Loading...

Una de las excusas mas escuchadas para no hacer deporte  es la falta de tiempo, y si bien en algunos casos es un problema real en muchos otros es realmente injustificado.

Para ayudar a aquellos corredores con poco tiempo para encarar diariamente sus entrenamientos, actividades laborales y vida social, en esta nota les daremos dos formas de utilizar mejor nuestros momentos libres y poder salir a correr.

1.- Merienda en el trabajo

Si tu plan es entrenar por la tarde luego de trabajar, una buena alternativa para no tener que detenerte en tu casa a comer y beber algo (y así perder tiempo), es preparar una merienda para comer antes de terminar tus labores. De esta manera, al llegar a tu casa, solo quedará ponerte tu ropa para entrenar y salir a correr.

Una buena alternativa son estas tortitas de avena y banana, con excelentes aportes de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales excelentes para antes de un duro entrenamiento.

2.- Salir corriendo desde tu casa

Si no dispones de tiempo, una buena manera es eliminando los minutos que tardas en llegar a donde sueles entrenar, empezando a correr desde que abandonas tu casa, utilizando este tiempo como calentamiento.

Calcula tu entrenamiento de forma tal, que el enfriamiento lo realices  volviendo a tu casa corriendo y así continuarás ahorrando minutos. Muchos son los corredores de ciudad que, luego de entrenar vuelven caminando a sus casas cansados y lentamente, no pierdas momentos innecesarios .Claro, no olvides realizar tus estiramientos al llegar.

Si comienzas a aplicar estos dos consejos, verás que reducirás en forma significativa el tiempo que te toma correr y eliminarás una de las razones por la que muchas personas no  lo hacen.

Imagen |  ToniVC
Loading...