correr rápido
Loading...

Correr lento suele ser visto por muchos corredores como algo malo, se enojan cuando alguien los pasa en un entrenamiento y aceleran para evitarlo.

Por el contrario, la velocidad, es la gran habilidad con la que la mayoría de los corredores sueña, quieren ser rápidos.

Sin embargo, un buen corredor debe tener lugar para los ritmos lentos y los ritmos rápidos dentro de su plan de entrenamiento.

Correr lento en los entrenamientos presenta beneficios sumamente interesantes para un corredor: reduce el riesgo de lesiones y sobreentrenamiento, colaborará con tu recuperación, te ayudará a aumentar tu kilometraje y mejorar tu resistencia, y generar mejoras en tu sistema aeróbico.

Aunque todos los corredores pueden beneficiarse de los entrenamientos lentos,  para los corredores principiantes es vital aprender a hacerlo correctamente.

Sin embargo, principiantes y avanzados, suelen cometer un error muy grande: creen que corren lento, pero de hecho corren mas rápido de lo que deberían.

Vale aclarar que, cada corredor tendrá su “ritmo lento”, es decir que lo que puede ser lento para algunos, es sumamente rápido para otros.

A la hora de hablar con corredores que tienen verdaderas dificultades para correr lento, solemos escuchar frases como “no me doy cuenta”.

El cuerpo humano es muy eficiente en dar signos o indicaciones  de que necesitas reducir la velocidad, el problema suele ser la negación a escucharlas y/o la existencia de elementos que te impiden hacerlo.

Por ello, a continuación compartiremos unos buenos trucos que te ayudarán a correr lento y beneficiarte al máximo:

1.- CORRE SIN MÚSICA

Con los avances de la tecnología, cada vez es mas fácil llevar música a tus entrenamientos y carreras.

De los incómodos “walkman” y “discman”, pasamos a los reproductores de mp3, y luego llegó el boom de los móviles inteligentes (que además incluyen GPS). Como consecuencia de ello, son muchos los corredores que entrenan escuchando música.

Aunque escuchar música mientras corres,  puede hacer mas agradable un entrenamiento duro, superar los momentos de cansancio y dolor, generar una sensación de compañía , también contribuye a perder el control del ritmo al que corres y tiende a hacerte correr mas rápido.

data-ad-format="rectangle"

Correr escuchando música aumenta las distracciones y afecta la percepción de la velocidad a la que corres.

Por ello, te recomendamos que te acostumbres a realizar algunos entrenamientos sin música y de esta manera te puedas concentrar en tu respiración, sensaciones y técnica de carrera.

2.- CORRE “DESNUDO”

Además de dejar tu reproductor musical en tu casa, te recomendamos que dejes tu móvil y/o reloj con GPS. Calza tus zapatillas, vístete y sal a correr.

De esta manera, eliminarás la tentación de ver el reloj, ver que estás corriendo lento e intentar acelerar.

i quieres utilizar estos dispositivos para registrar tu entrenamientos, será vital que tengas la conducta suficiente como para no mirar tu reloj y/o deshabilitar las notificaciones de voz de tu móvil.

En estos entrenamientos, es muy importante que te concentres en disfrutar al máximo de los kilómetros que corras.

El objetivo será correr lento, y para asegurarte de que lo estás haciendo busca un ritmo que te permita conversar sin problemas y en el que puedas cantar una canción (una cosa más difícil).  

Si no puedes hacer esto sin sentirte agitado, es que estás corriendo mas rápido de lo que deberías. 

flickr photo by Peter Mooney http://flickr.com/photos/peterm7/14321806598 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...