mucha gente entrena muy bien asesorada, realizando sus rutinas, entrenamientos y ejercicios de forma ordenada y planificada; hay una gran cantidad de runners que no entrenan cómo deberían y cometen errores que le impiden progresar y que los expone al riesgo de lesionarse.

Por ello, a continuación te contamos los errores más comunes en el entrenamiento de los corredores populares:

– Mal asesoramiento:

Elegir incorrectamente el entrenador es una trampa mortal, ya que un ejercicio o entrenamiento mal hecho puede  ser el causante de una lesión e incluso te puede retirar del running.

Asimismo, la inadecuada planificación de los entrenamientos y las cargas, te impedirán progresar cómo corredor y aprovechar tus virtudes y fortalecer tus debilidades.

Otro problema que puede plantearse, es aquellos corredores amateurs que no cuentan con un entrenador  y son autodidactas,  y que hacen lo que les parece o que van tomando determinados consejos que le dicen o leen.

El problema es que un buen entrenamiento o un buen consejo, puede ser perjudicial si quien lo toma, lo utiliza de la manera inadecuada o en exceso.

Por ello, si eres un corredor autodidacta es  bueno que conozcas las dificultades de no tener un entrenador y minimices los riesgos, preparándote y capacitándote para ser tu “propio entrenador”.

Siempre recuerda, cuida tu cuerpo, sólo tienes uno.

– Rodar rápido:

Sin dudas, correr demasiado rápido en los entrenamientos, es uno de los errores más comunes de todo corredor popular.

En muchas ocasiones se sale a correr a la máxima velocidad, cómo si de una carrera se tratase; pero para eso existen las competiciones (para ir a tope y rendir al máximo). El entrenamiento es una adaptación, no una competición.

data-ad-format="rectangle"

Muchos corredores amateurs, creen que correr mas rápido y/o mas lejos siempre es mejor; pero no es así.

El error de correr demasiado rápido, no sólo se presenta durante los entrenamientos, sino también en una de las fases fundamentales, cómo  es el calentamiento.

Realizar un calentamiento demasiado rápido, nos agota y afecta directamente nuestro rendimiento durante el entrenamiento en sí, nos quedamos muertos y hacemos mal la parte del entreno que es realmente importante.

– De mayor a menor:

Muchos runners cometen el error de empezar las primeras series o primeros kilómetros corriendo más rápido que los últimos.

Sin embargo, debería ser al contrario, ir en progresión e intentar acabar más fuerte de lo que empezamos.

Lamentablemente este error luego se traslada a las carreras y por ello es normal ver corredores que empiezan muy rápido las carreras y las terminan trotando o caminando.

– No descalentar

Al igual que el calentamiento es importante para el rendimiento de un corredor, descalentar convenientemente una vez hemos acabado un entrenamiento específico, es bueno para la mayoría de los corredores.

Siempre intenta trotar 5 o 10 minutos (al menos) a ritmo muy suave, para que nuestro cuerpo pueda volver a la calma.

– No realizar entrenamiento complementario:

Somos corredores y nos encanta correr, pero realizar entrenamientos complementarios es clave para lograr una mejora del rendimiento y minimizar los riesgos de lesionarnos.

Abdominales, posturales, trabajo de fuerza, propiocepción… son aspectos básicos para un runner; no lo olvides.

Víctor García:  Atleta de élite (medallista Europeo 2012 y olímpico Londres 2012) – Licenciado en Ciencias del Deporte y Entrenador Nacional de Atletismo

Loading...